h3 EL AMANTE DOBLE - Entrevista con su director François Ozon

EL AMANTE DOBLE - Entrevista con su director François Ozon



EL AMANTE DOBLE, la nueva película director francés François Ozon llegará a los cines españoles de la mano Golem Distribución el próximo 8 de septiembre. Marine Vacht y Jérémie Renier protagonizan este thriller erótico presentado en la Sección Oficial del último Festival de Cannes.

La película, inspirada libremente en la novela "Vidas gemelas", escrita por Joyce Carol Oates bajo el seudónimo de Rosamond Smith, supone el regreso de Ozon a un género que domina, el thriller erótico para contarnos la historia de Chloé, una joven exmodelo cuya frágil personalidad le lleva a comenzar un tratamiento con un terapeuta del que terminará enamorándose. Unos meses más tarde, cuando se mudan juntos, ella descubre que su amante le ha ocultado una parte de su identidad, con la que Chloé se obsesionará.

Para encarnar a la pareja protagonista de EL AMANTE DOBLE, François Ozon, en su 17º largometraje, recurre de nuevo a la actriz francesa Marine Vacht con la que ya trabajó en 'Joven y bonita' y al belga Jérémie Renier, en su tercera colaboración después de 'Amantes criminales' y 'Potiche, mujeres al poder'. Completan el reparto Jacqueline Bisset, Myriam Boyer, Dominique Reymond, Fanny Sage, Jean-Édouard Bodziak, Antoine de La Morinerie, Jean-Paul Muel, Keisley Gauthier, Tchaz Gauthier, Clemence Trocque, Guillaume Le Pape y Benoît Giros.

ENTREVISTA CON FRANÇOIS OZON

 François OzonJoyce Carol Oates

Admiro a Joyce Carol Oates desde hace tiempo por su escritura precisa, su sutileza psicológica, la ambigüedad de sus personajes y la inteligencia de sus relatos. Y siempre me ha seducido el hecho de que sea grafómana.

Cuando me enteré de que escribía novelas policíacas bajo el seudónimo de Rosamond Smith, me interesé por estos escritos supuestamente "menores", convencido de que su imaginación desbordante sería propicia para el cine. Y así es como descubrí Life of the Twins (Vidas gemelas).

He mantenido el punto de partida del libro: una mujer descubre que su psicoterapeuta, que ahora es su amante, tiene un hermano, también terapeuta. Joyce Carol Oates cuenta la historia con mayor realismo, mientras que yo la he convertido en algo más mental inscrito en una realidad más francesa. Sin embargo, la película contiene algunos de los temas predilectos de la escritora estadounidense, como la neurosis, el sexo y los gemelos.

Gemelos idénticos


Me apetecía tratar a unos gemelos idénticos como algo fascinante, monstruoso y artístico. Y surgió la idea de que Chloé trabajara en un museo. En cierto modo, se ve contaminada por las obras que vigila. Al principio, las colecciones parecen bastante estéticas, pero a medida que avanza la película se hacen más orgánicas y monstruosas, como si Chloé proyectara en ellas su creciente malestar.

Claro que volví a pensar en Inseparables. Es más, casi creo que Joyce Carol Oates debió escribir la novela después de ver la película de Cronenberg, que es muy orgánica y habla mucho de ginecología, pero la enorme diferencia es que está contada desde el punto de vista de los gemelos, mientras que la novela enfoca a la joven atrapada entre los dos hermanos. Me pareció más importante centrarme en Chloé.

El psicoanálisis


Llevaba tiempo queriendo transcribir cinematográficamente la experiencia de una sesión de psicoanálisis. Al principio solo está el monólogo de Chloé delante de su psicoanalista; habla de sus sueños, de lo que siente, de sus sentimientos, de su familia... El espectador se ve sumergido en su intimidad, y esto puede provocar cierta angustia: "¿Va a seguir así durante hora y media?"

Tampoco quería quedarme en el dispositivo analítico con su decorado único, su carácter estático y sus lugares definidos, deseaba capturar algo más vivo para que el espectador siguiera la psicoterapia como un psicoanalista escucha a sus pacientes, de un modo flotante. En la puesta en escena de estas primeras secuencias, los efectos visuales y los cambios de punto de vista casi van en contra de la palabra.

Pero si se escucha con atención o si se vuelve a ver la película, uno se da cuenta de que todo queda dicho en estos primeros diez minutos, aunque quizá no se oiga.

EL AMANTE DOBLE de François Ozon - cartel peliculaLa doble vida

El personaje de Louis puede percibirse como un avatar que permite a Chloé vivir los deseos y fantasías que no se atreve a proponer a Paul. Como si el amor que siente por Paul le impidiera satisfacer una sexualidad más violenta y desarrollada.

En mis películas hablo a menudo de la necesidad de lo imaginario para sostener la realidad. En cualquier relación de pareja, por muy feliz que sea, siempre hay una parte de frustración y la necesidad de un espacio mental donde expresar las fantasías. El otro nunca podrá satisfacer completamente nuestros deseos. A veces necesitamos algo más, algo diferente.

Un thriller mental

La subjetividad en la que nos sumen los diez primeros minutos contamina el resto de la historia. Mi idea era seguir a Chloé de forma lineal y dentro de una tensión narrativa jugando con una forma de suspense, pero manteniéndola en una realidad vacilante, con momentos en los que su mente fluctúa hacia la fantasía. Eso me permitía salir del registro de la realidad pura y dura, y flirtear constantemente con lo que imagina el personaje. También me gustaba la idea de que el peligro y la amenaza exterior que la atenazan fueran producidos  por algo interior.

La puesta en escena

Después de una película como Frantz, contenida y clásica, hundirme en la imaginación de Chloé me permitía adoptar muchas más audacias formales. EL AMANTE DOBLE cuenta una historia esencialmente mental, por lo que se me ocurrió construir una puesta en escena estructural, jugar con la simetría, los reflejos, la geometría. Todos los decorados se pensaron con el objetivo de dar la impresión de que algo se va construyendo, como una mente elaborando un pensamiento.

Rodé mis últimas películas en 35 mm, pero para esta me apeteció volver al digital, al scope, y experimentar con una imagen más contemporánea, más nítida, incluso me atrevería a decir "quirúrgica" en algunos momentos, sin dejar de ser muy estética.

Marine Vacth

Cuando nació este proyecto hace cuatro años no pensé en Marine, era demasiado joven para el papel. Pero al volver a retomarlo después de Frantz, Marine había madurado, había sido madre, se había convertido en mujer. Además, teníamos muchas ganas de volver a trabajar juntos.

Joven y bonita tenía una vertiente documental alrededor de una joven actriz desconocida, en pleno devenir. Marine encarnaba a una adolescente silenciosa, opaca y misteriosa en la que se proyectaban diversas interpretaciones. En esta película hace un auténtico trabajo de composición, de intérprete consumada. Lleva el secreto en su interior, busca la llave y la acompañamos en su investigación. Entramos en su cabeza, sus fantasías, su vientre...

Jérémie Renier

Es la tercera vez que trabajo con Jérémie, después de Amantes criminales y Potiche, mujeres al poder. Seguía pensando en él como el adolescente al que conocí en 1998, por lo que le hice pasar unas cuantas pruebas, casi convencido de que carecería de la madurez necesaria para el papel. Me quedé gratamente sorprendido. Había adquirido fuerza, virilidad. Y en cuanto hizo una prueba con Marine, sentí que había una química erótica entre los dos.

Para la interpretación de Paul y Louis nos basamos en un principio binario, el bueno y el malo. Pero Jérémie enseguida aportó complejidad a los papeles y vimos que el personaje más complicado de los dos era el de Paul. Es más misterioso, disimula más, es fácil imaginar y proyectar cosas en él.

También trabajamos el vestuario, las diferencias físicas, los peinados, los movimientos, el habla. Al principio se nos ocurrió que la voz de Louis sería más grave, más timbrada, pero que tengan la misma voz hace que todo sea aún más turbio. Al igual que Chloé, hay momentos en que no sabemos quién es quién.

EL AMANTE DOBLE - Marine Vacht y Jérémie Renier

Paul/Louis

Me apetecía que Paul pareciera un buen psicoterapeuta, que fuese coherente y diese en el clavo en lo que le dice a Chloé. Al contrario, Louis transgrede las reglas y el marco del psicoanálisis. Abusa de su poder, su método es brutal. Durante la primera sesión incluso parece que conoce a Chloé y, de pronto, el espectador puede tener una duda, preguntarse si no es realmente Paul. Es un poco como si Louis encarnara lo que no se dice entre Chloé  y Paul, y que lo hiciese de forma violenta, sin tabús, sin barreras.

Todo lo que rodea a los dos hermanos es un reflejo, más que nada los decorados. La consulta de Paul es cómoda, cálida, agradable, hay sillones de cuero, moqueta, colores amables. La de Louis es glacial, de mármol, con flores artificiales, colores fríos. En cuanto a los espejos son horizontales donde Paul y verticales donde Louis.

Las madres

Las tres mujeres que se cruzan en la vida de Chloé son madres en potencia. Myriam Boyer, que interpreta a la vecina, es la madre intrusiva, algo grotesca y devoradora, casi una bruja con su gato disecado. Siempre me ha gustado la voz de Myriam Boyer. Tarda muy poco en construir su personaje, el único en toda la película que, a pesar de ser algo inquietante, da un toque de comedia y ligereza.

Jacqueline Bisset es la verdadera madre, la madre ausente, de la que Chloé habla en la primera sesión.

Dominique Reymond encarna a la madre clínica, la doctora que da información sobre el caso de Chloé sin que sea una relación afectiva, pero no carente de dulzura. Me gusta la mezcla de frialdad y de empatía que comunica Dominique al papel.

EL AMANTE DOBLE - Marine Vacht, Jacqueline Bisset EL AMANTE DOBLE - Marine Vacht


No hay comentarios :

Publicar un comentario