ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS - Película - Notas de producción y making of



Una plaga misteriosa se ha extendido en la Inglaterra del siglo XIX. La tierra está infestada de muertos vivientes, arrasando las refinadas costumbres victorianas y convirtiendo el bucólico campo inglés en una zona de guerra. Nadie está a salvo y los amigos se pueden convertir instantáneamente en enemigos rabiosos y salvajes. Aparece nuestra radiante heroína Elizabeth Bennet, una maestra de las armas y las artes marciales, independiente, perspicaz y testaruda. Las circunstancias amenazantes del momento obligan a que entre en acción para formar una alianza con el señor Darcy, un caballero guapo pero arrogante que ella detesta intensamente, pero por el que siente, muy a su pesar, un gran respeto por sus prodigiosas habilidades como cazador de zombis. Dejando de lado sus prejuicios personales y sociales, Elizabeth y el señor Darcy se unen una batalla sangrienta para librar al país de la amenaza zombi.

Escrita y dirigida  por Burr Steers  y basada en el bestseller de Seth Grahame-Smith, ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS es una vuelta de tuerca a la clásica novela de Jane Austen Orgullo y prejuicio.

Protagonizada por LILY JAMES (Cenicienta), SAM RILEY (Maléfica), JACK HOUSTON (Boardwalk Empire), BELLA HEATHCOTE (Sombras tenebrosas), DOUGLAS BOOTH (Noé), con MATT SMITH (Doctor Who), CHARLES DANCE (Juego de tronos) y LENA HEADY (Juego de tronos, 300: El origen de un imperio). La película está producida por MARC BUTAN, BRIAN OLIVER, TYLER THOMPSON, SEAN McKITTRICK, ALLISON SHEARMUR, NATALIE PORTMAN y ANNETTE SAVITCH. Los productores ejecutivos son SUE BADEN-POWELL, LAUREN SELIG, COMPTON ROSS, PHIL HUNT, EDWARD H. HAMM JR., ALEEN KESHISHIAN, NICK MEYER y KIMBERLY FOX.

El equipo creativo incluye al director de fotografía nominado al Premio de la Academia REMI ADEFARASI, B.S.C. (Elizabeth), el diseño de producción nominado al Premio de la Academia DAVE WARREN (Blancanieves y la leyenda del cazador), el editor PADRAIC McKINLEY, el compositor FERNANDO VELAZQUEZ, la supervisora de música LAURA KATZ, la diseñadora de vestuario JULIAN DAY (Rush), el diseñador y artista del maquillaje ganador del Premio de la Academia MARK COULIER (Guerra mundial Z) y el casting es de JOHN PAPSIDERA, CSA y DES HAMILTON.


Adaptar ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS

Una llamada de la actriz Natalie Portman fue lo que puso todo en marcha para llevar ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS a la gran pantalla. “Nos conocemos desde hace años,” cuenta la productora Allison Shearmur, “y dijo ‘Tienes que leer este libro, se llama Orgullo y prejuicio y zombis.” Shearmur aún no era consciente del fenómeno en el que se iba a convertir la novela de Seth Grahame-Smith. “Pensé que estaba bromeando,” ríe. Pero el libro no tardó en recibir buenas críticas y se convirtió en un éxito editorial, se hizo un hueco en la lista de los más vendidos del New York Times, donde permanecería durante varios meses. Al final, Shearmur se hizo con una copia. “Natalie tenía toda la razón,” admite Shearmur. “Seth Grahame-Smith es un hombre muy inteligente, y conocía la fuente original de cabo a rabo. El libro resonó con tanta fuerza porque no cambia Orgullo y prejuicio y te permite amarlo de otra manera. Introduce la historia a toda una generación nueva.”

El productor Sean McKittrick ya se había sumado a la producción cuando Shearmur se embarcó en el proyecto. “El libro me llegó por e-mail, cuatro o cinco meses antes de ser publicado,” recuerda. “Y vi la portada e inmediatamente lo compré. Es una extensión perfecta de la historia de Austen, y los zombis se convierten en un elemento físico que amplifica los temas del texto original.” Según Shearmur, “Los zombis representan nuestros mayores miedos y son una amplificación de los temas relacionados con la jerarquía en la historia original de Austen, en el sentido en que trata el sistema de clases de la Inglaterra victoriana y la mujer independiente que es Elizabeth Bennet. Aunque hay algo de humor negro en la historia, creímos que, al igual que en el libro, el tono tenía que ser muy serio y directo, y respetuoso con el texto original y el género de zombis. Definitivamente NO queríamos hacer una versión hortera.” O como describe el autor, Seth Grahame-Smith, a The Daily Beast, “(En el libro de Austen) tienes a esta heroína increíblemente independiente, tienes a este galante y heroico caballero, tienes una milicia acampada sin ningún motivo aparente, y la gente siempre está paseando de un lado a otro y viajando en carruaje de un lado a otro. Era un momento ideal para violencia gore y sin sentido. Por lo menos, desde mi punto de vista.”


Shearmur se encontró con Burr Steers en Los Ángeles una mañana y el director de 'La gran caída de Igby' y Siempre a mi lado le dijo que tenía un proyecto en el que estaba interesado. “Me estaba estrujando los sesos, sabiendo el tipo de películas que hace Burr y pensaba ‘¿En qué guión estará interesado Burr?’ Me cortó y me dijo ‘Orgullo y prejuicio y zombis’”. “Sé exactamente cómo hacerlo’,” recuerda Shearmur. “Y cuando una persona con ese nivel de talento te dice que saben cómo hacer algo que puede ser bastante difícil, tenía que escuchar.”

Fue el productor Marc Butan el que finalmente se hizo con la película y tomó la decisión de contratar a Steers sobre media docena de otros candidatos. “Cada idea que oímos acerca de cómo adaptar el libro se basaba en guiones enfocados en el elemento de terror, en efectos especiales y nuevas maneras de crear devastación de zombis,” recuerda Butan. “Burr fue la única persona que se dio cuenta de que tener a zombis en una historia de época hacía que la película fuera divertida, fresca y original, pero la gran fuerza de la película estaba en el material original – Orgullo y prejuicio. Su fe en la novela de Austen fue fundamental.”
  
Con Shearmur, Butan supervisó el desarrollo del guión, le dio forma y lo llevó a Cannes para hacer la película. Después vendió los derechos de Estados Unidos al productor de Cross Creek Pictures , Brian Oliver, que ya había trabajado en la nominada al Premio de la Academia 'Cisne Negro'. Oliver se sumó porque le atraía la visión de Steers del libro, que había leído hacía muchos años. “Sintonicé con el libro desde la primera página, y la aproximación de Burr tenía la combinación perfecta de acción y romance, a la vez que incluía todos los temas de la novela de Jane Austen. Aportó su ingenio y juventud al proyecto. Fue idea suya hacerlo de manera directa y reírse con los personajes y no de los personajes,” cuenta Oliver.

Steers comprende que jugar con un clásico se podría considerar como sacrilegio. “Pero tenemos todo el espíritu de Orgullo y prejuicio en la película,” insiste. “Simplemente se sitúa en un mundo alternativo en el que acontece un apocalipsis zombi, en lugar de las guerras napoleónicas.” “Los temas de riqueza y matrimonio quedan reflejados y los zombis son un buen reemplazo de las clases bajas y la guerra contra los zombis sustituye las guerras Napoleónicas,” añade Oliver.


Con independencia de este proyecto, Steers había hecho su propia investigación sobre zombis y junto a su afecto por el material original de Austen y la novela de Grahame-Simth, tenía una visión singular y bien informada de cómo aproximarse a la película. Había estado trabajando con una película que tenía lugar en Haití y estudió en profundidad cosas como el Tonton Macoutes, un hombre del saco criollo mítico que según la leyenda se llevaba a niños, nombre que luego tomó la temida fuerza paramilitar del dictador corrupto Francois “Papa Doc” Duvalier llegando a replicar alguna de las mismas tácticas “…para asustar a los nativos durante el genocidio haitiano. También me fijé en Baron Sunday (el villano de DC comic que asesina con vudú), la relación con ley Europea. Así que era consciente de que podía haber una visión diferente y, como demostró Seth, Jane Austen sirvió como una plantilla perfecta.”

Shearmur recuerda el primer borrador del guión escrito por Steers. “Se notaba que lo estaba escribiendo un director,” recuerda. “Era muy específico en términos de planos y era perfecto en su tono. Da miedo, es romántica, es graciosa y no se dejaba en el tintero ninguno de los subtemas. Incluso consiguió que Darcy hiciera una señorita fina de Lydia. Creó unos luchadores de zombis fieros y al mismo tiempo se mantuvo fiel a los personajes originales.”  El instinto básico de Steers se correspondía con una verdad fundamental del cine: Orgullo y prejuicio siempre funciona. “Mira a la franquicia Bridget Jones,” dice. “Cuanto más Orgullo y prejuicio puedas meter en algo, eso siempre va a ser una apuesta segura.

Añadir el elemento zombi fue como la guinda sobre el pastel. “La idea es que esta pandemia empezó a principios del siglo XVIII,” comenta Steers. “Usé la peste negra como modelo, y así fue como pensé en todos yéndose de Londres y poniendo distancia entre ellos y los infectados en la capital.” Añade: “El siglo XVIII también marcó la era de la industrialización y ocurre a la vez que esta pandemia, así que tienes unos motores de vapor enormes creados para liquidar los zombis.  No quiero decir ‘steam punk’, pero hay un elemento de eso en esto.” El kitsch definitivamente NO era un elemento bienvenido. “Esa expresión horrible, no quería que fuera así de ningún modo,” cuenta Steers. “Tenemos todos estos géneros diferentes e intentamos hacerlos todos bien, tan bien como pudiéramos y mezclarlos en un mundo coherente. Y, extrañamente, así es. Todo encaja. Sacas las Guerras Napoleónicas e introduces el apocalipsis zombi y todo lo demás sigue funcionando.


El casting de ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS

El casting de ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS ofrece un reparto ecléctico de grandes talentos que ofrecen un lado nuevo y ferozmente subversivo de las hermanas Bennet, ya que usan artes marciales para derrotar a las hordas de zombis.Cuando tienes un libro que es tan popular y estás haciendo una película de género específico te tomas ciertas licencias”, comenta Steers. “Te da la oportunidad de fichar a personas a las que no tendrías acceso si no tuvieras el poder de ese género, o un título muy conocido.”
  
Lily James interpreta a la protagonista Elizabeth Bennet, una de las heroínas más conocidas y más queridas de la literatura inglesa. James ya tenía experiencia interpretando a una mujer joven adelantada a su tiempo en un drama de época, habiendo interpretado a la inquieta Lady Rose MacClare Aldridge en 'Downton Abbey'. Como la estrella de la adaptación de 2015 de Disney de 'Cenicienta', también tuvo la oportunidad de honrar y reinventar un personaje clásico de una manera contemporánea. Ambos papeles son almas gemelas de Elizabeth Bennet. James leyó el guión y se quedó prendada cuando sólo llevaba siete páginas. “Estaba tan bien escrito, y Burr había hecho un trabajo tan bueno,” cuenta. “Me encantó. Orgullo y prejuicio se ha hecho tantas veces, y tan bien, que creo que nunca lo intentaría, pero cuando añades zombis se convierte en un reto interesante y todos nos hemos metido de lleno juntos.”

A parte de ser una actriz con una técnica increíblemente fuerte,” comenta Steers, “Lily James está llena de pasión y es tan carismática delante de la cámara.” James conocía muy bien la novela de Austen, desde que la leyó por primera vez en el colegio. Esto suponía una gran reto para la actriz. “Mi lucha principal a lo largo del rodaje ha sido aunar la Liz Bennet con la que estoy tan familiarizada y esta versión de la Elizabeth Bennet maestra de artes marciales.” De hecho, había ocasiones en las que James dejaba la Elizabeth Bennet de Austen totalmente de lado por Liz Bennet la luchadora y némesis de los zombis. “Intenté ser fiel al personaje de Jane Austen pero, en ocasiones, tenía que dejarla de lado porque Liz es mucho más feroz, con mucha más ira en su vida y, bueno, más dura. La historia empieza de manera idéntica – viviendo en casa con sus padres, todas las hermanas están solteras, lidiando con los problemas de aquel entonces, que era que serían pobres mientras estuvieran solteras – excepto con la amenaza de los zombis, una guerra y aniquilación total como telón de fondo. Lizzie es tan multidimensional y tan maravillosamente imperfecta e inteligente y adelantada a su tiempo, e interpretar eso es de por sí un gran reto. Añade a eso que hay zombis por ahí sueltos…


Su gran amor y fuente de frustración, el señor Darcy está interpretado por Sam Riley, quien acaba de interpretar a Diaval en 'Maléfica' y que ya estaba formado en el arte de dar réplica a personajes femeninos complicados y poderosos. “Había querido trabajar con Sam Riley durante años,” dice Steers. “Desde que vi Control, he intentado coincidir con él en proyectos. Si tienes que superar la huella de anteriores Darcys, él era el hombre perfecto.” Cuando Riley se enteró del proyecto, no conocía el libro, y su reacción inicial fue una sorpresa. “Pensé, ¿Tan mal van las cosas?’”, se ríe. Pero a pesar del evidente humor del título, no tardó en valorar el detallismo de Grahame-Smith y su seriedad para hacer que la mezcla funcione. “Cuando lo cogí, lo leí de principio a fin de una sentada. Eso es bastante raro, porque normalmente después de 10 o 15 páginas sabes si estás interesado o no. Después de leerlo llamé de inmediato a mi agente para organizar una reunión. Interpretar a Darcy como un Samurai mata-zombis… ¿cómo no te va a gustar?
 
La inspiración de Riley para Darcy fue exactamente lo que quería Steers. “Dijo ‘le voy a interpretar como un James Bond punk”, se ríe el director. “Y realmente lo hizo de esa manera”. “Es más potente que el Darcy del libro,” comenta McKittrick. “No es un Darcy juguetón, pero los temas del libro siguen presentes”.“Lo que realmente me atrajo fue interpretar a este personaje icónico como un héroe de acción,” comenta Riley. “He interpretado muchos papeles serios en el pasado, y lo interpretamos con seriedad, pero la idea de admirar a Liz Bennet a distancia mientras machaca la cabeza de un zombi era asombrosa”. “No puedo imaginar a nadie más interpretando a Darcy ahora,” dice James. “Es perfecto, porque mantiene las cualidades de Darcy – su melancolía, ese aire contenido que hace que estás deseando saber qué piensa realmente – pero luego le ves pelear y lo hace de una manera tan sexy. La tensión entre Liz y Darcy crece de manera exponencial por el hecho de que pueden mostrarla físicamente.”


Bella Heathcote se describe como una fan incondicional de Jane Austen. “Estaba un poco obsesionada con la miniserie de la BBC,” confiese. “Así que todo empezó ahí para mí.” Volvió al libro cuando le dieron el papel de Jane Bennet, pero lo dejó de lado por el guión. “Hay un momento en nuestra historia en el que hay una bifurcación obvia, pero Jane es exactamente la misma que en el libro de Austen; la circunstancias de su mundo son ligeramente distintas y definitivamente más letales,” explica. “Está más que preparada para ello – en esta versión ha habido un apocalipsis zombi y se ha ido a China con sus hermanas a estudiar artes marciales. Es un síntoma de su época: además de pintar y cantar y coser y todas las habilidades que las mujeres debían tener en aquella época, también saben luchar.” En un estilo totalmente Jane Austen, Heathcote pasó tres meses aprendiendo Kung Fu antes de llegar al set. “Realmente me metí en ello,” confiesa. “Hice eso, y un poco de boxeo, y después me lancé cuando llegué al set.”

Suki Waterhouse, que protagonizó el éxito de 2015 'Insurgente', interpreta a Kitty Bennet, que se enamora del hombre equivocado con consecuencias desastrosas. “Es la segunda más joven de las hermanas,” comenta Waterhouse. “Es la callada, y quizá no la más inteligente de las hermanas, me temo.” El ser parte del reparto ha sido una gran experiencia de aprendizaje para la joven actriz. “He aprendido tanto simplemente viendo a actores como Sally Phillips, que interpreta a nuestra madre. Puede hacer que nos riamos sin soltar una palabra y es simplemente como funciona su cabeza.” Waterhouse creció practicando karate – su padre lo enseñaba en el centro local – y las secuencias de lucha le atrajeron desde el principio. “¡Simplemente el título de la película hizo que quisiera hacerla! Y el guión era tan divertido. Me grabé para la prueba e incluí un montón de movimientos de karate. Fui un poco presumida, he de decir,” cuenta Waterhouse. Aún así las secuencias de acción fueron un reto para ella, pero divertido – y le valieron a Waterhouse su primera herida de cine. “Las escenas de lucha no fueron fáciles, tenían una coreografía muy complicada. Acabamos con un montón de moratones. Yo estaba muy impresionada con los míos. Literalmente, quería enmarcar y laminar el primero que tuve,” dice.

Interpretando el papel del snob Bingly está Douglas Booth. “Es el aristócrata increíblemente rico que se muda a Netherfield y causa una gran impresión entre las hermanas Bennet,” comenta. “También es el mejor amigo de Darcy, pero él y Darcy son muy distintos.” Booth cree que esta diferencia se refleja en su relación con Sam Riley. “Sam y yo somos personas muy diferentes,” explica. “Pero nos llevamos tan bien, al igual que Bingley y Darcy. Él es todo lo que no es Darcy. Es el que siempre bromea, quiere divertirse y es el último en irse a casa. Darcy es muy precavido e introvertido, en cierto sentido.” Booth se sintió atraído al giro único que la película da al clásico de Austen. “La obra de Austen siempre ofrece una crítica social,” dice. “ “Y es lo mismo aquí, pero en vez de discutirlo mientras tejen lo discuten luchando. Es fascinante y eso es lo que realmente me encantó.” Continúa: “Lo que resulta interesante es que en otras películas de zombis normalmente se trata de un viaje: un héroe intentando ir de A a B para salvar a su familia. Pero aquí tienes un panorama distinto, donde ves un mundo que creemos conocer en medio de un apocalipsis zombi y ver cómo ese mundo sobreviviría.


Jack Huston, que interpreta a Wickham, está de acuerdo: “Se mantiene muy fiel a la estructura de la historia de Austen. Pero la parte de los zombis añade un elemento nuevo. Realmente no necesitas ver otra versión de Orgullo y prejuicio porque ha habido tantas y han sido tan buenas, pero Seth Grahame-Smith escribió este libro increíble que aportó algo nuevo. Nos da licencia a abrirlo y hacer cosas distintas, sobre todo en cuanto a las mujeres. Simplemente me encanta que estas chicas sean progresivas y valientes.  Liz Bennet era muy atrevida y avanzada en la novela, pero en nuestra película podemos llevar eso incluso más lejos. Hay algo muy sexy en estas mujeres luchadoras y feroces,” comenta Huston. La estratificación social victoriana se traspasa a un paradigma zombi, del que Wickham es perfectamente consciente. “Después de la plaga de los muertos vivientes, el mundo cambia dramáticamente – la clase alta consigue librarse – Lady Catherine los llama aristócratas zombis – pero surge un sistema de clases extraño. La idea de Wickham es crear una especie de apaciguamiento para que los humanos y los zombis puedan vivir juntos pero sus motivos, que no tardamos en descubrir, no son tan altruistas,” dice Huston.

Lena Headey en el papel de Catherine de Bourgh se reencuentra con su compañero de reparto de 'Juego de tronos' Charles Dance en esta película. “Es la tía de Darcy y es rica, un poco manipuladora y un poco guerrera, ha matado a muchos zombis,” comenta Headey, que dice que se sintió atraída al papel por la libertad de poder hacer algo que no había hecho antes. “Tengo una edad que me permite hacer cosas algo locas,” dice riéndose. “Eso era una idea que me encantaba. La manera en que la introducen – sobre una pila de zombis muertos con dos espadas en sus manos y rayos y truenos… es brillante. ¿Quién no querría eso? Y, sinceramente, he querido llevar un parche sobre un ojo durante 20 años. Estoy viviendo un sueño.

Matt Smith interpreta Parson Collins. Describe el momento que oyó el título de la película por primera vez: “Como siempre, te llama tu agente, te manda un guión y dice ‘Están haciendo esto, y éste es el reparto.’ Y te dice ‘Se trata de ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS’. Así que tú dices, ‘Ya, vale’.” Continúa: “Realmente, para mí, justo lo que necesita Orgullo y prejuicio eran zombis. No quiero ver otra adaptación de Orgullo y prejuicio durante tres horas, gracias. Pero, ¿zombis? Echaré un vistazo a eso.” Fue la feliz mezcla de la premisa lo que convirtió a Smith en una valiosísima adición al reparto. “Matt Smith no sólo es un actor genial,” comenta Riley, “pero una gran persona a la que tener en el set. Hace que todos estemos contentos y es desternillante con lo que hace.” “Parson Collins es un hombre pomposo y orgulloso, supongo,” comenta Smith de su personaje. “Quería hacer algo un poco distinto con él y pensé, cuando la gente vea la película, quizá vean algo diferente en él.” Smith comenta que Steers alentaba la improvisación, algo que le pareció tan liberador como el guión mismo. “Me dio mucha libertad, me permitió jugar con las tomas, que es algo que siempre me gusta, especialmente porque hay un elemento un poco fantástico en este mundo, esta aproximación te permite ser algo más atrevido,” explica Smith.


Charles Dance interpreta al patriarca de la familia Bennet, el señor Bennet.Charles tiene esta intensidad sutil como el señor Bennet,” comenta James. “Sentías esta cualidad protectora y feroz que era muy interesante.” Dance dice: “Incluso el fan más precavido de Jane Austen pillará el chiste. Y espero que lo hagan porque nos lo hemos pasado increíblemente bien en esta película. Probablemente demasiado bien.” Su señor Bennet es, dice, “un poco más proactivo,” que en el libro. “Mi interpretación fue que el señor Bennet está en esta casa llena de mujeres, rodeado de hijas, y debido a esta plaga de zombis en Inglaterra ha tenido que entrenarlas a todas como si fueran chicos, para se convirtieran en grandes luchadoras. Así que, a pesar de ser el patriarca y el cínico de la historia, la mayor parte del tiempo está reaccionando y es la señora Bennet la que hace más ruido.”  Describe la película como “audaz, como poco.” Continúa: “Estoy rodeado de este reparto increíble de jóvenes brillantes y todo se basa en la historia.  Tenemos a las chicas Bennet haciendo su costura después de regresar de los templos Shaolin en China, convertidas en expertas en artes marciales. Es muy, muy gracioso, aunque intentamos no interpretarlo como una comedia, porque las mejores comedias se hacen de manera seria.”

El director comenta cuán perfectamente trabajó el reparto. “Todos sacaron fuerzas los unos de los otros y todos querían trabajar juntos,” dice. “Se motivaban y fueron apoyos increíbles los unos para los otros, con una competitividad sana. Son una gran generación de estrellas británicas jóvenes, que están al borde de ser estrellas, si es que no lo son ya.

La acción de ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS

Al igual que en la novela, las hermanas Bennet y Darcy usan estilos de combate asiáticos para luchar contra la invasión zombi. “Inglaterra ya tenía presencia en Asia en ese momento de la historia,” comenta Steers. “Ya estaban en la ruta de la seda y, obviamente, cosas que eran muy asiáticas se convirtieron en inglesas. El té, la pólvora y cosas como esas se integraron en la cultura anglosajona. Nuestra idea era que, con esta guerra en marcha, también han integrado las artes marciales.” La lucha, dice Steers, viene de los personajes, del mismo modo que en las grandes películas de artes marciales asiáticas como Los siete samuráis. “Cada uno tiene una serie de habilidades muy específicas, basadas en quienes son, no son cuestiones aleatorias.
  
Fue idea de Grahame-Smith en la novela que se usaran los muchos relatos del Este para resaltar las diferencias sociales entre los personajes. Japón, en ese momento, era la reserva de las clases altas; así que los estilos de lucha japoneses parecían perfectos para el mundo en el que los Bennets se quieren introducir. “Japón es Eton y China está un poco por debajo, y los Bennets han ido a China,” explica Steers. “Así que el esnobismo de los Bingley se basa en que no tienen suficiente pedigrí. Estas cosas enlazan con los temas de Jane Austen, y exploran la idea de los roles de género y el empoderamiento femenino.” “Están algo expuestas,” cuenta Lily Janes. “Son las chicas marginadas por haberse entrenado en China y el esnobismo sale a relucir con Bingley. Hay una lucha graciosa entre mi personaje y Caroline Bingley, en la que yo hablo chino y ella japonés.”

A pesar de la discriminación por clases, las chicas realmente saben luchar. “Básicamente son héroes de artes marciales,” dice James. “Tuvimos que entrenar mucho con Maurice Lee, el coordinador de las escenas de acción, para intentar que pareciera que sabíamos manejar una espada. Y creo que todos nos metimos de lleno y nos convertimos en artistas de artes marciales.” Lee dice: “No ocurre todos los días que te encuentres con una película inglesa que use todos los estilos de Kung Fu. Definitivamente quería formar parte de esto.”  Lee es un antiguo luchador que practicaba boxeo, kickboxing y Kung Fu, entre otras disciplinas. Esto hizo que estuviera especialmente preparado para entrenar a las hermanas Bennet en estas técnicas de inspiración china.” “Lo principal en la coreografía de la película es conocer el guión y conocer a los personajes,” explica. “El estilo tiene que concordar con la historia. ¿Cómo reaccionarían estos personajes a las situaciones con la que se enfrentan?


Para Riley, entrenar para prepararse para las exigencias físicas del papel fue un gran reto. “No había practicado ningún deporte dos años de leer esto,” recuerda. “Cuando vi lo que tenía que hacer pensé ‘Si me pongo con esto ahora van a tener que darme descansos todo el rato para recuperar el aliento’. Así que en cuanto me dieron el papel llamé a mi entrenador.” Aprender a blandir un sable de samurái no fue fácil para Riley: “No puedes convertirte en un samurái en un mes,” se ríe. “Pero pensé que si aprendía algunas cosas que hacen que parezca un samurái, como girar la espada y enfundarla, daría el pego. Tengo esta espada samurái en casa pero me picho el pulgar todo el rato. Pero queda bien en cámara.

Entre los retos que fueron específicos de esta película había una escena de lucha entre Lizzie y Darcy en la que tienen que mantener una conversación del argumento de la novela de Austen. “Para un actor, los diálogos de una película de época ya son suficientemente duros,” explica Riley. “ Y cuando Lily y yo estábamos aprendiendo la lucha, todo el rato estábamos pensando, ‘No puedo creer que vamos a tener que hablar a la vez.’ Pero de alguna manera hacía que pudieras decir el diálogo sin trabarte, porque tienes que decirlo entre puñetazos y golpes. Fue una locura.” Lily James está de acuerdo: “Inevitablemente el diálogo sale de una manera en la que no tienes control, y si estás luchando tu diálogo lo refleja – es iracundo. Al final, dejas de pensar en lo que estás diciendo, lo cual es un alivio, como actor, porque las cosas están ocurriendo de manera automática.

James dice sobre las formidables hermanas Bennet de ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS:Cuando estamos juntas es como si estuviéramos en una banda de chicas. Me siento como si fuéramos las Spice Girls, pero podemos luchar y somos nosotras las que rescatamos a los hombres. Nosotras somos los personajes fuertes. Interpretarlas nos ha unido.” “Lo que más miedo daba fue que disparamos escopetas,” se ríe Suki  Waterhouse, que interpreta a Kitty. “Lily, Ellie Bamber, que interpreta a Lydia, y yo disparamos una escopeta con balas de fogueo y daba bastante miedo. Pero fue muy divertido.” La actriz admira la mezcla de talento que tienen las chicas luchando y las realidades sociales del tiempo en el que viven. “No se quedan sentaditas y se preocupan mucho por las masas de zombis,” comenta, “pero también están limitadas por la necesidad de casarse, lo cual es bastante ingenioso. Sigue siendo Orgullo y prejuicio en el fondo.”

Campos de batalla: La localización

Diseñar los sets y vestir las localizaciones fue el trabajo del departamento de arte dirigidos por el diseñador de producción Dave Warren. Shearmur dice: “Dave trabajó con Dante Ferreti durante muchos años, y tiene tan buen ojo para la artesanía. Su decoradora de set, Naomi Moore, tiene un gran conocimiento y ojo para el detalle. Me sentí alagado cuando un grupo de prensa me preguntó cuánto costó la película y le di la vuelta a la pregunta y ellos supusieron una cifra que triplicaba nuestro presupuesto.

Burr y Dave pasaron mucho tiempo intentando averiguar el aspecto que tendría este mundo,” dice McKittick, “después de 70 años de guerra zombi. El mundo sigue existiendo, y siguen existiendo las grandes casas señoriales, pero según te vas alejando de esas casas, ves las fortificaciones zombi y ves cómo la sociedad se ha adaptado a vivir en un mundo en el que existen los zombis.

Lily James explica: “Entre Londres y Hertfordshire, en nuestra historia, hay un gran área llamada El Entremedio, que es una especie de zona post-apocalíptica donde todavía hay zombis. Hertforshire y Londres están protegidos, pero según comienza la película los zombis se han infiltrado en Hertfordshire y estamos en guerra”. “Es la guerra, así que todo el mundo se ha acostumbrado de algún modo,” comenta Riley. “Quería que Darcy tuviera todos los juguetes posibles. Mi caballo tiene un armadura hecha a medida y una pistola de dos barriles con una “D”, que le da un toque bonito. Tengo cuchillos escondidos en las botas y en mis mangas, y la espada samurái y un hacha. Sólo lo esencial.”

Rodar en algunas de las casas señoriales más históricas de Gran Bretaña también supuso adaptarlas para una historia alternativa en la que sirven como fortalezas ante la amenaza zombi. “Se trataba de verlas e imaginar cómo podríamos alterarlas para que encajaran en nuestro mundo,” dice Steers. “Pero la arquitectura en estos lugares… decir que son palaciales es quedarse corto”. “El 99% de la película se rodó en localizaciones,” comenta Warren. “Burr y Remi estuvieron viendo cine inglés de los 70 y les gustó enfrentarse a las limitaciones de rodar en localizaciones. Lo ves en pantalla – la cámara puede estar limitada a veces, pero las ventanas están bien y todo es real y la luz del sol reluce. Creo que a ambos les gustó mucho eso”. “El estar basados en Londres,” comenta McKittrick, “y tener todas las casas que aún permanecen hoy en día, y poder rodar Orgullo y prejuicio y zombis en casas centenarias… Nunca me imaginé que seríamos capaces de acceder todo esto como lo hicimos.”


A través de la lente del director de fotografía Remi Adefarasin, 'Orgullo y prejuicio y zombis' tiene el lenguaje visual impresionante de un gran drama de época. “Remi usó tantas velas en el set,” comenta Shearmur. “No puedes evitar pensar en tus escenas favoritas de 'Barry Lyndon'”. “Remi dijo desde el principio que iba a rodar la película de zombis más hermosa jamás rodada,” dice McKittrick. “Es impresionante, y tiene todo lo que esperarías visualmente de una película de Merchant/Ivory.” Riley está de acuerdo. “No es que Remi esté vendiendo una broma,” comenta. “Es que está evitando que sea una broma, porque se ha rodado de una forma tan bonita como cualquier adaptación de Orgullo y prejuicio. Permite que la novela y los elementos del género de zombis se entremezclen sin que resulte completamente chirriante.” Continúa: “Va a ser precioso, bonito, suntuoso, lujoso y, si te fijas, verás muchos detalles asiáticos. La segunda o tercera vez que la veas aprenderás tanto sobre nuestros personajes por la manera en que se han decorado las estancias. Es muy inteligente y muy audaz.”
  
McKittrick comenta que Steers se encargó de tener un set muy tranquilo. “Burr fue actor, así que definitivamente es un director de actores,” dice. “Es un hombre honesto, amable y dulce que sabe lo que quiere, y el equipo y el reparto le quieren por ello”. “Burr nos reunió para ensayos y nos sacaba a tomar cervezas,” cuenta James. “No tardé en darme cuenta de que este proceso de acercamiento era muy importante. Especialmente para las hermanas, hizo que nuestras dinámicas se convirtieran en algo realmente automático. Burr fue brillante”. “Con un nombre así debería ser el batería de una banda punk o algo,” bromea Riley acerca del director. “Es brillante, y fue genial tener esas dos semanas de ensayos con él, que es algo tan excepcional. Simplemente el poder sentarnos y hablar sobre cómo nos vamos a posicionar de manera que estemos hablando de lo mismo.”

Creando los zombis

El artista de maquillaje ganador del Premio de la Academia Mark Coulier fue el responsable de dar… bueno, no exactamente vida, a los zombis. “Mis conversaciones iniciales con Burr me dejaron claro nuestra dirección – siempre estamos buscando esa pequeña semilla de información. Burr quería que todo pareciera muy real así que teníamos pequeños trozos de hueso asomando aquí y allá, mandíbulas con dientes a la vista, todo lo que a Burr le gustaba del personaje Jack de Un hombre lobo americano en Londres, que acaba más deteriorado al final de la película. Así que hicimos eso, usando colores más azulado-verdosos y con pedazos de piel colgando. Fue muy divertido mezclar esos preciosos trajes, peinados y sombreros del siglo XIX con media cara,” dice Coulier.
  
El equipo de Coulier también diseñó y mantuvo las hordas de zombis que amenazan la campiña inglesa. “Pasamos varios meses preparandonos para eso, creando miles de piezas prostéticas. Las hicimos de manera que fueran adaptables y las pudiéramos usar con varias personas, que encajasen de alguna manera. Así que los días que había 40 zombis, teníamos a 30 personas de mi departamento convirtiéndolos en zombis y estaban ocupados durante horas preparándolos. Y después teníamos a gente en el set poniendo sangre y pegotes, que requerían un mantenimiento constante porque el maquillaje se desgasta con el roce. Teníamos muchos miembros cortados y partes de cuerpos e hicimos entre 20 y 30 cuerpos que se tiraron aquí y allá. Teníamos zombis especiales como el que lleva un hacha en la cabeza, zombis huérfanos, en fin, bastante inquietante,” dice Coulier.
  

El equipo de Coulier trabajó estrechamente con los departamentos de producción, vestuario, peluquería y maquillaje para crear un esquema cromático macabro en sincronía con la película como un todo. “Todos debatimos la paleta de colores – sabíamos lo que el departamento de vestuario estaba haciendo con los colores e intentamos complementarlos con nuestros zombis. Por ejemplo, teníamos a una actriz con una piel de porcelana preciosa y pelirroja y en vestuario le dieron un vestido azul celeste precioso. Simplemente mantuve los tonos mutados y jugué con esos azules y verdes y amarillos y marrones impresionantes en la piel putrefacta de los zombis,” dice Coulier.
  
Coulier tiene experiencia con zombis, especialmente con Guerra mundial Z, pero esta película tenía un atractivo único. “Una película de zombis de época sonaba fantástico. Teníamos licencia para dejarnos llevar por los personajes, coger la imagen de la Inglaterra victoriana y mezclarla con la cultura zombi fue algo diferente y muy divertido,” dice Coulier.

Al final, Burr Steers dice que ORGULLO + PREJUICIO + ZOMBIS ofrece algo para todo el mundo. “Para los fans del terror, hay terror de verdad, zombis que dan miedo de verdad, y creo que incluso más subversivos y aberrantes que las cosas que has visto antes porque pueden pensar.” Y para los fans de Orgullo y prejuicio, todo esto está sobre el telón de fondo de una de las historias literarias más admiradas. Steer continua: “Eleva el nivel de todo. Todos los temas de Jane Austen están intensificados mientras los personajes luchan contra el apocalipsis zombi.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada