h3 LION - Película 2016 - El largo camino a casa de Saroo Brierley - Trailer subtitulado

LION - Película 2016 - El largo camino a casa de Saroo Brierley - Trailer subtitulado



Dev Patel (“slumdog millionaire”) comienza la búsqueda de su familia en LION, la película australiana dirigida por Garth Davis (“Top of the lake”). La oscarizada Nicole kidman (“Moulin Rouge”, “Las horas”) y la actriz nominada al Oscar por 'Carol', Rooney Mara completan el reparto del film. Tras su estreno en el pasado Festival de Toronto, donde fue nominada a Mejor Película,  LION llegará a las pantallas españolas el próximo 20 de enero de 2017.

Basada en el libro autobiográfico “Un largo camino a casa” de Saroo Brierley (Ediciones Península) y guionizada por Luke Davies (Candy, Life), la película LION nos cuenta la historia del pequeño Saroo, un niño indú de cinco año que se pierde en un tren en el que recorrerá miles de kilómetros por la India, lejos de su casa y de su familia. Saroo tendrá que aprender a vivir solo en Calcuta, antes de que una pareja australiana lo adopte. Veinticinco años después, y contando tan sólo con sus recuerdos, una determinación inquebrantable y las posibilidades que le proporciona la herramienta de búsqueda Google Earth, comenzará a buscar a su madre y sus hermanos por toda la India, para reencontrarse con ellos.

Saroo no tiene claro cual era el nombre de su pueblo, pero recuerda una cisterna, un puente y el río al que iba a bañarse de pequeño. Con paciencia y determinación infinitas, pasará muchas tardes examinando a través de Google Earth todas las líneas ferroviarias de la India, hasta encontrar un lugar que le resulta familiar. Aunque solo hay un modo de descubrir si aquella es de verdad su casa y si aún queda alguien de su familia en ella: ir en persona a investigarlo.

LION - La producción de la película'

LION fue desarrollada y producida por See-Saw Films, la productora con sede en Londres y Sídney (“El discurso del Rey”, “Shame”, “Top of the lake”), en asociación con Aquarius Films y Sunstar Entertainment. Los productores son Emile Sherman, Iain Canning y Angie Fielder, y los productores ejecutivos Bob Weinstein, Harvey Weinstein, David C. Glasser, Andrew Fraser, Shahen Mekertichian y Daniel Levin.

The Weinstein Company adquirió la película LION cuando aún se encontraba en la fase de desarrollo del guión durante el Festival de Cannes de 2014, cuando cerraron un trato para la distribución mundial excluyendo a Australia y Nueva Zelandia, donde Transmission Films es la distribuidora. La película fue cofinanciada por Screen Australia y por Fulcrum Media Finance.

Lion - pelicula 2016 - posterCuando Emile Sherman e Iain Canning de See-Saw Film escucharon por primera vez la historia del viaje de Saroo Brierley para encontrar su casa y a su madre biológica, inmediatamente sintieron que podría convertirse en una película extraordinaria.

Estalló entonces una guerra de pujas para conseguir los derechos de la historia de Saroo y su libro, que ganó See-Saw gracias a su historial de películas de calidad y al compromiso de los productores de hacer una película auténtica y de ambición internacional.

“Es una de esas historias que cuando se la cuentas a alguien es imposible que no le afecte. Es una historia increíble que te provoca escalofríos por la espalda. Nos toca en algo que es esencial como seres humanos: la necesidad de encontrar tu casa y de saber quién eres”, dice el productor Emile Sherman.

El productor Iain Canning dice: “Es una historia real pero increíble. En cuanto la escuchamos sentimos que teníamos que ir a por ella. Emile y yo leímos un primer manuscrito de la autobiografía de Saroo e indudablemente tiene uno de los finales más increíbles, cuando Saroo encuentra su casa”.
Iain y Emile propusieron a Garth Davis que dirigiese la película durante el Festival de Sundance de 2013, cuando presentaban su serie 'Top of the lake', codirigida por Garth junto a Jane Campion, que también fue una de las guionistas de la serie. Ambos directores fueron nominados a un Emmy por su trabajo en 'Top of the lake'.

Impresionados por el espléndido trabajo de Garth en la serie, Emile e Ian no dudaron e ofrecerle la oportunidad de dirigir  LION. “Nos dejamos guiar por nuestro instinto. Sentimos que Garth, a pesar de no haber dirigido aún ninguna película, tenía que ser el director de esta película. Es muy cinematográfico y puede crear toda una dimensión visual. Además, es magnífico dirigiendo actores. Crea toda una intimidad en su trabajo, y queríamos asegurarnos algo puro y real”, dice Emile.

“Es una película sobre la familia, sobre los lazos profundos e impertérritos que forman la base de nuestras vidas. Garth los tenía muy presentes. Es un director al que no le asustan las emociones. Hace suya la emoción, pero de una forma real y fresca y osada. También tiene un lado espiritual, y en esta película hay un cierto sentido del destino. Trata del destino y la esperanza, y sabíamos que Garth plasmaría esas resonancias con una precisión tal que quizá otro director no conseguiría”.

Iain continúa: “Durante el rodaje Garth es un buen líder, no sólo en cuanto a los términos específicos de la escena, sino también por el tono, porque consigue darle una calidez y energía humana a todo. Todo el mundo se siente protegido y muy a gusto con él, y por tanto se ven capaces de explorar las grandezas y las miserias de la experiencia humana”.

See-Saw Films tiene interés en continuar trabajando con grandes talentos, y su conexión creativa con Garth Davis continúa con 'María Magdalena' de See-Saw y dirigida por Garth, actualmente en preproducción y que protagonizarán Rooney Mara (que interpreta a Lucy en LION) y Joaquin Phoenix.

La productora Angie Fielder de Aquarius Films, que previamente había trabajado en 'Wish You Were Here', con Joel Edgerton y Teresa Palmer y rodada en Camboya, fue invitada a unirse al equipo de producción de la película. Emile y ella llevaban tiempo buscando un proyecto en el que trabajar juntos, y ya antes de que Emile le hablara de la película, Angie había leído en un artículo de prensa la historia de Saroo y le cautivó.

“Cuando Emile me dijo que tenía los derechos del libro de Saroo tardé dos segundos en decidir que quería hacerlo. Y entonces me dijo que Garth Davis estaría en el proyecto. Llevo mucho tiempo admirando el trabajo de Garth, así que todo lo relacionado con esta película me interesaba mucho”, dice Angie.

“La historia de Saroo es tan extraordinaria que no te la puedes inventar. Tiene todos los ingredientes del buen cine: tiene aventura y riesgo, atraviesa continentes y viaja a través del tiempo. Y el viaje es profundamente emotivo. Lo que también la hace muy cinematográfica es que la historia tiene un final positivo. Tras llevar años separado de su familia biológica y buscándola, finalmente, y sorprendentemente, encuentra su camino a casa como una aguja en el pajar”.

Decidido a respetar la historia real, Garth viajó a la india y estuvo en Kolkata (Calcuta) y también en la aldea originaria de Saroo. Mientras estaba allí en la aldea, la madre biológica de Saroo, Kamla, y su madre adoptiva, Sue, se conocieron por vez primera.  LION se rodó en parte allí, y la familia de Saroo visitaron el set de rodaje en varias ocasiones.

“Para mí era importante adentrarme todo lo posible en la realidad de Saroo, y por eso reviví literalmente sus pasos lo mejor que pude. Caminé por su aldea y me imaginé cómo sería crecer allí. Me senté en el banco de la estación de tren de Burhanpur donde el niño se despertó solo, y luego fui a la estación de tren de Kolkata, Howrah, donde la historia me golpeó con toda su fuerza. Tengo hijos, y el hecho de imaginar a un niño de 5 años allí solo sin hablar el mismo idioma… Entonces es cuando supe que sería una película muy potente”.

El guionista Luke Davies también viajó a la India. Iain y Emile ya habían trabajado con Luke en 'Life' de Anton Corbijn, y también en la adaptación cinematográfica de la novela de Luke 'Candy'.
“Al haber trabajado con Luke en otras dos películas, sabíamos que tenía la sensibilidad que hacía falta para esta historia”, dice Iain.

Casualmente, Luke había leído la historia de Saroo por Internet unos días antes de que Emile le hablara de ella, y también le había sobrecogido: “Es una historia tan emocionante y a la vez primaria: la pérdida de la madre y después el reencuentro. En un plano mítico es increíble, pero lo es más en el plano humano de “esto le ocurrió de verdad a este niño”. Lo más apasionante para un escritor es tener la oportunidad de llevar el guión a ciertos lugares muy emotivos”, dice Luke.

Garth y Luke colaboraron de forma cercana e intensa, experimentando con varias ideas, incluida la estructura de la película. ¿Se contaría mediante flashbacks o de manera lineal? ¿Cómo conseguir trasladar la historia real, pero a la vez contarla de forma que satisfaga al público en el cine?

Emile Sherman comenta: “Una estructura tradicional comenzaría con Saroo en Australia, y sería la historia de un hombre occidental que comienza a recordar su pasado, y entonces iríamos adelante y atrás en la historia a menudo que busca su casa. Le dimos muchas vueltas a la estructura, y finalmente nos decidimos por una más épica: dejar que el público experimentara antes que nada la vida del pequeño Saroo en la India. Comenzaríamos por la vida de su familia, pasando por el momento en que se mete en el tren equivocado, hasta su vida en las calles de Kolkata: desentrañamos la historia acompañando al joven Saroo. El potencial de esta experiencia se sentirá a lo largo de toda la parte australiana de la película, y así apreciaremos plenamente el lazo emocional que le une a su madre biológica.


Uno de nuestros mayores desafíos fue encontrar a un niño indio que interpretara al Saroo de cinco años. Angie Fielder dice que el equipo de producción indio trabajó con escuelas y padres en varias ciudades indias cuando buscaban a los chicos para los papeles de niños. Hicieron pruebas a miles de niños y a aquellos con potencial interpretativo se les grababa y se enviaban las cintas a Australia. Después, Garth, Angie Fielder, el director de casting australiano Kirsty McGregor y la guionista Miranda Harcourt viajaron a la India para trabajar con los niños seleccionados, incluido Sunny Pawar, que fue finalmente escogido para interpretar a Saroo.

“Tenía una sensación especial con este personaje y, a lo largo de toda la historia, sentía el alma de este niño. Por eso tenía tan claro lo que buscaba, pero era demasiado coercitivo ponerse a pensar en lo que teníamos que conseguir. Hay niños que con 8 años son muy buenos actores, pero es complicado encontrar a un niño que con 5 años sepa actuar. Sin embargo, sabía que era importante que el niño fuera pequeño, porque visualmente es muy potente ver a un niño pequeño perdido por el mundo, y a la vez que tuviera la resiliencia y la paciencia suficientes para aguantar los requerimientos de un papel principal en un rodaje”, comenta Garth.

“Y yo volvía una y otra vez a Sunny. Le apuntaba con la cámara y simplemente era el niño que estaba buscando. Necesitaba a un niño cuyo estado natural me diera el 80% de la actuación, alguien cuya mirada escondiese algo, una historia, una cualidad a la que es bello mirar… y Sunny lo tenía a montones. Bastaba que se sentara en una habitación, que las cámaras le grabasen y quienes le mirábamos nos perdíamos en su historia, en su cara. Y a la vez había algo ocurriendo, algo oscuro e interesante”, continúa Garth.

“Era uno de esos niños especiales, y entonces nos preguntábamos: ¿podremos rodar una escena con él? ¿Acatará las notas de dirección? ¿Sabe llorar? ¿Sabe gritar? ¿Es fuerte? Y él hizo todo eso y más.”

“Llegamos a un punto, cuando llevábamos alrededor de una semana de rodaje, en que se convirtió en un actor… en que quedaba patente que estaba trabajando con distintas ideas emocionales. Fue extraordinario reconocer que estaba aportando toques nuevos a su actuación, cosas que ni siquiera le sugeríamos”.

La productora Angie Fielder dice: “Sunny pasó de ser un niño que no tenía ni idea de interpretación a un experto que entendía todo lo que hacía y controlaba perfectamente su actuación. Y creo que en la pantalla se ve que no divaga buscando, sino que siente lo que hace. Recuerdo una escena importante en la que arrestan al hermano mayor de Saroo, y Sunny comenzó a llorar mientras rodábamos, lágrimas reales, nada de maquillaje. Lloraba porque estaba totalmente implicado en la escena”.


La producción comenzó en la ciudad india occidental de Kolkata (anteriormente conocida como Calcuta) en enero de 2015. Dev Patel, que interpreta a Saroo adulto, llegó primero para rodar las escenas de la reunión con la madre biológica de Saroo. Dev trabajó duro para conseguir el papel, convenciendo a Garth Davis y a los productores de que el público de cine aún no ha visto todo lo que él tiene que dar.

Emile Sherman comenta: “Para que el acento fuera el correcto, teníamos que pensar en un actor occidental de origen indio, en vez de un actor indio. Saroo es más que nada australiano. Siempre tuvimos a Dev Patel en mente. Sencillamente, nos volvió locos su prueba a cámara. Es un actor maravilloso, pero también es agradable, simpático y divertido. Sabíamos que estábamos en manos de un actor que conduciría al público a un viaje muy emotivo. Dev superó nuestras más altas expectativas”.

Iain Canning añade: “Dev le da a su papel una profundidad increíble, más allá de cualquier cosa que hayamos visto antes en pantalla. Realmente pienso que esta película le consagrará como un actor serio y maduro”.

Garth Davis dice: “Dev supo del proyecto de la película muy pronto, cuando aún estábamos en el proceso de escritura. Apareció un día en casa de Luke Davies en Los Ángeles, donde estábamos trabajando, entró y se presentó. Estaba entusiasmado con el papel. Finalmente hicimos una prueba de cámara de cuatro horas y media en Londres (literalmente descalzos y cámara en mano) y llevé a Dev más y más allá para ver hasta dónde podía llegar con este personaje. Necesitábamos un alma que brillara, ¡y ése era Dev!”.

Iain Canning y Angie Fielder recuerdan cómo conocieron a Saroo y cuáles fueron sus primeras impresiones.

Angie comenta: “Cuando conoces a Saroo de pronto te haces una idea de cómo logró sobrevivir con cinco años por las calles de Kolkata. Hay algo en él como persona que tiene una gran resiliencia, diligencia y confianza. Y a la vez es el tipo más australiano del mundo, con ese pícaro sentido del humor”.

Iain dice: “Me conmovió ver lo familiar que es, tanto con su familia australiana como con su familia india. A la vez le sorprendía mucho que su historia hubiera cautivado la imaginación del público, y también la de Google”.

Cuando se enteraron del papel tan importante que había tenido Google Earth en la búsqueda de Saroo de su hogar, la empresa le invitó a dar una charla en una conferencia internacional, donde conoció al Presidente de la compañía, Eric Schmidt. Google apoyó la producción durante todo el rodaje, asegurando la autenticidad de las escenas en las que Saroo busca su lugar indio de nacimiento usando Google Earth.

Para parecerse más al Saroo Brierley real, que es alto y fuerte tras toda una vida en Australia, el actor Dev Patel inició un duro régimen alimentario, para conseguir más masa muscular. También trabajó con un instructor para perfeccionar el complicado dialecto australiano.

Dev confirma que trabajó duro para conseguir el papel. Asegura que jamás había leído un guión tan cautivador: “El propio guión encierra el éxito. Es la historia llena de esperanza de un niño que luchó para sobrevivir y para reencontrarse con su familia. Lo que más me atrajo del papel es que es un personaje muy contemporáneo, y también que la historia tiene una dinámica familiar compleja: es un papel maravilloso”.

La íntima relación del joven Saroo con su hermano Guddu es un hilo emocional fundamental que atraviesa toda la película. Abhishek Bharate interpreta a Guddu en el primer papel de su vida.

“Mientras hacía el casting para el personaje de Guddu, mi sensación era que ese personaje tenía que ser pura luz, tenía que brillar”, explica Garth. “Cuando viajé a la India para buscar localizaciones, en una aldea vi a un niño de pie sobre el tejado de su casa. Era todo lo que Guddu tenía que ser. Tenía esa cualidad indígena, como proveniente de un mundo antiguo, y desprendía luz. Le hice la prueba a aquel niño, y aunque no era el adecuado para el papel, se convirtió en un símbolo para mí mientras seguía buscando a la persona perfecta. Cuando Abhishek apareció fue instantáneo; tenía esa sonrisa que te mata. Es como estar frente al sol: cuando está cerca, sientes esa energía”.


Tras conocer a la verdadera Sue Brierley en su casa de Hobart, Tasmania, en el estado isleño al sur de Australia, Garth supo que quería que la actriz ganadora del Óscar® y del Globo de Oro®, Nicole Kidman, la interpretara.

“Pasé mucho tiempo con Sue, y un día, mientras me hablaba, de pronto pensé: ‘es Nicole Kidman’. Y casualmente, mientras hacíamos casting por todo el mundo, recibimos una nota diciendo que el guión había caído en manos de Nicole y que tenía un gran interés en hablar con nosotros”.

“Me reuní con Nicole en Nueva York y simplemente hablamos y lloramos y lloramos y hablamos… Sabía todo sobre Sue, tal y como yo lo sabía. Fue fabuloso. Me encantó trabajar con Nicole y estar con ella. Es muy profesional, muy competente. Me hizo preguntas muy pertinentes e inteligentes. Trabaja muy duro. Pero lo que más me impresionó es lo valiente que es. Resulta a la vez salvaje y metódica; simplemente se entrega al personaje. Y durante el rodaje era encantadora, se acercaba a hablar con los vecinos que se acercaban a la valla. Es muy acogedora y adorable… a la vez que brillante”.

El productor ejecutivo Harvey Weinstein recomendó a Rooney Mara para el papel de Lucy, la novia de Saroo a la que conoce cuando ambos estudian en una universidad internacional de turismo. Weinstein contactó personalmente con Rooney para hablarle de la película, y a ella entonces ganó el premio a la Mejor Actriz del Festival de Cine de Cannes, y también fue nominada a un Óscar® a la Mejor Actriz de Reparto por su papel en la película 'Carol'.

“Lucy es muy importante en esta historia. Ella es todo lo que Saroo quiere en el presente, pero su viaje le aleja de ella, ya que le aísla en su búsqueda de su hogar y su pasado. Lucy quiere ayudarle y apoyarle, pero su periplo le consume y le aísla muchísimo. Esta contradicción entre el presente (su amor por Lucy) y el pasado (sus recuerdos y su madre biológica) es el corazón del drama de Saroo. Rooney aporta una enorme ternura al personaje, y las escenas de Saroo y Lucy cuando se conocen y se enamoran son muy vivas y emocionantes”, dice Emile.

Garth comenta que Rooney Mara es una actriz cautivadora: “En su cara estaba todo el misterio de la historia… Cuando está en silencio, grita; todo el subtexto sale a borbotones. Es extraordinaria. No fui consciente del impacto que tendría, porque apenas hay palabras en lo que ocurre entre Lucy y Saroo. Pero Rooney es una actriz que consigue, sin decir nada, decirlo todo. Era increíble de ver”.

Al padre australiano de Saroo lo interpreta David Wenham, que también aparecía junto a Elisabeth Moss en la serie de See-Saw Films “Top of the Lake”, que codirigían Garth y Jane Campion. Emile Sherman comenta: “Cuando hacíamos el casting nos preguntábamos: ‘¿qué ser humano querrías que fuera tu padre si te hubieran adoptado y llevado a Australia?’ Y nos tuvimos que quedar con David Wenham, porque representa todo lo que sabíamos que nuestro pequeño Saroo hubiera querido. Es alguien que te hace sentir seguro, es divertido y bueno”.

El actor británico Divian Ladwa, que ha aparecido en la serie dramática de BBC “Detectorists”, interpreta al hermano adoptivo de Saroo, Mantosh. Mantosh de niño es interpretado por otro niño indio, Keshav Jadhav, al que descubrieron en una escuela de una ONG.

En la que sería la gran aventura de su vida, tres niños indios, Sunny, Abhishek y Keshav, viajaron a Australia durante varias semanas, con sus padres o tutores, para emprender la segunda parte del rodaje antes de regresar a su casa y a sus estudios en Mumbai y Pune.

Las primeras seis semanas, el rodaje de LION se realizó en la India, en Kolkata, Bengal, y el estado central de Madya Pradesh, donde Garth contrató a varios actores indios con mucha experiencia para algunos papeles importantes. Por ejemplo, una de las grandes estrellas del cine indio, Nawazuddin Siddiqui, y también Priyanka Bose, Tannishtha Chatterjee y Deepti Naval, todos actores muy reconocidos en el panorama cinematográfico indio.

Priyanka Bose interpreta a la madre biológica de Saroo, Kamla. Garth la conoció en persona, y la describe como “franca, espiritual, muy fuerte y primaria”. Esas son las cualidades que identificó en Priyanka, a la que describe como una actriz valiente e intrépida.


El rodaje en la India fue particularmente duro, con el equipo técnico y artístico conviviendo entre masas de personas y polución en Kolkata, y con el polvo y el calor de Indore en la India occidental. El rodaje era ambicioso, ya que la historia exigía que se rodara en la abarrotada estación principal de Kolkata, en el puente que conecta el este con el oeste de la ciudad, y junto al río Hugli, un afluente del Ganges donde producción tuvo que transportar en ferry a todo el equipo por los estrechos canales pululantes del mercado de flores, la víspera de un gran festival. Angie Fielder recuerda que cerraron el puente Howrah durante varias horas una noche. Angie elogia sus esfuerzos a Pravesh Sahni, cuya empresa de producción Take One India es una de las más experimentadas, habiendo trabajado en películas como “Slumdog Millionaire”, “El exótico Hotel Marigold”, “Come Reza Ama” y “La noche más oscura”.

“Pravesh es maravilloso, y necesitábamos a alguien con su experiencia, porque en el rodaje teníamos previstos momentos muy complicados. Rodar en trenes es muy difícil, y no sólo teníamos que estar en el tren, sino también controlar la manera en que el tren se mueve y controlar todas las estaciones, incluida la estación de Howrah en Kolkata, que es como la Grand Central Station de Nueva York pero con, literalmente, millones de personas”, comenta Angie.

“Sin embargo, cerrar el puente era algo que ni siquiera Pravesh había hecho antes. Nunca se había cerrado para un rodaje, a pesar de que todas las semanas se ruedan películas en Kolkata. Es un puente enorme de acero de la talla del puente Harbor de Sídney, y siempre lleno de coches a todas horas, día y noche. Rodamos entre las 2 y las 4 de la madrugada una sola noche, y pudimos cerrar un lado del puente. La escena es muy importante y quedó maravillosa. Recuerdo que cuando acabamos de rodar y Garth dijo que habíamos terminado, Pravesh y su equipo chocaron las manos y se felicitaron. Creo que no se creían que realmente habían conseguido sacarlo adelante”.

El director de Fotografía, Greig Fraser, era un oasis de paz cada día durante el rodaje. Greig y Garth son amigos desde hace más de dos décadas, desde que Garth trabajaba como asistente de dirección. La carrera internacional de Greig es espectacular: ha participado en películas como “Bright Star”, de la directora Jane Campion, “La noche más oscura”, el thriller de la nominada al Óscar® Kathryn Bigelow, “Foxcatcher”, del nominado al Óscar® Bennett Miller, y la última de la saga Star Wars, “Rogue One”.

“Viniendo del mundo de la fotografía, ya hace 20 años me sorprendió el talento de Garth, cuando él trabajaba como asistente de dirección. Entendía increíblemente bien el medio, y es maravilloso como colega y amigo ver lo que ha progresado como director en todo este tiempo. Me sorprende lo bueno que es cada paso que da”, dice Greig.

Garth describe su relación con él como “telepática” y “como un hermano”.  “Gran parte de nuestros caminos estéticos han ido de la mano, por eso vemos las cosas de manera similar, o al menos nos entendemos muy fácilmente. Esta película era tan ambiciosa que para mí era fundamental contar con alguien como Greig. Tiene un talento asombroso y en seguida entendió lo que buscábamos en esta película en términos de imagen”, continúa Garth. En un nivel práctico, Garth Y Greig tenían que descubrir cómo dar vida al mundo de un niño de cinco años.

“Cada decisión se tomó pensando en que el público se pusiese en la piel de Saroo. Por ejemplo, cuando despierta en el tren y se da cuenta de que está viajando a la velocidad del rayo por el campo, ¿qué pasa entonces? ¿Pones la cámara fuera, o dentro? Opté por que la cámara estuviera con Saroo, nunca salimos fuera, nunca tiramos tomas demostrativas”, dice Garth.

“Greig y yo le dimos muchas vueltas a cómo poner la cámara a la altura de un niño de cinco años. Las películas suelen rodarse desde más abajo o desde más arriba, por eso ponerla en ese lugar es algo inusual. Era todo un desafío técnico, y necesitamos adaptar la maquinaria para que funcionase”.

Greig explica que, por ejemplo, cuando Saroo aparece solo y perdido por primera vez en la estación de Howrah, la cámara permanece a la altura de sus ojos. El público tiene la sensación real de que el niño se ahoga en un mar de gente hasta el momento en que trepa hasta superar la marea de gente para observar el alrededor. “Es en ese momento cuando alzamos la cámara para comprender el espacio y ver al pequeño en la inmensidad del mundo”, dice Garth.

Greig continúa: “Excepto ese momento en la estación de Howrah, cuando nos poníamos más arriba de la altura de Saroo, algo fallaba. Se trata de un niño pequeño en un mundo de mayores. Por eso, lo más importante era meterse en su mirada; Sunny, nuestro actor, tiene unos ojos preciosos y reflejan perfectamente el mundo a su alrededor”.

Garth describe su punto de vista como director como el ying y el yang: “A grandes rasgos, yo veía la primera parte de la película (el joven Saroo en la India) como una historia externa, y la segunda parte de la película (en Australia) como una historia interna”.

Hay motivos que se repiten durante toda la película, como el mar y las mariposas. Garth explica: “En gran parte de la película, lo interesante en lo que no se dice. ¿Pero cómo plasmarlo desde la cámara, cómo conseguir que funcione? Por eso la segunda parte de la película, cuando Saroo llega a Hobart en Australia, decidí usar el mar como un elemento más. Tasmania es una isla y Hobart tiene un enorme puerto y un río. Nuestros personajes viven junto al agua, y es totalmente diferente al espacio del que Saroo viene, una tierra de interior. Hay algo femenino en el mar, y algo a través de lo cual el océano nos conecta a todos”.  Contrariamente al océano que rodea Hobart, la casa de Saroo en Australia, su aldea en la India es una tierra seca y ocre.

Los productores y Garth pasaron mucho tiempo con Saroo y sus padres australianos mientras preparaban la película. Saroo habló con Garth de una mariposa que aparecía cada vez que estaba en peligro, por ejemplo, en las calles de Kolkata. Saroo habla de que la mariposa es el espíritu de su hermano mayor, que le guía.

“Cuando estábamos en Sundance le dije a Emile: ‘Creo que la mariposa en el tótem espiritual de la película, pero no queremos que nadie lo sepa, tiene que quedar simplemente como una textura’. Acabamos la conversación, fuimos juntos a un pase privado y cinco minutos después apareció un indigente indio que vendía broches de mariposa para ganar algo de dinero. Miré a Emile y le dije: ‘está sucediendo’.”

Garth habla de cómo clarificaron la historia de Saroo de cara al público: “Le dimos muchas vueltas a cómo hacer entender claramente los pasos de Saroo para encontrar su hogar: cuáles son sus recuerdos, cómo representarlos, qué sabe el público en cada momento.  Todo para que el público pudiese acompañar a Saroo en su viaje, descubriendo su casa a la vez que él. Había que trabajar mucho en ello”.

“Espero que al ver la película parezca que no costó nada, pero le dimos muchísimas vueltas a la forma en que la narración visual ayudaría a crear las capas de la historia”.  Emile Sherman piensa que el equipo creativo ha hecho una película que cumple las expectativas de la historia: “Es una película de la que estoy muy orgulloso. Es una historia increíble sobre las madres, y la necesidad primaria de encontrar el propio hogar. Espero que el público sienta el mismo sobrecogimiento que sentimos Iain y yo cuando escuchamos por primera vez la historia”.

Emile también piensa que la película transmitirá un importante mensaje sobre la adopción: “La película nos sumerge en la vida de unos niños que han sido adoptados, por eso espero que impulse a más países occidentales a reconocer la necesidad y los beneficios de la adopción. Hay muchos niños que nunca acabarán en una buena familia, y hay muchas familias adorables que desean un hijo”.
 
Más de 80.000 niños se pierden en la India cada año. En See-Saw Films han estado explorando sus posibilidades para trabajar con organizaciones que ayudan a los niños en la India y en todo el mundo. Utilizando la notoriedad y la publicidad que rodeará el estreno de esta película, See-Saw espera poder llamar la atención sobre la necesidad de ayuda a nivel mundial para asistir a estas organizaciones. El público podrá informarse más y tendrá la oportunidad de donar a través del sitio web, www.lionmovie.com.

Saroo Brierley y sus padres adoptivos, Sue y John, siguen viviendo en Hobart, Tasmania, donde Saroo trabaja en el negocio familiar. Saroo admira profundamente el trabajo de la Sra. Sood, que hizo posible su adopción en Australia y que dirige orfanatos en Kolkata, y vuelve frecuentemente a la India a visitar a la Sra. Sood, a su madre biológica Kamla y a su familia india. Saroo también se dedica a dar charlas motivacionales en Australia y por todo el mundo.

LION - pelicula - Rooney Mara y Dev Patel

2 comentarios :