VAIANA (Moana) - La nueva princesa Disney



El próximo 2 de diciembre llegará a los cines españoles VAIANA (Moana), la nueva película de animación de Walt Disney Animation Studios dirigida por John Musker y Ron Clements, directores de clásicos imprescindibles de Disney como 'La sirenita', 'Aladdin' o ' Tiana y el sapo'.

Hace 3.000 años, En las islas del sur del Pacífico, Vaiana, una auténtica navegante, zarpa en busca de una isla legendaria. Forma equipo con su héroe, el semidiós Maui, para cruzar el océano en un viaje repleto de acción. En su viaje, encontrará enormes criaturas marinas, impresionantes submundos y tradiciones milenarias..

VAIANA es la nueva princesa Disney de su ultima película de animación,  una adolescente aventurera que se embarca en una audaz misión para salvar a su pueblo. Durante su periplo, Vaiana (voz de Auli’i Cravalho) se encuentra con el otrora poderoso semidiós Maui (voz de Dwayne Johnson), que le guiará en su búsqueda para convertirse en una navegante de primera. Juntos surcarán los mares en un viaje repleto de acción en el que se enfrentaran a enormes monstruos y obstáculos imposibles. Durante su viaje, Vaiana cumplirá con la búsqueda que emprendieron sus antepasados y descubrirá lo que siempre había buscado: su propia identidad.

El titulo original de la película y nombre de su protagonista es 'Moana', pero la película se titula VAIANA en España, Francia, Portugal, Alemania, Países Bajos y Bélgica, debido a que «Moana» es una marca registrada en dichos países europeos. Sin embargo, en los demás paises se conservará el nombre original.

VAIANA (Moana) está producida por Osnat Shurer, productora ejecutiva del grupo de cortos de Pixar Animation Studios, responsable de los cortometrajes de Pixar, así como de los materiales extra de todos los DVD. En Pixar, Shurer produjo o fue productora ejecutivo de un gran número de cortometrajes de éxito como 'Lifted' (2006), nominado al Oscar®, 'El hombre orquesta' (2005) y 'Boundin' (2003).

VAIANA (Moana) - Poster español de la peliculaVaiana tiene 16 años y es hija de del jefe de Motunui, dice el director Ron Clements. “Es atlética, ágil, compasiva y tremendamente lista. Nunca se da por vencida y siente una profunda conexión con el mar”.

“Así que le preocupa -por decirlo suavemente- que su pueblo no se atreva a ir más allá del arrecife que rodea la isla”, añade el director John Musker. “Se quedan dentro de los confines de ese arrecife, y Vaiana no entiende por qué".

La historia se inspira en parte en las historias orales del pueblo y las culturas de Oceanía. Hace 3.000 años, los marinos polinesios, los mayores navegantes del mundo, surcaron las inmensidades del Océano Pacífico y descubrieron miles de islas. Pero después, durante todo un milenio, no hubo más viajes y nadie sabe por qué. “La navegación es una gran parte de la cultura del Pacífico", dice Musker. "Los antiguos polinesios se abrieron camino a través de los mares sin utilizar instrumentos modernos, usando sus conocimientos sobre la naturaleza, las estrellas, las olas y las corrientes".

Clements añade: " Hemos escuchado muchas veces que el mar no separa a las islas sino que las conecta. La navegación es un motivo de orgullo para los habitantes de las Islas del Pacífico y forma parte de su identidad. Estaban y están entre los mejores exploradores de todos los tiempos. Lo que hicieron fue muy sofisticado, casi milagroso”.

Hay muchas teorías, pero nadie está seguro de lo que llevó a esa interrupción de 1.000 años en las exploraciones. Y esta circunstancia intrigó a los realizadores. Musker afirma: “En nuestra historia, nuestra heroína, Vaiana, es Ia protagonista del renacimiento de la búsqueda de nuevas rutas”.

Durante su viaje, Vaiana se encuentra con el poderoso semidiós Maui, un personaje exuberante inspirado en multitud de cuentos y leyendas que circulaban sobre él en la región de Oceanía. Musker dice: "Estábamos fascinados con las historias que leíamos, los cuentos que nos relataban los expertos de esa región. Maui era grandioso, un embaucador y un transformista. Podía sacar miles de islas del mar con su anzuelo; tenía poder para frenar al sol. Es una figura increíble".

Maui, que está viviendo su propio viaje de autodescubrimiento, guía a regañadientes a Vaiana en su búsqueda por convertirse en una avezada exploradora y salvar a su pueblo. Juntos, surcan los mares en un periplo repleto de acción, donde se encuentran con enormes monstruos y obstáculos imposibles. Y por el camino, Vaiana descubre la única cosa que siempre ha buscado: su propia identidad.

“Es una historia que transcurre hace muchos, muchos años, pero con un estilo contemporáneo", dice la productora Osnat Shurer. "Como realizadores, nuestro deseo era crear una historia universal que también fuera un homenaje a la maravillosa gente de las Islas del Pacífico que nos sirvió de inspiración en este viaje".


La primera vez que pensaron en hacer una película de animación ambientada en las hermosas islas del Pacífico, los realizadores Ron Clements y John Musker recordaron las entrañables películas y cuadros de su juventud que recreaban el Pacífico. Pero hace unos años empezaron a explorar los increíbles cuentos de la mitología polinesia y los realizadores se dieron cuenta que necesitaban bucear mucho más profundo. Sabían que tenían que ir a las islas del Pacífico para ver esos lugares y conocer a la gente en persona. Así que Clements y Musker, junto con un grupo de artistas de Disney Animation, viajaron a la región sur de Oceanía en dos viajes de los que regresaron con mucho equipaje.

“Volvimos de esos viajes, no sólo con ideas, imágenes e inspiración para nuestra historia, sino también dispuestos a hacer algo con lo que disfrutase la gente que habíamos conocido", dice Musker. "Está claro que no estamos haciendo un documental sino una película de animación. Pero lo que no habíamos previsto es que nuestras experiencias pusieran a funcionar de esa forma nuestra imaginación".

Clements, Musker y varios miembros del equipo de producción viajaron primero a Fiji, Samoa y Tahití y después a Nueva Zelanda. “Queríamos evitar al máximo las cosas de turistas y profundizar más", dice Clements. “Queríamos conocer a gente que creció en las islas; queríamos escuchar y saber por qué la cultura de estas islas es tan extraordinaria”. 

Invitaron a los realizadores a hacerse a la mar, acercarse lo más posible a los viajes que hicieron los primeros exploradores. "Viajamos con un navegante de Fiji a bordo de un camakau, que es un barco de vela tradicional de Fiji", dice Musker. "De hecho, vimos un camakau de 2.000 años de antigüedad en el Museo de Fiji y el diseño ha cambiado muy poco en todos este tiempo. Es impresionante.”

Invitaron al equipo a explorar el Parque Nacional de Dunas de Arena de Sigatoka en Fiji con arqueólogos locales, y visitaron el Museo de Fiji, donde los expertos les mostraron artefactos increíbles, como embarcaciones y herramientas. Conocieron a maestros del tatuaje, avezados pescadores y  compartieron la cocina local gracias a la generosidad de las gentes que conocieron. “Bebimos un montón de kava”, dice Clements. "Es una bebida de sabor amargo hecha con las raíces de un árbol de la pimienta".

En Samoa, vieron campos de lava negra y se reunieron con jefes locales. En Savai se mojaron con los géiseres marinos de Alofaaga, y en la isla de Manono les invitaron a participar en una ceremonia tradicional de kava. Bordearon en canoa la famosa ola tahitiana de Teahupo‘o, y nadaron y anduvieron por las zonas que luego servirían para diseñar la película. Los realizadores fueron testigos de cómo se hace la tela de tapa y asistieron a actuaciones de bailes tradicionales.

Después, los realizadores, junto con el trío responsable de la música de la película, Lin-Manuel Miranda, Mark Mancina y Opetaia Foa'i, asistieron al Festival Pasifika en Auckland, Nueva Zelanda. “Fue la primera vez que reunimos al increíble equipo responsable de la música de ‘Vaiana’”, dice la productora Osnat Shurer. “El festival fue una maravillosa oportunidad para conocer y disfrutar de la variedad y la alegría de la música y los bailes de las numerosas culturas de las islas del Pacífico”.

VAIANA (Moana) - Princesa Disney

Clements recuerda que entre las muchas personas que conocieron, hubo una que destacó especialmente. “En la isla de Mo'orea, un anciano nos pidió algo tan simple como revelador: ‘Durante años, nos hemos tragado su cultura', dijo. ‘Así que para cambiar, ahora deberían tragarse la nuestra’”.

“Este equipo experimentó una transformación asombrosa", dice Shurer. "Los viajes de investigación nos abrieron los ojos. Para crear nuestra historia de ficción ambientada hace 2.000 años, sabíamos que necesitábamos invitar a los especialistas que conocimos durante los viajes para que formaran parte de la creación de la película. Estaba bien inspirarnos en los viajes de documentación, pero queríamos ir más lejos. Queríamos que sus voces influyeran en la película: desde la historia y el aspecto de los entornos hasta los personajes. Nuestros asesores influyeron profundamente en todo: desde el aspecto y el funcionamiento de la canoa de Vaiana, las plantas de las islas, a los materiales utilizados para su ropa".

Los realizadores también se reunieron con el Consejo de la Historia Oceánica que está formado por un equipo de especialistas: antropólogos,  académicos, educadores, lingüistas, navegantes y asesores culturales, que colaboraron con el equipo creativo de Disney. “El Consejo influyó poderosamente en el aspecto y el alma de esta película”, dice Shurer.

Ron Clements y John Musker, directores de la película, son dos prestigiosos narradores y realizadores de Walt Disney Animation Studios, han escrito y dirigido películas emblemáticas que se han convertido en parte del legado de Disney. Debutaron como realizadores y guionistas en la película de 1986, 'Basil, el ratón superdetective'. Después, dirigieron y escribieron la aventura submarina de 'La Sirenita' en 1989, el divertidísimo éxito 'Aladdin' en 1992, la comedia épica, 'Hércules' (1997) y más recientemente el regreso de Disney a la animación pintada a mano en 'Tiana y el sapo' en 2009.

Con créditos como 'Aladdin' y 'La Sirenita' en su haber, John Musker y Ron Clements tienen un excelente currículum en animación dibujada a mano. También han trabajado en animación digital en varios de sus proyectos. Pero cuando imaginaron "Vaiana", sabían que su enfoque sería diferente. "Lo que queríamos conseguir en esta película con los escenarios en el mar y en las islas exigía animación digital", dice Clements. “La iluminación, las texturas y la dimensión de lo que podemos conseguir con la animación digital crea una experiencia increíble, absolutamente immersiva”.

Musker añade: "Las islas, los skylines, las montañas, incluso los personajes, tienen una cualidad escultórica que funciona realmente bien en animación digital”.

Pero Musker dice que no han querido crear un aspecto fotorrealista. “Hemos elaborado un mundo que es una versión ligeramente caricaturizada de las Islas del Pacífico que hemos visto", dice. "Los colores, que ya son de por sí ricos, están algo exagerados. Queremos que el aspecto de esta película sea tan envolvente que el público desee sumergirse en ella inmediatamente".

VAIANA (Moana) - Disney

Ian Gooding, el diseñador de producción, vivió en Jamaica hasta los 20 años. Y dice que los viajes de investigación han sido más útiles de lo que esperaba. “Das por sentado un montón de cosas”, dice Gooding. "Por ejemplo, todo el mundo se imagina cocoteros meciéndose con el viento, pero la verdad es que la brisa puede afectar a las hojas, y las ramas se moverán si hay mucho viento, pero los troncos quedarán en pie. Yo no lo sabía a pesar de que había cinco cocoteros en el jardín trasero de mi casa cuando vivía allí".

Gooding y su equipo de artistas pasaron mucho tiempo reproduciendo el movimiento exacto de las olas rompiendo en la orilla. “No se parece en nada a lo que tenemos en California”, dice. "Muchas de esas islas tienen enormes arrecifes de coral en las lagunas, así que las grandes olas que vienen del Pacífico rompen allí. A la orilla sólo llega un poco de espuma. También tuvimos en cuenta factores como las precipitaciones, la presencia de volcanes e incluso el tipo de roca que forma la arena".

La película cuenta con más de 60 especies de vegetación, incluyendo variedades que los antiguos polinesios trajeron de sus islas de origen, como cocoteros, árboles del pan y taros. Los realizadores se tomaron algunas licencias artísticas, añadiendo color al paisaje que es posible que no hubiera existido en las islas hasta muchos años después.

En parte, la isla de Motunui se diseñó cuando se le puso nombre. “Motu significa ‘isla’ y nui significa ‘grande’”, dice Gooding. “Así que tenía que ser bastante grande”. Y fue todo un reto porque querían incluir planos que abarcaran toda la isla. Pero se dieron cuenta que si se alejaban mucho para conseguirlo, la atmósfera oscurecería la isla. Al final, modificaron la escala de la isla para hacer que pareciera más grande y fantástica con verticales exageradas. “Tuvimos que ajustar un poco la escala para que la altura de la montaña fuera más realista y para que pudiéramos reproducir el tamaño de la isla”, dice Gooding.

Otro de sus retos fue la situación real que incita a Vaiana a aventurarse en el mar. “Se mascan los problemas", dice Gooding. “Algo no va bien en esa isla. Las cosechas son cada vez más escasas, la pesca no es tan abundante. Queríamos crear un entorno agradable y hermoso pero mostrando también que algo iba mal, muy mal”.

Los realizadores eligieron a la debutante Auli'i Cravalho para dar voz a Vaiana, y Dwayne Johnson ("Ballers" de HBO, "Un espía y medio") presta su voz al semidiós Maui. El reparto de voces también incluye a Jemaine Clement (“Mi amigo el gigante", “Gru, mi villano favorito", “Río", “Río 2", “Casa Vampiro", "Los Concords") como Tamatoa, un cangrejo narcisista de 15 metros; a Rachel House (“Whale Rider”, “Hunt for Wilderpeople”) como la leal Abuela Tala de Vaiana; a Temuera Morrison (“Star Wars: Episodio II. El Ataque de los Clones", “Guerreros de antaño”, “Seis días, siete noches") como el sensato padre de Vaiana, el Jefe Tui; a Alan Tudyk (“Zootrópolis”, “¡Rompe Ralph!", “Big Hero 6”) como la voz del atolondrado gallo Heihei; y Nicole Scherzinger (“Men in Black 3”, cantante de The Pussycat Dolls) es la voz de Sina, la simpática y decidida madre de Vaiana. 

Los realizadores audicionaron a cientos de mujeres jóvenes de las Islas del Pacífico antes de encontrar a la hawaiana Auli'i Cravalho, que en principio no aspiraba al codiciado papel. En Hawai, el director de casting de la película recordó haberla visto cantar en un vídeo de un concurso de talentos para recaudar fondos y pidió a Auli'i que viniera a hacer una prueba. Después de tres audiciones, incluyendo su primer viaje a Burbank en California, consiguió el papel protagonista gracias a su increíble potencial.



1 comentario :

  1. Habrá que ir a verla, seguro que a mis hijas pequeñas les encanta. Es bueno que aparezcan nuevas princesas

    ResponderEliminar