Prohibido alquilar - La industria hotelera contra el alquiler vacacional



Reportaje realizado por el portal www.idealista.com en el que se analiza la situación y el actual marco jurídico del alquiler vacacional en España, que desde que en junio de 2013 el gobierno cambiara la regulación del alquiler vacacional, algunas comunidades autónomas, como Baleares, han restringido hasta prácticamente prohibir esta forma de alquiler, al dictado del sector hotelero.

Internet esta cambiándolo todo, creando nuevas costumbre y nuevas formas de consumo, y el sector turístico no escapa a este fenómeno. La guerra abierta por la industria hotelera contra el alquiler vacacional es real y continuada, otro caso de viejo modelo de negocio en una lucha absurda contra la nueva competencia que le han surgido en la era de Internet.

Alquilar apartamentos o pisos por días o por semanas se lleva haciendo en España toda la vida, es un derecho de propiedad que está recogido en la constitución española (art. 33). Con la actual crisis económica y el continuo descenso del poder adquisitivo de los ciudadanos, unido a las nuevas plataformas de alquiler de viviendas que han surgido en Internet en los últimos años, cada vez son más las personas que recurren al alquiler de casa y apartamentos para pasar sus vacaciones. Alquiler que la industria hotelera intenta frenar a toda costa para quitarse competencia. Los dueños de los hoteles han presionado para la modificación de la ley de arrendamientos urbanos (más conocida como la ley LAU), que ha supuesto que la regulación sobre el alquiler vacacional haya pasado a ser competencia de los gobiernos regionales y dificultar que los particulares puedan ofrecer sus propiedades como alojamientos turísticos. “con la nueva normativa ha entrado en juego la presión hotelera para que estas regulaciones no sean de sencillo cumplimiento y que sólo puedan cumplirlas los hoteles”, denuncia Pablo Zubicaray, presidente de Fevitur, federación de asociaciones de viviendas y apartamentos turísticos. En Andalucía, una región que ni siquiera cuenta con una normativa aprobada, se ha comenzado a multar a propietarios que alquilan viviendas con fines turísticos, como al sevillano José Carlos Cañete al que se ha multado con 2.001 euros sin una base legal que sustente la sanción. En baleares directamente esta prohibido el alquiler vacacional de pisos, apartamentos y adosados, sólo se permite el alquiler de chalets. Madrid obliga que las viviendas vacacionales tengan una estancia mínima de cinco noches, cuando lo normal suele ser entre dos y tres noches. Estas restringidas regulaciones responden a los deseos de los hoteles para acabar con formas alternativas de competencia, tal y como recuerda Juan Ramón Rallo, director del instituto Juan de Mariana. “lo que quieren los hoteles es tener más poder de mercado y cobrar más o dar peores servicios al ciudadano".

El reportaje 'Prohibido alquilar' entrevista y recoge esta y otras interesantes declaraciones de representantes del sector público, propietarios de inmuebles y empresarios, como Pablo Zubicaray, presidente de la Federación Española de Asociaciones de Viviendas y Apartamentos Turísticos y fundador de Friendly Rentals, Isabel Oliver, diputada del PSOE en las Islas Baleares, Adolfo Mesquita, Secretario de Estado de Turismo de Portugal o Vicent Rosso, country Manager en España y Portugal de BlaBlaCar.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada