Cenicienta - La nueva película de Disney dirigida por Kenneth Branagh - Trailer sub



'Cinderella' es la nueva película con actores reales realizada por los estudios Walt Disney del clásico cuento de hadas 'La Cenicienta' de Charles Perrault. Dirigida por el britanico Kenneth Branagh y protagonizada por Lily James (Downton Abbey), Cate Blanchett, Helena Bonham Carter y Richard Madden (Juego de Tronos), la película esta basada en el cuento clásico de Perrault y en la película de dibujos animados de Walt Disney de 1950, que hoy, 65 años después, se ha convertido en uno de los títulos más entrañables del estudio. La película está incluida en la lista del American Film Institute que recoge las “10 Mejores Películas Animadas de todos los Tiempos” y forma parte indeleble de la cultura popular de los Estados Unidos.

'Cenicienta' nos cuenta la historia de la joven Ella (Lily James), cuyo padre comerciante se vuelve a casar después de la muerte de su madre. Deseosa de apoyar a su cariñoso padre, Ella da la bienvenida a la casa familiar a su nueva madrastra, Lady Tremaine (Cate Blanchett) y sus hijas Anastasia (Holliday Grainger) y Drisella (Sophie McShera). Cuando el padre de Ella muere inesperadamente,  la joven huerfana se encuentra a merced de una nueva familia celosa y cruel. Relegada a ser nada más que una sirvienta cubierta de cenizas, a la que su nueva familia renombra como Cenicienta. Ella fácilmente podría comenzar a perder toda esperanza, sin embargo, a pesar de la crueldad infligida hacia ella, está decidida a cumplir las últimas palabras de su madre y "tener valor y ser amable." Ella no va a ceder a la desesperación, ni despreciar a los que la maltratan. Cuando en el bosque Ella conoce a un apuesto desconocido (Richard Madden) que dice ser un aprendiz en el Palacio, finalmente siente que ha conocido a su alma gemela. Al parecer sus fortunas pueden estar a punto de cambiar cuando el Palacio envía una invitación abierta a todas doncellas para asistir a una fiesta, aumentando las esperanzas de Ella de volver a ver al encantador desconocido, que en realidad es el príncipe. Por desgracia, su madrastra le prohíbe asistir y cruelmente destroza su vestido. Pero como en todos los buenos cuentos de hadas, la ayuda está por venir y una amable mendiga (Helena Bonham-Carter) armada con una calabaza y unos ratones cambiara la vida de Cenicienta para siempre.


Cenicienta (Cendrillon) - Georges Méliès - 1899

La versión de Cenicienta como la conocemos hoy fue creada por el escritor francés Charles Perrault y fue publicada por primera vez en 1697, pero sus orígenes se remontan al siglo I a.C. al cuento egipcio 'Rhodopis' recopilado por el geógrafo e historiador griego Estrabón, que está considerada la primera versión conocida de la historia. En 1697, el francés Charles Perrault publicó su interpretación de la historia con el título de "Cendrillon ou La Petite Pantoufle de verre" (Cenicienta o la pequeña zapatilla de cristal). Perrault introdujo al hada madrina, la carroza de calabaza y la zapatilla de cristal. Los Hermanos Grimm retomaron la historia, “Aschenputtel”, que se publicó en Alemania en 1812. En la versión de los Grimm había un árbol de los deseos que crece en la tumba de su madre en lugar de un hada madrina y el tono era mucho más oscuro. Por el contrario, la adaptación de Perrault es la más parecida a la de Disney. La primera versión cinematográfica del celebre cuento de hadas fue el cortometraje francés 'Cendrillon', de seis minutos de duración, dirigido por George Méliès en 1899. Méliès modela el estilo visual de la película en los grabados de Gustave Doré, que había ilustrado la historia de una edición de los cuentos de hadas de Perrault. La primera adaptación de Hollywood fue la película muda de 1914 de la Paramount Pictures dirigida por James Kirkwood y protagonizada por Mary Pickford en el papel principal. Desde entonces el cuento ha sido base de inspiración de innumerables óperas, ballet, obras de teatro y películas. Destacar los dos cortometrajes de animación (1922 y 1954) realizados por la cineasta alemana Lotte Reiniger, famosa por sus películas de animación con siluetas.


Cenicienta - Cortometraje de Lotte Reiniger (1922)

En mayo de 2010, tras el éxito de taquilla de 'Alicia en el país de las maravillas' de Tim Burton, que fue la segunda película más taquillera de 2010 y recaudó más de mil millones dólares en todo el mundo, Walt Disney Pictures comenzó a desarrollar una nueva adaptación de 'Cenicienta', basada en un guión de Aline Brosh McKenna y producida por Simon Kinberg. En 2012 Chris Weitz sería contratado para revisar el guión de McKenna que finalmente dirigiría Kenneth Branagh tras abandonar el realizador Mark Romanek por diferencias creativas, estaba desarrollando una versión más oscura de lo que Disney deseaba.

Kenneth Branagh es uno de los realizadores con más talento y más respetados del panorama actual, capaz de adaptar obras de Shakespeare o Tom Clancy y llevar a la pantalla a un superhéroe de un cómic de Marvel. Además de su innegable talento como director, es un galardonado actor, guionista y productor, y en 2011, su papel de Sir Laurence Olivier in 'Mi semana con Marilyn', le valió a Branagh su quinta nominación a los Premios de la Academia. De esta forma se convirtió en uno de los primeros actores en recibir cinco nominaciones en cinco categorías diferentes (Actor, Actor de Reparto, Director, Guión y Cortometraje). La productora Allison Shearmur señala: “Kenneth Branagh es uno de los mejores actores del mundo así como uno de los mejores directores, así que sabíamos desde el principio que aportaría complejidad a las relaciones, a los personajes y a los temas de la historia. Pero la visión épica que aportó a ‘Thor’ fue tan increíble y tan original, que encontrar todos esos elementos en un director era un verdadero milagro”.

Al principio, Branagh se sintió atraído por el material debido a la potencia de la historia, así como a la fuerza y la resistencia de la protagonista.   “En el caso de ‘Cenicienta’, asumes que la gran mayoría de tu público ya conoce la historia, con independencia de su edad”, observa Branagh. “Así que lo que aportas como director, la forma en la que recreas los momentos emblemáticos de la historia, supuso un desafío maravilloso para mí”. Continúa diciendo: “Al dirigir la 'Cenicienta' de Disney en el siglo XXI tienes entre manos un mito que ha perdurado a través de los años porque conecta con los seres humanos a un nivel muy profundo”.

Cuando Branagh y Shearmur se sentaron a hablar del proyecto, el director dijo que le interesaba hacer una película con personajes más complejos y elaborados en el plano psicológico. Además, quería hacer una película en la que la amabilidad fuera un superpoder. Shearmur lo explica así: “Estaba convencido que la amabilidad es una cualidad que define a Cenicienta, pero la idea de que su fuerza y su capacidad para cambiar a la gente y para superar las dificultades y hacer que el bien triunfe sobre el mal gracias a la amabilidad, era tremendamente atractiva”. “Este nivel de fuerza interior y de claridad es lo que le permite enfrentarse a tantas dificultades y lo hace a pesar del frío, del hambre y de la falta de compañía humana y de conversación. Y lo hace porque tiene unos valores muy fuertes. La vida le pone constantemente a prueba y a veces, cuando pierde la fe, se agarra a sus creencias y no sólo logra transformar su propia vida, sino también la vida de los que la rodean”.

La tarea de escribir un guión que estuviera a la altura de la esencia de la película animada y que al tiempo consiguiera que los personajes fueran más atractivos, recayó en las excelentes manos del guionista Chris Weitz. Al igual que Branagh, Weitz también es un actor consumado ('Chuck & Buck'), productor ('A Single Man') y director ('Una vida mejor', 'La brújula dorada'), y le interesó la posibilidad de ampliar la historia para que el público tuviera más información sobre los antecedentes y las motivaciones de cada personaje. Los realizadores querían ofrecer algo parecido al entretenimiento familiar clásico que ha hecho famoso a Disney, pero dejando ver que las familias actuales son diferentes de lo que eran en la época dorada del estudio.  Shearmur lo explica: “Se conoce algo más sobre la trayectoria y el mundo interior de cada personaje, y no sólo el aspecto visual. Pero también era importante que el guión fuera fiel a la película animada original”.


La Cenicienta - Trailer de la película de Disney (1950)


No estamos haciendo una versión revisionista de ‘Cenicienta”, dice Weitz. “Hace lo que el personaje hacía en el cuento de hadas, pero para adaptarla al público actual pensamos en la misma heroína cuya máxima virtud consiste en no perder su buen carácter a pesar de todo lo que sufre y que eso es lo que le hace superarlo todo”. “Es una historia en la que la bondad es un superpoder, algo sobre lo que Ken y Yo hablamos desde el principio y que nos pareció muy interesante”, dice Cate Blanchett. El guión se escribió con escenas en las que se ve a Ella de niña con sus padres, centrándose en la vida tan especial que compartió con ellos en un entorno maravilloso antes de que madre muriera. Es en esas escenas donde vemos cómo Ella logra comprender el concepto de ser valiente y generosa, ya que se los transmitieron sus padres. Y ella se aferra a esos valores durante toda la película. “Es el legado de su madre”, explica el productor David Barron. “Son palabras muy sencillas, pero para Ella lo significan todo, ya que le dan fuerza y determinación para enfrentarse a lo que le espera, sin saber las pruebas que la vida le tiene preparadas”. “En la 'Cenicienta' animada, no vemos a la madre. Desaparece después de las dos primeras frases de la voz en off”, dice Weitz. “Me pareció importante que el público la viese, y experimentara no sólo la pérdida de ella sino también lo que aprendió de ella. También queríamos conservar una imagen que recordase ese legado intangible”.

Otro concepto nuevo que aborda el guión es la idea de escoger con quién queremos pasar el resto de nuestra vida. Y en el clásico original los personajes no tenían la oportunidad de hacerlo.  De esta forma, a Weitz se le ocurrió la idea de que Ella y el Príncipe se encontraran al principio de la historia. De esta forma, saben qué tipo de vida quieren compartir. Branagh lo explica: "Hemos hecho que nuestro Príncipe haya estado en la guerra. Sabe de primera mano el precio que tiene la guerra. No es tan inocente como los príncipes de las antiguas películas. Le dotamos de opiniones filosóficas y políticos sobre cómo debe gobernarse un país. Está rodeado de personas que le dice que sólo se puede gobernar haciendo la guerra”. Además, a los realizadores les pareció importante que Cenicienta tuviera un alma gemela... alguien maduro con quien hablar e identificarse en el plano emocional y espiritual. Los personajes masculinos de los cuentos de hadas suelen estar al servicio de las mujeres, pero nuestro Príncipe, además de ser guapo e inteligente, es profundo y apasionado. “El Príncipe encuentra en Cenicienta a su alma gemela que cree que lo importante no es ir a la guerra con tus compatriotas sino tener valor, ser valiente y generoso y, cuando sea posible, poner la otra mejilla. Queríamos que fuera un hombre reflexivo y sensible, además de divertido. Le hemos convertido en un realista pragmático en un mundo sumido en las turbulencias políticas. Tiene que probarse a sí mismo que está a la altura moral de Cenicienta, que comparte la misma profundidad de sentimientos y valores”.

Otra novedad de la película es la información que contiene la historia y que nos da claves sobre las razones del comportamiento de la Madrastra. No es mala porque sí, no es cruel por casualidad... hay razones mucho más profundas. Shearmur explica: “En la película, el público verá que la Madrastra también sabe lo que es la pérdida, el dolor y tener el corazón roto. Pero reacciona con ira y está dispuesta a todo para que ni a ella ni a sus hijas les falte nada en la vida”. Y añade: "Nuestra historia se desarrolla en una época distinta y en una sociedad diferente, cuando las mujeres no podían salir a buscar trabajo y se ocupaban de la familia. Sólo podían encontrar cierta seguridad casándose, y eso es lo que hace que personaje sea tan complejo: el hecho de que sus motivos son legítimos”. La Madrastra está orgullosa de tener una imagen y un hogar respetables, unas hijas bien educadas y da mucha importancia al qué dirán. Pero se siente terriblemente desgraciada cuando comprende que su nuevo marido no olvidará nunca a la madre de Ella, la verdadera mujer de su vida. Y su dolor es aún mayor cuando su segunda oportunidad de ser amada se desvanece. Además, comprende la enorme diferencia que hay entre Cenicienta y sus hijas y eso la enfurece aún más. Weitz añade: "Desde el principio, le dimos mucha importancia que la Madrastra tuviera su propia historia. Pero su vida no sólo ha sido sufrimiento, también es una mujer bastante atractiva”. La Madrastra también intriga con el Gran Duque, el aliado astuto y pragmático de la familia real, que es otro componente del guión que surge del clásico original. El Gran Duque cree que el matrimonio es sólo un acuerdo comercial y que el Príncipe debería casarse con alguien que tuviera un valor político para la familia real. Cree que su deber consiste en impedir que el Príncipe encuentre y se case con Cenicienta y se alía con la Madrastra para que esto no ocurra.

pelicula


Cate Blanchett fue la primera actriz en firmar para la película como la madrastra de cenicienta. Antes de que la actriz Lily James se hiciera con el personaje principal, otras jóvenes actrices como Emma Watson, Gabriella Wilde, Saoirse Ronan, Alicia Vikander, Bella Heathcote o Margot Robbie fueron consideradas para el personaje de Cenicienta. Para el personaje del Hada Madrina los realizadores querían una actriz que pudiera aportar ligereza al papel, pero que también fuera maternal y divertida, y convencer al público de que era mágica de verdad. Sabían que Helena Bonham Carter le daría un sesgo muy original al personaje y no sería demasiado perfecta ni demasiado dulce.

La película se rodó durante 2013 en los estudios Pinewood en Buckinghamshire, Inglaterra y en escenarios naturales por toda Inglaterra como el Palacio de Blenheim, el Castillo de Windsor, el Old Royal Naval College o Black Park. Al ser un cuento de hadas intemporal que se desarrolla en un lugar inventado, los realizadores decidieron enseguida que la historia no exigía ser fiel a una época concreta de la Historia, lo que dio al equipo de producción libertad para diseñar algo totalmente original y dejar volar su imaginación, recreando una visión única de un lugar y tiempo mágicos. El famoso diseñador de producción Dante Ferretti, que ha trabajado con realizadores tan prestigiosos como Federico Fellini, Martin Scorsese, Franco Zeffirelli y Francis Ford Coppola, realizó una investigación exhaustiva para preparar y dibujar sus ideas inspiradas en la arquitectura del norte de Europa en los siglos XVI, XVII y XVIII. Ferretti dice: “Ken quería que la película tuviera un aspecto del siglo XIX, lo que nos dio la oportunidad de incorporar estilos arquitectónicos en nuestros diseños. Los personajes viven en lugares que se construyeron siglos antes del entorno en el que se desarrolla la película, y me interesó especialmente el aspecto mágico y opulento del Barroco. Decidí crear un mundo basado en un realismo histórico peor mezclado con fantasía, ya que quería que el ambiente fuera a la vez creíble y fantástico”. Los platós que diseñó y creó Ferretti incluyeron el exterior del palacio del Rey, una estructura enorme compuesta de una escalera gigantesca, jardines espléndidos y fuentes barrocas, el hogar donde Ella vivió de niña, y, lo que es más significativo, el grandioso salón de baile, al que Ella hace una entrada inolvidable y donde baila con el Príncipe. Según Simon Kinberg, muchas películas hubieran creado el salón de baile con efectos generados por ordenador, pero ésta no. “Para Dante y para Ken era muy importante que este espacio, el espacio más emblemático de la historia de Cenicienta, y una de las escenas más icónicas de todos los tiempos, resultara real”, dice.“Mi idea era evocar un estilo de la Vieja Europa porque sabía que encajaría muy bien con la magia de la historia y sus maravillosos personajes”, dice Ferretti. “El realismo era mi obsesión y siempre prefiero crear platós que puedo tocar, y creo que los actores también lo prefieren a las pantallas verdes... les ayuda a meterse en la piel de los personajes”.

 

Los trajes también eran muy importantes para los realizadores y nadie mejor que la prestigiosa diseñadora Sandy Powell para cumplir ese encargo. Sus impresionantes créditos van de películas independientes como 'Juego de lágrimas', 'Lejos del cielo' y 'Orlando', a trabajos premiados con un Oscar como 'La joven Victoria', 'Shakespeare in Love' y 'El aviador'. Powell había pasado muchos años diseñando trajes para hombres en películas de hombres, así que le encantó la idea de hacer una película con tantos personajes femeninos. Powell, que empezó a trabajar en conceptos para los looks de los personajes casi dos años antes del inicio del rodaje, pensó que sería interesante que los trajes no se atuvieran estrictamente al estilo del siglo XIX, sino más bien una versión de los años 1940 de la época. Abordó la película como uno podría abordar un libro de cuentos o un libro ilustrado para niños: muy alegre y colorido con referencias evidentes a quién es bueno y quién es malo. Powell vio la película animada antes de empezar sus propios diseños pero sólo por curiosidad y no exactamente como fuente de inspiración. Sin embargo, una vez que empezó a diseñar se dio cuenta que había similitudes muy claras, lo que significa que la película le había influenciado de forma subconsciente, sin darse cuenta. “Las imágenes de la animación son tan simbólicas que están arraigadas en nuestra memoria”, dice Powell. Para la ropa diaria de Ella, Powell no quiso vestirla con los harapos y el vestido de retales que todo el mundo recuerda de la película animada. Por el contrario, lleva un vestido que Ella hubiera llevado en los tiempos felices antes de la muerte de su Padre. Está hecho de gasa de algodón verde agua con un estampado floral de los años 1920 con grandes flores rosa pálido que están casi escondidas en la tela. En vez de estar reducido a harapos como en la película original, sólo está usado y deteriorado por el paso del tiempo. El vestido con el que Cenicienta hace su espectacular entrada al baile del palacio exigió a Powell y su equipo meses y meses de preparación ya que hicieron varios prototipos y pruebas para ver cómo se movía durante el baile. “Cenicienta no sólo tenía que bailar también debía salir corriendo del baile bajando por una escalera gigantesca”, explica Powell. “El vestido está muy bien pensado y aunque es voluminoso, también está muy bien equilibrado”.


Los emblemáticos zapatos de cristal que Cenicienta lleva en el baile, y de los que pierde uno, son uno de los elementos más entrañables del cuento original de Charles Perrault. Para Sandy Powell, el proceso de diseño fue apasionante pero no exento de dificultades. “Estudié un montón de posibilidades sobre la forma de hacer un zapato de cristal, y me di cuenta que lo más importante era que tenía que lanzar destellos así que teníamos que usar cristales”, dice la diseñadora. “Sabía la horma de zapato que quería. De hecho se basaba en un zapato original de los años 1890 que encontré en un museo del calzado de Northampton. El zapato era diminuto con un tacón de 12 centímetros y era muy elegante”. Powell se dio cuenta enseguida que podía hacer un zapato de cristal con la ayuda de Swarovski, la compañía de cristales austriaca, y cuando se pusieron en contacto, se mostraron encantados en colaborar. Así fue como empezó una colaboración entre los diseños de Powell y la elaboración de Swarovski. Después de meses de pruebas consiguieron un zapato extraordinario. Powell lo explica así: "Escaneamos el zapato e hicimos varias versiones en resina, pero fue complicado conseguir la forma del zapato y que tuviera el menor número de juntas. Surgieron un gran número problemas técnicos, y se vieron obligados a inventar una máquina para su elaboración. Pero en el resultado final da la impresión de que es una sola pieza de cristal y ese era nuestro objetivo. El día que nos enseñaron el zapato fue increíble... sentimos un gran alivio y también mucha alegría”. Era esencial que hubiera coherencia entre el vestuario y el diseño de los sets, así que Powell trabajó estrechamente con el diseñador de producción Dante Ferretti.

El estreno en España de la película tendrá lugar el 27 de marzo de 2015, en 500 pantallas de nuestro país: 475 en versión dobladas al castellano y 25 en versión original subtitulada. Todo apunta a que será uno de los taquillazos del próximo año 2015.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada