h3 LA SEDUCCIÓN - Estreno en España - Entrevista con Sofia Coppola

LA SEDUCCIÓN - Estreno en España - Entrevista con Sofia Coppola


El próximo 18 de agosto llegará a los cines españoles LA SEDUCCIÓN, la nueva película de la guionista y directora Sofia Coppola. Un evocador thriller basado en la novela homónima 'The Beguiled' de Thomas Cullinan y remake del film de 1971 'El seductor' de Don Siegel, protagonizado por Clint Eastwood.

La historia de LA SEDUCCIÓN se desarrolla durante la Guerra de Secesión en un colegio femenino del sur de Estados Unidos. Sus alumnas viven allí refugiadas del mundo exterior hasta que descubren a un soldado enemigo herido y deciden acogerlo. Su presencia en la institución despertará tensiones sexuales y peligrosas rivalidades que incitarán a romper todos los tabúes en un inesperado giro de los acontecimientos.

Tras su paso por el pasado Festival de Cannes 2017, donde se hizo con el premio a la mejor dirección, Coppola vuelve a reunirse en LA SEDUCCIÓN con dos de sus protagonistas favoritas: Kirsten Dunst ( esta es su cuarta colaboración con la directora Sofia Coppola, tras su cameo en 'The Bling Ring' y sus papeles como protagonista en 'Las vírgenes suicidas' y 'María Antonieta') y Elle Fanning con quien ya trabajo en la película 'Somewhere', que ganó en 2010 el León de Oro a la Mejor Película en el Festival Internacional de Cine de Venecia. Coppola dirige por primera vez al ganador de un Globo de Oro Colin Farrell y la oscarizada Nicole Kidman. Estos veteranos de la gran pantalla cuentan en este caso con el respaldo de un elenco de actrices adolescentes que buscan dejar huella en la industria.

“Siempre hay misterio entre hombres y mujeres”; entrevista con la guionista y directora Sofia Coppola

Sofia Coppola - Cannes 2017 - LA SEDUCCIÓN Dices que intentas crear películas personales. ¿Qué tiene de personal para ti LA SEDUCCIÓN?

Como con cualquier película, no me doy cuenta hasta más adelante. Cosas que he visto, gente que conozco que ha vivido algo así...

En este caso, siempre me ha intrigado la interacción entre mujeres, y he observado que, en ocasiones, todo cambia cuando hay un hombre cerca.

Entonces, ¿LA SEDUCCIÓN es tu vuelta al tema de los colectivos o las comunidades de mujeres que han evolucionado o están en evolución? En 'Las vírgenes suicidas', las hermanas forman una comunidad; en 'María Antonieta', hay una corte que es un mundo en sí mismo; y en 'The Bling Ring', hay una hermandad que termina rompiendo las reglas.

Sí, siempre me ha interesado observar la dinámica de los grupos, especialmente si están formados por mujeres. Siento que la dinámica que hay entre nosotras puede ser muy solapada y sutil, mientras que los hombres son más abiertos.

Esta historia me atrajo en principio porque era sobre un grupo de mujeres, y me recordó un poco a 'Las vírgenes suicidas', con chicas aisladas del mundo. Además, nunca había hecho una película sobre mujeres de diferentes edades en distintos momentos de su vida, y sobre cómo se relacionan entre sí. En esta historia, cada una de ellas se relaciona de un modo único con el hombre.

Están representados cuatro grupos de edad: la Srta. Martha, Edwina, Alicia y las chicas.

Y cada uno de ellos se relaciona con McBurney de una forma distinta.

¿Cuándo y cómo entraste en contacto con la novela de Thomas Cullinan que inspiró la película, The Beguiled?

Mi amiga y diseñadora de producción Anne Ross me habló antes de la película 'El seductor'; yo no la había visto, pero sabía que estaba bien considerada. La vi y me quedé dando vueltas a la historia, por lo extraña que era y los giros inesperados. Ni se me pasó por la cabeza hacer un remake, pero me picó la curiosidad y me hice con el libro que la había inspirado.

Fue entonces cuando pensé: ¿y si contase la historia desde un punto de vista femenino? Por eso, LA SEDUCCIÓN es una reinterpretación; la premisa da de sí porque la dinámica de poder entre hombres y mujeres es algo universal. Siempre hay misterio entre hombres y mujeres: “Ay, ¿por qué habrá dicho eso?”. [Se ríe]

¿Se te pasó por la cabeza cambiar la ambientación del libro?
Hubo gente que me animó a ello, diciéndome que podía ambientarla en cualquier otro tiempo y lugar. La cosa es que me sentí fascinada por la época de la Guerra de Secesión en el sur de Estados Unidos, y por cómo a las mujeres las criaban entonces para resultar atractivas y delicadas de cara a los hombres, y para ser buenas anfitrionas. Su rol giraba totalmente en torno a los hombres, pero cuando se vieron sin ellos... ¿cómo debió de ser sobrevivir por sí mismas y mantenerse?

LA SEDUCCIÓN de Sofia Coppola - reparto 
Es decir, que no es un remake, sino más bien una adaptación, cosa que ya habías hecho antes. ¿El libro está narrado desde el punto de vista del hombre?

No, está escrito por un hombre, pero contado desde el punto de vista de las mujeres. Cada capítulo es una mujer contando su historia.

¿Qué cosas de la novela decidiste destacar o, por el contrario, eliminar de la trama?

Había unos cuantos elementos que me parecían excesivos; aunque es una historia bastante intensa, quería que pareciese lo más realista posible y que la gente se pudiera identificar con ella.

En el libro, el soldado es irlandés. Cuando me reuní con Colin Farrell y escuché su acento irlandés natural, pensé que sería fabuloso mantener eso y hacer así a McBurney aún más exótico para las mujeres. También hacemos referencia a que es un soldado mercenario pagado para ocupar el lugar de otro hombre [como soldado de la Unión]. Pero quería que fuera encantador, que no resultara obvio que solo venía a traer problemas. Desde el punto de vista de la mujer, es un “quiero creer en él”. Y con Colin, eso sale solo.

Cierto; observándolas con él en pantalla, se percibe una sensación de... si no calmada esperanza, al menos de que quizás las cosas no saldrán mal ni acabarán estallando.

Las mujeres necesitan sentir esperanza, especialmente Edwina, el personaje de Kirsten Dunst. En lo que a McBurney respecta, él llega allí y se encuentra en el paraíso. Todas le cuidan y se ponen guapas para él.

Y, sinceramente, ¿tíos encantadores de lo que no deberías fiarte aunque te gustaría hacerlo? Creo que todas podemos identificarnos con eso. ¿Quién no ha conocido a alguien así?

En la película de 1971, había un personaje afroamericano: Hallie, interpretada por Mae Mercer. ¿Consideraste su línea argumental para esta historia?

No quería que la esclavitud apareciese reflejada en LA SEDUCCIÓN, porque es un tema muy serio y no quería tratarlo a la ligera. Esta película es sobre un grupo de mujeres dejadas de la mano de Dios durante la guerra.

Y hay menos chicas en la escuela de tu película que en El seductor…

La idea es que muchas de ellas ya se habían marchado.

La Srta. Martha menciona que ya ha mandado a muchas a casa.

Sí, y eso hace que se respire más esa atmósfera de abandono.

Has dicho antes que la historia es intensa. ¿Disfrutaste ahondando en los elementos de thriller de la trama?

Me acordé mucho de 'Misery', en la que el hombre es el invitado-prisionero de la casa, una película de 1990 que vi cuando estrenaron. Esa idea me rondaba la cabeza... Pero fue un desafío, porque nunca había hecho nada parecido a esta historia; tuve que salir de mi zona de confort, pero sin dejar de hacer las cosas a mi modo. Forcé un poco los límites, porque normalmente soy contenida. Fue divertido combinar ese argumento con una bonita ambientación poética, ¡toda una novedad en mi caso! [Se ríe]

Ya habías creado otras películas ambientadas en el pasado. Como querías conservar el marco de la Guerra de Secesión del libro, ¿qué te sorprendió de esa época que descubrieses en la fase de investigación?

Me sorprendió el modo en que vivían con la escasez reinante. Trajimos a un experto en la Guerra se Secesión para que nos enseñara los cuidados médicos de la época. Nicole Kidman aprendió a hacer vendajes. Y las labores manuales, los bordados... Se habían quedado sin suministro de papel y escribían en los márgenes de los libros.

Nos leímos manuales de modales de esos años; por ponerte un ejemplo, se supone que las mujeres de aquel entonces no debían aceptar cumplidos para no volverse vanidosas. Teníamos que representar ese rol de dama y acentuarlo. Lo que pasa es que las protagonistas se hartan de aguantar…

Había muchas formalidades, como dirigirse la una a la otra como "señorita" seguido del nombre. Hace que el diálogo resulte más lírico…

Sí, y me encanta eso incluso hacia el final de la película, cuando traman… cosas [se ríe]. Nunca pierden esa capa de gentileza femenina y esa forma de hablar de pequeñas cosas.

Aún perdura gran parte de la etiqueta del Sur hoy en día. ¡Pueden llegar a hablar de un modo muy florido!

LA SEDUCCIÓN de Sofia Coppola - Elle Fanning,

¿Cuáles fueron tus inspiraciones visuales?

Siempre es una mezcla de elementos, cosas de aquí y de allá. Nos fijamos en retratos de la Guerra de Secesión, pero también en fotos de grupos de chicas de William Eggleston de los años 70. La película 'Tess'. Las películas de Hitchcock, para el suspense.

Cuando el proyecto fue tomando forma, ¿cómo te decidiste por Philippe Le Sourd como director de fotografía? Es la primera película en la que trabaja contigo.

Ya había trabajado con él en unos cuantos anuncios. Es un absoluto artista, y pensé que podría aportar belleza a LA SEDUCCIÓN.

Además, me encantó poder rodar en celuloide con lentes vintage, porque cada vez es menos común. Queríamos que la película tuviera un look suave y traslúcido, pero también absolutamente impregnado de sol en un entorno cálido y con mucho humo. Los personajes se sienten sofocados, también por la represión sexual.

El enclave es muy tangible.

Sí, es un lugar real con robles y musgo español. Madewood Plantation House es un lugar precioso, pero también oculta un carácter oscuro, porque fue una plantación.

Quería que los espectadores experimentaran los insectos, la exuberancia... El grupo ya no puede mantener la finca en condiciones porque no son suficientes y quienes cuidaban las tierras se han ido. Por eso vemos enredaderas invadiendo todo verticalmente, y confiriendo así una sensación de peligro a todo, aunque en el interior haya cortinas de encaje y cosas bonitas- Existe un contraste claro: la casa es muy refinada, mientras la naturaleza en el exterior lo ha invadido todo y crece de forma salvaje.

Y existe ese contraste entre McBurney y las mujeres: ellas llevan vestidos de color pastel, mientras que él llega sucio y harapiento. Se visten con muchas capas y pasan calor, pero no les está permitido llevar ropa de verano más fresca. Siempre van abotonadas hasta arriba con una temperatura asfixiante.

Stacey Battat [diseñadora de vestuario] y yo decidimos que nuestras protagonistas no llevarían esas faldas enormes con armazón; simplemente vestidos, sin eso. Por eso, los vestidos que salen podrían llevarse hoy en día; la intención era que el vestuario resultase auténtico respecto a la época, pero además cercano; reales, pero atractivo para el gusto actual.

Todo está tan difuminado que las paletas se funden unas con otras, y así las mujeres transmiten un aspecto de unidad. Stacey nunca había trabajado en una película de época, así que fue novedoso para ella.

Como Anne Ross, ha compartido varios proyectos contigo...

Anne y yo preparamos composiciones de collage que Stacey y Philippe pudieran consultar para que todos estuviéramos en la misma onda. Al trabajar con un equipo que conozco de hace tiempo, entienden mis ideas y la comunicación es muy directa.

Es uno de los motivos por los que pudiste rodar esta película en 26 días.

Eso y contar con un buen equipo local en Luisiana.

¿Tu editora de siempre, Sarah Flack, empezó pronto a trabajar en el montaje?

Sí, Sarah recibía las tomas sobre la marcha, e iba cortando mientras nosotros rodábamos. Hubiera estado bien disponer de más tiempo. Pero cuando manejas un presupuesto modesto, hay que ir lo más rápido posible.

Has hablado de los mosquitos de la finca, y hay que destacar que son parte del diseño de sonido de LA SEDUCCIÓN. Hay poca presencia musical; es como si la banda sonora fuera el repiqueteo de las explosiones que resonaban a kilómetros de distancia, aunque no enormemente lejanas.

Las vidas de los personajes están tan desprovistas de accesorios y lujos que no tendría sentido adornarlo con una gran banda sonora. Quería mantener ese aspecto al mínimo.

Me pareció que transmitiría más tensión al público sentir cómo vivían asediados por el sonido de las chicharras casi constante y esos cañonazos en la distancia. Hacía varios años del comienzo de la guerra y eso es lo que oyen; se han llegado a acostumbrar a ello.

Al igual que los personajes, los espectadores nos percatamos de esos sonidos un tiempo y luego dejamos de oírlos de forma constante, y solo los percibimos a ratos. Sucede porque es así a diario y...

Se ha convertido en su normalidad, en parte del entorno.

LA SEDUCCIÓN de Sofia Coppola - Colin Farrell y Nicole Kidman¿Qué hizo que Nicole Kidman fuera la elección perfecta para la Srta. Martha, tal y como habías concebido al personaje?

Me encanta la forma de interpretar de Nicole, especialmente cuando es un papel un poco retorcido, como en 'Todo por un sueño'. Siempre había querido trabajar con ella, y cuando estaba escribiendo el guión me la imaginaba a ella, y eso me ayudaba. Sabía que le aportaría mucho a la Srta. Martha; humor y emoción, entre otras cosas. Nicole sabe interpretar el papel con tanta autoridad que no deja lugar a dudas sobre quién manda en todo el grupo.

Totalmente. En algunas de las escenas con McBurney, es como si la Srta. Martha fuera un general y él, un soldado de visita.

SC: Sí. Pero tampoco quería que interpretara el cliché de la directora temible. Las mujeres de todas las edades de esta película son bellezas sureñas, aunque los años de esplendor de la Srta. Martha hayan pasado y ya no haya fiestas a las que asistir. Se ha convertido en la protectora de las muchachas; tiene que ser fuerte en tiempos difíciles.

Has vuelto a unir fuerzas con Kirsten Dunst, y todas tus películas en las que ha participado se desarrollan en el pasado.

Nunca lo había pensado hasta ahora, pero es verdad.

Aunque hace una breve aparición en The Bling Ring.

Un cameo; eso no cuenta. Me encanta trabajar con Kirsten, así que tenía ganas de que volviéramos a hacer algo juntas.

¿Qué la hace tan idónea para retratar a mujeres de diferentes épocas y lugares?

 Kirsten tiene una cualidad que la hace creíble como personaje de antaño. Con eso no quiero decir que no valga para papeles contemporáneos, pero cuando lleva vestuario de época, me resulta totalmente de otro tiempo.

Para LA SEDUCCIÓN, quería que interpretase a Edwina, la profesora vulnerable, precisamente porque ella no es así para nada. Edwina es una mujer reprimida y frágil, todo lo contrario a Kirsten.

Lo mismo pasa con Elle Fanning, que es superdulce y generosa; por eso, quería que hiciese de “chica mala”. Pensé que sería una experiencia divertida. Me gusta ver a las actrices interpretando algo totalmente contrario a lo que esperas de ellas.

¿Ves a Elle más capaz ahora desde el punto de vista interpretativo que la última vez que trabajaste con ella, hace siete años, en Somewhere?

Apenas tenía 11 años cuando hicimos Somewhere, y me parecía alucinante pensar que ya tenía 18 cuando rodamos LA SEDUCCIÓN. Ahora tiene la misma personalidad y es la misma persona..., solo que en versión adulta. Sigue teniendo esa chispa infantil; es toda naturalidad. Me impresionó mucho como actriz entonces, y ahora más aún.

Elle aporta mucho al papel de Alicia, retratando a una chica vanidosa y egocéntrica. Alicia es perfectamente consciente de cómo se presenta, como cuando extiende su falda y todas se sientan con McBurney, y ella le mira. En el libro, es una chica criada para pescar marido.

Elle aparece a menudo rodeada de las otras actrices adolescentes de la película. ¿Cómo diste con las cuatro y las seleccionaste como grupo?

Conté con la ayuda de un gran equipo de casting. Era importante para mí tener a chicas de la edad de los personajes. Quería ser meticulosa a la hora de escoger; hay muchísimas actrices jóvenes en ese rango de edad.

Pusimos fotos de actrices en una pared para ver cómo quedarían juntas, por si había alguna muy similar a otra y podían confundirse. También era imprescindible que tuvieran mucha personalidad y fueran muy diferenciables. Comenzamos a poner juntas a nuestras favoritas, para ver la imagen conjunta que proyectaban, y las cuatro elegidas fueron las que más nos gustaron.

Dos de ellas, Oona Laurence y Emma Howard, habían actuado en Broadway en la obra Matilda; Oona cantaba, al igual que Amy; y Emma, como Emily, parece un retrato de la época en la que se desarrolla la trama.

Angourie Rice es de Australia, y tiene un talento increíble; quería que interpretase a Jane, la remilgada. Addison Riecke, la que hace de Marie, es superdivertida. No me di cuenta hasta más tarde que salía en la serie de televisión The Thundermans, que a mis hijas les encanta.

Trabajaron muy bien juntas. En la película, creo que trasmiten la sensación de grupo.

En pantalla, subrayas aún más esta cercanía mostrando a varias de las chicas compartiendo cama.

Sí, imaginamos que, estando lejos de sus familias, compartirían habitación y que invadirían mutuamente sus camas, porque una casa tan grande puede dar miedo. Son niñas, al fin y al cabo, que se aferran unas a otras.

¿Trataste de cultivar eso entre ellas, de fomentar la cercanía?

Sí. Hubo un periodo de ensayo, y tuvieron que ir a clases de baile y etiqueta, y aprender costura, cosas que las niñas de esa época estudiaban. Al pasar tanto tiempo juntas durante esas actividades, hicieron piña.

Durante el rodaje, sobre todo cuando estuvimos en Madewood, estaban juntas todo el rato, y se hicieron amigas. En Halloween fueron juntas a pedir golosinas por las casas del pueblo en el que estábamos.

Cuando se trabaja con un reparto reducido y un presupuesto ajustado, creo que existe cierta camaradería o sensación de campamento, como cuando estás con otra gente en un sitio y sabes que por la noche no vas a volver a tu vida habitual.

En LA SEDUCCIÓN, nos alojábamos todos en un hotel llamado Hampton Inn, y bajábamos al vestíbulo en pijama. Cuando rodamos en interiores en la casa de Nueva Orleans, había un porche con una mesa redonda grande que acabó siendo el punto social de reunión. O si no, el jardín de la parte de atrás. Había muy buen ambiente.

LA SEDUCCIÓN de Sofia Coppola - Colin Farrell y Kirsten Dunst


No hay comentarios :

Publicar un comentario