BIG TIME: LA GRAN VIDA DE PERICO VIDAL, FASCINANTE LECTURA DE VERANO



Música de Jazz, noches interminables, Ava Gardner bebiéndose la vida, Frank Sinatra enloquecido de amor, grandes equipos técnicos españoles en superproducciones americanas, Orson Welles, David Lean, Nicholas Ray, Lana Turner, Mankiewicz, Stanley Kramer y Perico Vidal, el ayudante de dirección más importante del cine español durante más de dos décadas y con una vida irrepetible. Marcos Ordóñez da voz al ‘amigo español de Hollywood’ en el libro ‘Big Time: la gran vida de Perico Vidal’, de lectura obligada para todos aquellos amantes del cine y para aquellos que les siga sorprendiendo ‘la etapa española’ del cine americano.

La historia de Ava Gardner en España siempre me ha fascinado, primero por lo excepcional de su historia, también como memoria cinematográfica y tal vez porque he oído de primera mano testimonios reales de una persona que conoció a la actriz en el Madrid colorista de finales de los cincuenta y principios de los sesenta; colores que ayudaron a crear cierto espejismo en la época en que la mayoría vivía en el gris de la dictadura franquista.


Efectivamente las fiestas en el piso de la Avenida del Doctor Arce, 11, en el barrio exclusivo de el Viso, eran legendarias; “ya podías estar meando en la taza del baño que si Ava necesitaba entrar a maquillarse lo hacía y además te daba conversación como si tal cosa”, “también coincidí en casa de Ava con la pequeña Marisol que amenizaba a los invitados con sus canciones.” Testimonios de una época que Marcos Ordóñez retrató a la perfección en el libro ‘Beberse la vida: Ava Gardner en España’ (Aguilar, 2004) y que es el inicio de la relación del autor con Perico Vidal. Investigando sobre la vida de la Gardner en España todo el mundo le aconsejó hablar con él. En 2003 le entrevistó por primera vez y le siguió viendo y grabando sus conversaciones hasta 2008. Intentó convertir aquello en un libro pero las editoriales se resistían al no ser un personaje conocido. En 2012 empieza a publicar algo de material en su blog Bulevares periféricos y gracias a ello la hija de Vidal, Alana, se pone en contacto con Ordóñez y su emotivo testimonio le ayuda a completar la historia de Perico Vidal que, por otro lado, era muy discreto contando cosas de su vida privada. El libro finalmente lo publica Libros el Asteroide en 2014.


Escrito en primera persona, desde el punto de vista del protagonista, Big Time cuenta la historia de un hombre que nació en París en 1926, vivió su juventud en Barcelona, se ganaba la vida programando conciertos de jazz y escribiendo de cine, y que en un Festival de Cannes conoció a Orson Welles, se cayeron bien y el director le propuso ser su asistente en Mr. Arkadin (1955); después de esta primera experiencia en el cine encadenó un rodaje tras otro durante más de dos décadas ejerciendo de asistente, ayudante de dirección, encargado de casting o ghost writer; fue el mejor amigo español de David Lean en ‘Doctor Zhivago’ (1965), y de Frank Sinatra, con el que compartió grandes borracheras, confidencias y amigos. Perico se convirtió en anfitrión de los grandes actores que llegaban a España, en compañero de juergas y confidente. Su casa se convirtió pronto en el ‘Hostal Vidal’, donde todo el mundo recalaba.


‘Orgullo y pasión’ (1957) de Stanley Kramer, ‘De repente…el último verano’ (1959) de Joseph L. Mankiewicz, ‘Lawrence de Arabia’ (1962) o ‘La hija de Ryan’ (1970) de David Lean. Sophia Loren, Cary Grant, Dean Martin, Shirley MacLaine, Marilyn Monroe o Elisabeth Taylor; películas y actores que formaron parte de sus vivencias, una vida ‘a lo grande’, como le dijo Perico a Ordóñez, ‘se trata de ir hasta el fondo de tu pasión. Entregarte’.

En 1966 se casa en las Vegas, “el año más feliz de mi vida”, y son padrinos Jane Fonda y Roger Vadim. Fruto de ese matrimonio nacería Alana que con los años, y después de algunos intentos fallidos, tendrá una relación llena de amor con su padre y conseguirá sacarle del infierno del alcoholismo. Perico murió en 2010 al lado de su hija.

Perico Vidal con Sophia Loren


Perico Vidal en el rodaje de 'La hija de Ryan' de David Lean

Es la historia de un hombre apasionado y vitalista pero también un homenaje a los enormes profesionales que había aquí. “La gente se ha quedado con la cosa de las fiestas que se pegaban pero ¡cuantas horas de trabajo acompañaba todo eso!. Años de rodaje cuando no había diferencia entre trabajar y vivir”.

Nostalgia por lo no vivido y deseo de que más pronto que tarde las relaciones entre España y los rodajes internacionales sean tan fructíferas como en aquellos años. Para eso necesitamos más incentivos y deducciones fiscales para los inversores. Desde luego tenemos grandes profesionales, clima y variedad paisajística excepcionales.

Gracias a Marcos Ordóñez por esta historia tan apasionante que recomiendo a todos como perfecta lectura de verano. También quiero felicitar a Libros del Asteroide por esos magníficos diez años.


Para los que os interese investigar un poco más sobre la vida de Ava Gardner en Madrid os recomiendo el fantástico documental de Isaki Lacuesta ‘La noche que no acaba’ (2010).


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada