'40 AÑOS DE PAZ' - EL SORPRENDENTE ÉXITO DE PABLO REMÓN EN EL TEATRO DEL BARRIO - ÚLTIMOS DÍAS



’40 años de paz’ se estrenó el 25 de noviembre en la Sala Negra de los Teatros del Canal, dentro del XXIII Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid, y al día siguiente ya se habían agotado las localidades para las cuatro funciones restantes. Sin olvidarme de ‘La clausura del amor’ de Pascal Rambert y de las fantásticas interpretaciones de sus actores, Bárbara Lennie e Israel Elejalde, podemos decir que ’40 años de paz’ de Pablo Remón fue uno de los grandes y sorprendentes descubrimientos del festival. Teatro del Barrio, la antigua Sala Triángulo situada en la calle Zurita, 20 en el barrio de Lavapiés, lleva programando desde el 5 de febrero esta necesaria producción creada y producida por La Abducción Producciones y coproducida por el Festival de Otoño a Primavera. La compañía se despide el 5 y 6 de marzo con todas las localidades vendidas. Ana Alonso, Fernanda Orazi, Francisco Reyes y Emilio Tomé son los cuatro actores que dan vida, brillantemente, a infinidad de personajes en diferentes espacios y tiempos. Una obra que según su director ‘está construida sobre el deseo y la diversión de contar historias. La necesidad de contarnos, de seguir ficcionando, para sacar a la luz lo que somos y lo que podríamos ser’.


Cuarenta años de la vida de nuestro país recorridos a través de una familia. Una madre y sus tres hijos. El padre, un General franquista, murió ahogado en la piscina de su casa solariega mientras celebraba el golpe de Tejero el 23F. Los tres hijos viven aún bajo la sombra del padre. El abogado que se siente heredero directo de su padre (Francisco Reyes), el miedoso y fracasado poeta homosexual (Emilio Tomé) y la hija actriz que no encuentra su lugar en el mundo (Ana Alonso). La madre (Fernanda Orazi) vive adormecida, a la sombra de su matrimonio con el general y soportando al hijo poeta que, pese a su edad, no se ha ido de casa, una casa venida a menos, con un jardín descuidado, una piscina vacía y mucho sopor, adormecimiento y desazón. Historias que se cuentan una detrás de otra por unos personajes que son los protagonistas de su propia historia pero también secundarios o narradores en otras. Han pasado cuarenta años desde la muerte de Franco y el padre vuelve, para realizar un encargo a su hijo mayor: arreglar España.


Lo que se respira cuando entras a la sala de Teatro del Barrio y te encuentras con la escenografía de ’40 años de paz’ es exactamente eso, dejadez, desazón, aturdimiento, e incluso insolación. El espacio escénico está tan bien cuidado que te posiciona rápidamente en ese contexto. Hojas, secas, objetos esparcidos, abandono, y unos personajes descansando, adormecidos en sus tumbonas y desubicados, muy en la línea del arranque de 'La ciénaga' de Lucrecia Martel. Coincido también con Liz Perales (www.elcultural.com) en que ’40 años de paz’ recuerda a ‘El desencanto’ (1976) de Jaime Chávarri, una película en la que la familia Panero, la viuda y los tres hijos del poeta, narran sus vivencias, recuerdan y aprovechan para cobrarse deudas pendientes, desde la hipocresía y la apariencia. En ‘El desencanto’ se ve y se siente la decadencia del régimen. En la función de Remón han pasado cuarenta años de la llegada de la Transición y de alguna manera nos obliga a preguntarnos si realmente hemos digerido el pasado. Remón cuenta en una entrevista para Madrid Es Teatro que pertenece a una generación, en torno a los cuarenta, que nació con la democracia. “Los años que llevamos de vida son, más o menos, los años que lleva la democracia con nosotros. Aún no nos hemos contado la historia de la Transición. ¿Somos conscientes del lugar de donde venimos? ¿El pasado sigue entre nosotros, enterrado? ¿Hemos contado la historia de este pasado? Necesitamos el pasado para entender el presente. El pasado cuenta el presente, nos cuenta”.



Pablo Remón viene del mundo del cine y junto a su hermano Daniel son responsables de los guiones de ‘Casual Day’ (2007), mejor película y mejor guión por el Círculo de Escritores Cinematográficos, y ‘Cinco metros cuadrados’ (2011), ambas dirigidas por Max Lemcke. En 2014 el corto ‘Todo un futuro juntos’ dirigido por Pablo, estuvo nominado al Goya y consiguió tres premios en el Festival ALCINE de Alcalá de Henares. En estos momentos tienen por estrenar ‘Terra’ dirigida por Christophe Farnarier. En teatro ’40 años de paz’ es el segundo montaje de La Abducción Producciones, después de ‘La abducción de Luis Guzmán’, una historia interpretada también por los magníficos Ana Alonso, Francisco Reyes y Emilio Tomé y ambientada en una pequeña ciudad de provincias, con conflictos familiares, relaciones sentimentales complicadas y fondo paranormal, que fue estrenada en el Frinje de Madrid, presentada en el Teatro Lara y ahora es rescatada por Teatro del Barrio (del 9 al 16 de marzo) para acercarla a todos los espectadores que se la perdieron en su momento. También esperamos que no tarden en producir la puesta en pie de ‘Muladar’, coescrita por los hermanos Remón y por la que recibieron el Premio Lope de Vega 2014.

Gracias al todo equipo de La Abducción por un trabajo tan inquietante y tan turbador y especialmente a Pablo Remón por acercar su talento cinematográfico al teatro. Nos vemos pronto por Teatro del Barrio.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada