FRINJE 15, ÚLTIMA SEMANA DEL FESTIVAL DE ARTES ESCÉNICAS DE MATADERO MADRID



Frinje, el Festival Madrileño de las Artes Escénicas, que se desarrolla en los diferentes espacios de Matadero Madrid, encara su última semana y nos sigue ofreciendo propuestas muy apetecibles de diferentes disciplinas y para todos los públicos.

Frinje 15 (Del 3 al 25 de julio) es la cuarta edición del Festival que comenzó llamándose Fringe y que por dos razones ha cambiado este año la ‘g’ por la ‘j’; por un lado la separación progresiva de la ‘franquicia’ madrileña del modelo original (Edinburgh Festival Fringe) y por otro como guiño a la reconocible pronunciación con que suele llamar al festival el público madrileño. Un público que ha convertido el festival en todo un éxito consolidando su programación como uno de los mejores escaparates de la escena off, experimental, arriesgada y vanguardista de nuestro país.


Según los responsables artísticos del festival Marion Betriú (exhibición) y José Manuel Mora (laboratorios) este año el diseño de la programación ha sido especialmente concienzudo, sometido a unos criterios más equilibrados. De las 60 compañías del año pasado se ha pasado a 30 (de más de 500 propuestas recibidas), de ese modo están mejor atendidas y el reparto de fondos es más ventajoso. También los espectadores tiene más facilidades a la hora de asimilar las propuestas y de elegir entre tanta oferta. Seis son las secciones en que han dividido los espectáculos: 'La actualidad a escena', 'Creación en grupo', 'Cuerpos en movimiento', 'Otros enfoques' y 'Experiencias singulares'. También ofrecen propuestas para niños y niñas, conciertos en la Terraza de Matadero, propuestas audiovisuales en la Terraza Cineteca, seminarios y laboratorios, lecturas dramatizadas y vermús literarios. Con todo ello Frinje escribe un manifiesto artístico que reivindica un diálogo activo entre creadores y espectadores, entre las realidades múltiples y las utopias (o distopias), entre la vanguardia y la tradición.


Lo primero que he podido ver del Frinje 15 es ‘La mujer del monstruo’ que pertenece a 'Otros enfoques', sección en la que los diferentes espectáculos nos invitan a examinar nuestro pasado inmediato, que ayudan a comprender el presente y pensar el futuro. En este caso la propuesta parte de un taller de dramaturgia impartido por el imprescindible Alberto Conejero en el que se profundizaba en la mente de cinco mujeres que vivieron cerca de otros tantos dictadores del siglo XX (Goebbels, Ceauceuscu, Franco, Mussolini y Stalin). El gran Salva Bolta , artífice de la propuesta global, se ocupó de montar los monólogos y la escena final en la que las cinco mujeres establecen una conversación. ¿Qué papel jugó el amor en su decisión de formar parte de la vida de estos tiranos?; las piezas están escritas en tres días y el montaje realizado en apenas dos semanas, unos tiempos muy por debajo de la realidad pero con un resultado de gran calidad reforzado por el trabajo de cinco actrices excepcionales. Me quedo con la intensidad y la poesía de ‘Al fondo’ de Paula Iwasaki, en el que la actriz Eva Rufo, espectacular por cierto, interpreta a Nadia Allilúyeva, mujer de Stalin, y con ‘La madre cósmica’ de Sergio Martínez Otero en el que Ana Wagener como Carmen Polo nos divierte y entretiene desde la tragedia y el oscurantismo del personaje. Un trabajo interesante y muy necesario que espero tenga más recorrido y el público que no lo ha visto pueda acercarse a lo más íntimo de estas mujeres.


Mi siguiente elección pertenece a la sección 'Cuerpos en movimiento', en la que se incluyen piezas que nacen a partir del cuerpo y su movimiento; movimiento como camino para alcanzar la libertad, como herramienta de reflexión espiritual o como punto de partida para volar. ‘Fuerza de gravedad’ es una propuesta dirigida por Damiana Poggi que parte de la biografía de unos ex bailarines del Ballet del Teatro Colón de Buenos Aires, que tienen entre 70 y 96 años y en la que se abordan temas que a mí me interesan mucho: el paso del tiempo, el envejecimiento del cuerpo, los límites, la resistencia o la danza. Es una pieza de teatro documental en la que el audiovisual está muy presente y que los protagonistas nos cuentan en primera persona parte de su biografía acariciados por la música en directo de la pianista Guillermina Etkin. Un trabajo precioso, emotivo y enriquecedor.


Antibiografía (siglo XX) de Pedro Lagarta Teatro, es la otra joya que he podido ver en el festival. Está dentro de la sección 'Experiencias singulares' que habla de los márgenes del teatro, de piezas a caballo entre varias disciplinas o de una manera diferente de vivir el hecho escénico. La dramaturgia y la dirección es de Pedro Martínez y a su lado defendiendo la propuesta a muerte se encuentran Javina Sánchez, Lorena Toré, Manuel Minaya, Cristian Bujor y Pablo Santos. Partiendo del personaje real de Javina Sánchez, pero sin contarnos su biografía, se nos presenta a Javina como una mujer transexual que a lo largo de su vida ha buscado en diferentes iconos cinematográficos del siglo XX referentes que simbolizan el femenino absoluto y los ha ido adaptando a su vida creando un discurso artístico. Javina Sánchez está fantástica, divertida y con enorme presencia escénica. Además el espectáculo habla de lo que consiguió el siglo XX en cuanto a derechos humanos y los retrocesos que estamos viviendo en la actualidad, fanatismos, armas o nuevas tecnologías; increíbles las llamadas en directo por skype, grandes los diálogos entre Manuel y Pedro hablando de identidad sexual, género u orientación, brutales los textos de Lorena Toré y de gran genialidad el trabajo de Cristian y Pablo, deportistas de lucha grecorromana, en la que existe una agresión constante pero en la que está prohibido golpearse. Para terminar comparto parte de la cita de Ignasi Terradas que aparece en el programa de mano “(…) La antibiografía no escribe la vida de una persona pero nos habla de ella. Nos habla de lo que se hace en contra de su vida, a su alrededor y sin contar con su vida”. ¡Atentos a la cartelera por si vuelve!

Todavía tenéis la oportunidad de pasar por el Frinje 15; la semana está cargada de propuestas que prometen. De momento no me voy a perder ‘Nosotros no nos mataremos con pistolas’, una propuesta de los valencianos Tabula rasa y Wichita co. Enhorabuena al festival por su programación y sus actividades paralelas. Un placer. Nos seguimos viendo por allí.

Eva Rufo en 'Al fondo' de Paula Iwasaki ('La mujer y el monstruo')


'Fuerza de gravedad' de Damiana Poggi

Actores de 'Antibiografía (Siglo XX). Foto de Abel Trujillo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada