NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS - Emma Roberts y Dave Franco protagonizan una película por y para nativos digitales



La aplicada estudiante de último año de instituto Vee Delmonico [Emma Roberts] está harta de quedarse siempre al margen y ver cómo la vida le pasa de largo. Cuando sus amigas la presionan para que participe en el popular juego online Nerve, Vee decide apuntarse para superar un solo reto en lo que parece un poco de diversión inocente. Pero, cuando se ve arrastrada por la emoción de una competición cargada de adrenalina, emparejada con un misterioso desconocido [Dave Franco], el juego empieza a dar un giro más siniestro, con pruebas cada vez más peligrosas, hasta llegar a un final de alto riesgo que decidirá todo su futuro.

NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS está dirigida por Henry Joost y Ariel Schulman (“Catfish”, “Paranormal Activity 3”) a partir de un guion de Jessica Sharzer (“American Horror Story”, “Turn the Beat Around”), basado en la novela de Jeanne Ryan. La película está protagonizada por Emma Roberts (“American Horror Story”, “Somos los Miller”), Dave Franco (“Malditos vecinos”, “Ahora me ves...”), Emily Meade (“The Leftovers”, “Las novias de mis amigos”), Miles Heizer (“Parenthood”, “Experimento en la prisión de Stanford”), Colson Baker (“Beyond the Lights”, “Punk’s Dead: SLC Punk 2”) y Juliette Lewis (“Wayward Pines”, “Agosto”).

¿Eres un seguidor o un jugador?
Esas son tus posibilidades en el juego de Nerve, en el que jugadores amantes de las emociones fuertes aceptan retos cada vez más arriesgados de seguidores anónimos para ganar valiosos premios. A medida que las travesuras de poca monta van dejando paso a actos cada vez más peligrosos, los fans observan la acción captada en vivo a través de teléfonos móviles. NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS, basada en la popular novela de Jeanne Ryan, es tanto un thriller apasionante como un agudo análisis del poder seductor de las redes sociales.

NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS - poster peliculaLa pareja de directores formada por Henry Joost y Ariel Schulman, más conocida por su trabajo en “Catfish” y la serie de “Paranormal Activity”, han creado una aventura urbana llena de acción que también ofrece perspicaces observaciones sobre la conducta online. “Nuestro primer filme, ‘Catfish’, inició un diálogo nacional sobre identidad e Internet”, comenta Joost. “Este ofrece una oportunidad similar para hablar de la forma en que todos nosotros, y los adolescentes en particular, nos comunicamos en la actualidad. Podemos hacer toda clase de cosas en Internet que tal vez no haríamos en la vida real”.

En NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS, cuando su mejor amiga reta a la estudiante de último curso de instituto de Staten Island Vee Delmonico (interpretada por Emma Roberts) a participar en el juego, se ponen en marcha una serie de acontecimientos que cambiarán su vida.

Tomamos a una chica tímida, la sentamos delante de Internet y de pronto se siente inspirada a ser alguien que ayer no tenía el valor de ser”, explica Schulman. “Alguien en el ciberespacio la reta a ser algo que tal vez no quiera ser. Vee desciende por la madriguera de conejo al lado oscuro de todo eso. Los espectadores online pueden resultar tremendamente seductores. De pronto, te encuentras publicando imágenes que jamás te atreverías a enseñarle a nadie y eso te acaba pasando factura”.

El juego funciona a través de una aplicación para móviles, que permite a los posibles jugadores apuntarse y empezar a correr riesgos al momento. Conseguir dejarlo ya es otra historia. “Los seguidores tienen acceso a tu información personal de Facebook, Instagram, Snapchat y todo lo demás que estés usando”, prosigue Joost. “Crean retos a medida según tus miedos y aspiraciones. Empieza como algo bastante sencillo y divertido, pero el juego intenta descubrir tus límites”.

El lado más siniestro de Internet parecía un tema perfecto para explorar, en opinión de la actriz Emma Roberts, que interpreta a Vee. “La gente pone hoy día toda su vida en Internet”, señala. “Esta película toma ese fenómeno y lo lleva un paso más allá”. Roberts dice que ahora se lo piensa dos veces a la hora de utilizar Instagram, Twitter, o incluso el correo electrónico. “Nada es verdaderamente privado. Creo que esta película explota esa sensación. Cualquiera puede acabar viendo cualquier cosa que publiques, tanto si quieres como si no”.

La actualidad del tema que trataba el guion también fue uno de los factores que atrajo a Dave Franco, que interpreta a Ian, el compañero jugador de Vee y posible interés romántico. “El guion trata un tema muy relevante ahora mismo”, comenta. “La gente no se comporta como sí misma cuando se oculta tras la pantalla de un ordenador. Están dispuestos a hacer y decir cosas que no serían aceptables cuando tratas con alguien cara a cara”.

Joost y Schulman descubrieron el proyecto gracias a la productora Allison Shearmur, que pensó que los conocimientos de los cineastas sobre tecnología y cultura actual los convertían en los directores ideales para NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS. “Se trata de cineastas jóvenes con mucho que decir sobre su generación”, explica. “Su estilo narrativo es actual, auténtico y singular. La tecnología de la película es de un futuro sumamente cercano, pero los temas y las situaciones son de máxima actualidad”.

Según Franco, los directores aportan un punto de vista único a sus películas. “Siempre te dan algo que no esperas”, opina. “Estoy entusiasmado con todos los aspectos de esta película: las imágenes, la historia y los personajes funcionan todos muy bien. No atraerá únicamente a los más jóvenes. Tiene un interés mucho más amplio y más profundo”.

NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS - Emma Roberts y Dave Franco

Cada partida de Nerve dura únicamente 24 horas; entonces se elige un ganador y pasa a los siguientes participantes. “La película le plantea a los espectadores la misma pregunta que se hace la propia Vee”, prosigue Schulman. “¿Eres un seguidor o un jugador? No solo en el juego de Nerve, sino en la vida misma. Vee ha jugado toda su vida sobre seguro, pero Nerve la lleva a correr riesgos, que pueden llegar a ser muy peligrosos. Si juegas, puedes hacerte daño, o puedes ganar, hacerte famoso y conseguir mucho dinero. Puedes seguir el camino seguro o arriesgarte. Todo depende de ti”.

La aventura de Vee empieza como una historia de Cenicienta vertiginosa, comenta Shearmur. “Conoce a un desconocido increíblemente apuesto y sexy. Va a los grandes almacenes Bergdorf Goodman y sale con un vestido que cuesta miles de dólares. Llega a Nueva York montada en una motocicleta trucada, y se convierte en parte de la ciudad de una forma que seguramente solo podría haber imaginado desde su apartamento de Staten Island. Únicamente empieza a adquirir un aire siniestro cuando tiene que empezar a preguntarse lo mismo que todos los demás nos estamos preguntando, como: ‘¿Quién es realmente este tipo?’”.

Tal vez el aspecto más preocupante del juego, sugiere Shearmur, es que no hay un único villano; la amenaza procede de los espectadores anónimos online. “El juego pasa de ayudarte a cumplir tus deseos de una forma desenfadada y divertida a convertirse en algo peligroso y amenazador. Como una turba que grita animando a dos gladiadores que se baten en duelo, la sed de sangre de la gente se vuelve sumamente inquietante”.

Los cineastas recurrieron a fuentes poco convencionales en busca de inspiración para el ritmo trepidante y la dinámica energía de NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS, entre ellos vídeos de aficionados que encontraron en YouTube. “Nuestra palabra clave a la hora de hacer esta película fue ‘diversión’”, aporta Joost. “También queríamos que aprovechara de verdad la ciudad de Nueva York, que ya no se ve tanto como debería en el cine. Es colorida, dinámica y emocionante. Es una película de acción que se desarrolla en el mundo de Go-Pros y vídeos de iPhone. Al tratarse de una película sobre niños que tienen que cumplir retos, buscamos inspiración en Internet y encontramos cosas de lo más increíbles, que intentamos recrear”.

Captar la inmediatez de un vídeo de YouTube en una película narrativa comercial fue complicado, reconoce. “Tiene que ver en parte con los ángulos de cámara y los cortes. Pero es cuestión fundamentalmente de mantener las cosas muy viscerales y poner al espectador en el punto de vista del jugador. Cuando Dave Franco monta en moto, vamos dentro de su casco. Vamos sentados detrás, con Emma Roberts. Somos la persona en la calle que está viendo pasar la moto. Hay que asegurarse de captar la escena pero, cuando quieres rodarla con una cámara minúscula y quieres que el actor sujete esa cámara, hay mucha presión para no pifiarla”.

Tras el éxito de “Catfish”, Joost comenta que a Schulman y a él les preguntaban a menudo si creían que Internet era un lugar inherentemente peligroso. “Dijimos que no, Internet es en realidad muy neutral. Es lo que quieras que sea. Puede ser un lugar inspirador, que te permite conocer a gente que jamás conocerías de otro modo. Puede moverte a convertirte en una persona mejor. O puede sacar algo más oscuro de ti. A fin de cuentas, es cuestión de responsabilizarte de tus propios actos”.

La película está producida por Allison Shearmur, p.g.a. (“Los juegos del hambre: En llamas”, “Orgullo + Prejuicio + Zombis”) y Anthony Katagas, p.g.a. (“12 años de esclavitud”, “Negocios con resaca”), mientras que Jeanne Ryan ejerce de productora ejecutiva. Michael Simmonds (“All Eyes and Ears”, “La última aventura de Robin Hood”) es el director de fotografía. Chris Trujillo (“The Girl Is in Trouble”, “Little Accidents”) se ha ocupado del diseño de producción. Jeff McEvoy (“El inocente”, “Underworld: El despertar”) y Madeleine Gavin (“Meadowland”, “A Place at the Table”) han realizado el montaje. Melissa Vargas (“In Stereo”, “Uncertain Terms”) se ha encargado del diseño de vestuario. La música está compuesta por Rob Simonsen (“Foxcatcher”, “El camino de vuelta”). Randall Poster (“El lobo de Wall Street”, “El Gran Hotel Budapest”) y Meghan Currier (“Vinyl”, “Todos queremos algo”) son los supervisores musicales. Charles Miller, Orlee-Rose Strauss y Stephen Meinen han ejercido de coproductores. El casting ha corrido a cargo de John Papsidera, CSA y Ann Goulder.


NERVE, UN JUEGO SIN REGLAS

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada