39 FESTIVAL INTERNACIONAL DE TEATRO CLÁSICO DE ALMAGRO – EL GRAN TRIUNFO DE ‘LA VILLANA DE GETAFE’ Y ‘LAS HARPÍAS EN MADRID’



La 39 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro afronta su recta final con una programación llena de grandes propuestas como ‘Cervantina’ de Ron Lalá, ‘Hamlet’ de Miguel del Arco, o ‘Pedro de Urdemalas’ y ‘La Villana de Getafe’ de La Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico, dirigidas por Denis Rafter y Roberto Cerdá respectivamente. El Festival se inauguró el 7 de julio con la entrega a Concha Velasco del 16º Premio Corral de Comedias y, desde ese día, Almagro no ha dejado de ofrecer grandes momentos teatrales en sus diferentes espacios escénicos. Por el Corral de Comedias, El Hospital de San Juan, el Aurea, el Espacio Miguel Narros y el Teatro Municipal han estado desde Steven Berkoff hasta Concha Velasco, pasando por la Cía Sexpeare, la Compañía Nacional de Teatro Clásico, Rafael Álvarez ‘El Brujo’, la 'Celestina' de José Luís Gómez, el 'Ricardo III' de Eduardo Vasco o lo último de Laila Ripoll para la Cía Producciones Micomicón. La danza se ha visto representada por la Compañía Nacional de Danza, y algunas propuestas venidas de Italia, Portugal o India han dado el toque internacional.


El 5º Certamen de Barroco Infantil, el 6º Certamen de Almagroff en el espacio La Veleta, y los After Classics en el Patio de Fúcares han completado una programación extensa, bien cuidada y con propuestas verdaderamente interesantes. ‘Las harpías en Madrid’ de Fernando J. López con dirección de Quino Falero y ‘La Villana de Getafe’ de la Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico nos han regalado los mejores momentos de nuestra estancia en el Festival este fin de semana. Ovaciones y aplausos merecidos para ambas propuestas. Atentos porque ‘La Villana’ estará hasta el domingo 31 en el Hospital de San Juan.


‘Las Harpías en Madrid’ estrenaron en el Corral de Comedias y las expectativas, que eran altas, se cumplieron. Fernando J. López es el autor de la comedia que se inspira, libremente, en la novela de Castillo Solórzano, y Quino Falero es el director del espectáculo y de los actores y actrices que hicieron levantar al público del Corral tras 90 minutos de risas, disfraces y enredos no exentos de reflexión. Nuria González, Marta Aledo, Natalia Hernández, Paco Déniz y un desbordante Juanan Lumbreras dejaron el nivel muy alto. Según el autor “La escritura de esta pieza nació como una propuesta crítica y feminista, en la que se juega con el código del humor y la narrativa picaresca para abordar un tema tan grave como el de la igualdad entre mujeres y hombres”. “La obra es, además, un gozoso homenaje a la literatura del Siglo de Oro y, muy especialmente, a esas pícaras, herederas de la tradición celestinesca y condenadas con demasiada frecuencia a un injusto segundo plano”. Producen Pérez y Goldstein, Chácena, Flower Power y Degira Espectáculos. Distribuye Clara Pérez. Deseo que tengan un gran recorrido en su futura gira nacional.


‘La villana de Getafe’ de La Joven Compañía Nacional de Teatro Clásico ha sido el gran descubrimiento del festival, una grata sorpresa y una experiencia teatral fascinante, divertida y gozosa. El texto de Lope de Vega con versión de Yolanda Pallín traslada la acción del siglo XVII a nuestros días. Roberto Cerdá dirige con exquisito gusto el trabajo de unos actores jóvenes y sobradamente preparados. Un elenco muy bien elegido que defiende una propuesta arriesgada y la engrandece. Les acompaña la siempre magnífica Pepa Pedroche y Sergio Otegui, dos intérpretes que llevan años de profesión trabajando para la Compañía Nacional. La escenografía y el vestuario de Ana Garay junto con la iluminación de Pedro Yagüe son también parte de la clave del éxito de esta propuesta. La diferencia de clases sociales entre ricos y pobres es la base de la historia. Un texto dinámico que se pregunta sobre la existencia de los prejuicios entre clases sociales y la verdad de los sentimientos. No puedo dejar de mencionar el trabajo de movimiento escénico y coreográfico que realiza Marta Gómez, los audiovisuales de Tolo Ferrà y la música de Mariano Marín. Puro arte.


Paula Iwasaki, como la villana, está fantástica. Es una actriz que tiene un futuro muy prometedor en el mundo del espectáculo. Desde que la descubrí en el ‘Trágala Trágala’ de Yllana vi claramente que estaba ante una de las actrices más completas y preparada de su promoción. Enhorabuena también a Ariana Martínez, Mikel Aróstegui, Marçal Bayona, Carlos Serrano y al resto del elenco por este gran trabajo.


Quería resaltar también el trabajo que la compañía madrileña Albricias Teatro ha realizado a partir de la obra de Lope de Vega ‘La boda entre dos maridos’. Una comedia que enfrenta la amistad al amor y que aporta un sorprendente giro que radica en la ambigüedad con que Lope trata esta relación. Una versión muy interesante de Tamara Gutiérrez bajo la dirección de Ana de Santos y Romeo Urbano. Destacan los trabajos de José Juan Sevilla como Lauro y Aarón Lobato como Febo. Se pudo ver en los jardines de La Veleta, dentro de Almagroff.

Almagro es una ciudad hermosa que ofrece mucho teatro y se come muy bien, imprescindible pasarse por ‘El Marqués’, que está situado en la misma plaza, de trato muy agradable y comida riquísima. Además las noches de festival tienen un ritual preciso y certero. Te cantas alguna canción en el karaoke y luego bailas hasta el amanecer en Urgencias o en la Sala Princeps, siempre en función de donde se encuentren pinchando los fantásticos Indiensemble, Lázaro Prieto & Leticia Serrano (Leti Suisse).

Enhorabuena a la directora del Festival, Natalia Menéndez, por su exquisita gestión. Volver siempre es un verdadero placer.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada