Manchester frente al mar - Estreno - La película de Kenneth Lonergan con Michelle Williams y Casey Affleck que huele a Oscar


MANCHESTER FRENTE AL MAR (Manchester By The Sea), la nueva película escrita y dirigida por Kenneth Lonergan, protagonizada por Michelle Williams y Casey Affleck, tendrá su estreno en España el próximo 3 de febrero de 2017.

MANCHESTER FRENTE AL MAR está escrita y dirigida por KENNETH LONERGAN y protagonizada por CASEY AFFLECK (Adiós pequeña, adiós, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford), MICHELLE WILLIAMS (Blue Valentine, Mi semana con Marilyn), KYLE CHANDLER (la serie "Friday Night Lights", La noche más oscura), LUCAS HEDGES (Moonrise Kingdom, El gran hotel Budapest), GRETCHEN MOL (Bettie Page: La chica de las revistas, Rounders) y C.J. WILSON (El becario, la serie "The Americans").

La película ha sido premiada con el premio a la Mejor Película del Año por la National Board of Review, primera organización americana de la historia en elegir las mejores películas del año y los mejores films extranjeros, que también ha reconocido a Casey Affleck como Mejor Actor, a Lucas Hedges como Mejor Actor Revelación y a Kenneth Lonergan por el Mejor Guión Original. Además, la película ha sido galardonada con el Premio especial del Jurado en la 54 edición del Festival Internacional de Cine de Gijón por “conmover unánimemente al Jurado a través de una historia cercana, profunda, que habla de lo frágiles que somos y de la lucha de un hombre por reconstruirse y una conmovedora exploración del dolor”. El Festival ha reconocido también la actuación de Casey Affleck en la película, otorgándole el Premio a Mejor Actor. MANCHESTER FRENTE AL MAR se perfila con una de las favoritas a los próximos premios Oscar 2016.

Manchester frente al mar - Estreno - La película de Kenneth Lonergan - poster
En MANCHESTER FRENTE AL MAR, la vida de un solitario conserje de Boston da un giro inesperado cuando regresa a la ciudad donde nació para cuidar de su sobrino adolescente. MANCHESTER FRENTE AL MAR es la historia de los Chandler, una familia de la clase obrera afincada en un pueblecito de Massachusetts desde hace varias generaciones.

Después del fallecimiento repentino de Joe (KYLE CHANDLER), el hermano mayor de Lee (CASEY AFFLECK), este se sorprende al enterarse de que su hermano le ha nombrado tutor legal de su sobrino (LUCAS HEDGES). Muy a su pesar, deja el trabajo para regresar a Manchester-by-the-Sea y hacerse cargo de Patrick, un chico de 16 años con mucho carácter. Allí se ve obligado a enfrentarse al pasado que le llevó a separarse de su esposa Randi (MICHELLE WILLIAMS) y de la comunidad donde nació y creció. Unidos por el hombre que cohesionaba a la familia, Lee y Patrick deberán aprender a vivir sin él.

Después de la muy aclamada 'Margaret' (2011), Kenneth Lonergan vuelve a demostrar su maestría como narrador uniendo el pasado y el presente para contar una historia llena de tensión y alejada de cualquier atisbo de sentimentalismo para penetrar en las emociones y las relaciones más profundas.

Producen la película MATT DAMON (El indomable Will Hunting, las entregas de Bourne), KIMBERLY STEWARD (el documental Through a Lens Darkly: Black Photographers and the Emergence of a People), CHRIS MOORE (Destino oculto, El indomable Will Hunting), LAUREN BECK (el documental para televisión "Junkyard Dogs", el cortometraje "From the Future with Love") y KEVIN J. WALSH (El camino de vuelta, La guerra de los mundos).

En los últimos veinte años, el director, guionista y dramaturgo Kenneth Lonergan ha adquirido la reputación de ser una de las voces más originales del cine estadounidense gracias a películas como 'Puedes contar conmigo' y 'Margaret', ambas galardonadas con numerosos premios y muy aplaudidas por la crítica. MANCHESTER FRENTE AL MAR, su última película, fue aclamada por el público y la prensa en los festivales de Sundance y Toronto.

La idea nació durante el rodaje de 'Destino oculto', cuando el actor Matt Damon y su colaborador habitual, Chris Moore, buscaban un proyecto para la primera película como director de Matt Damon. También estaba en la película el actor John Krasinski, y los tres se reunían después del rodaje para intercambiar ideas que acabaron por plantar la semilla de lo que se convertiría en MANCHESTER FRENTE AL MAR.

La idea de un hombre cuya vida se ve afectada negativamente por un momento de equivocación le gustó desde el principio a Matt Damon, que decidió producir la película, protagonizarla y, además, dirigirla. "MANCHESTER FRENTE AL MAR" es una preciosa película sobre un hombre que debe cuidar a su sobrino después de la muerte de su hermano", explica. "Pero al volver al pueblo donde nació, deberá enfrentarse a la mayor tragedia de su vida".

Matt Damon propuso pedirle a Kenneth Lonergan que se encargara del guion. Se habían conocido en 2002 durante la producción londinense de la obra de teatro "This Is Our Youth", escrita por Lonergan y protagonizada por Matt Damon. "Kenny es un guionista sin igual", dice Matt Damon, ganador de un Oscar al Mejor Guion. "Durante mi estancia en Londres, repitiendo las mismas palabras noche tras noche en el escenario, me di cuenta de la perfección de cada frase".

Intrigado por la historia, Kenneth Lonergan dedicó los siguientes dos años a ampliar la idea inicial, reforzar los temas y desarrollar los personajes. El guion acabó siendo muy complejo, con muchos niveles y centrado en Lee Chandler, que había crecido con su hermano mayor Joe en la costa noreste de Massachusetts pescando y reparando los yates de sus ricos vecinos.

Joe tiene un floreciente negocio, pero cuando empieza la historia, ya hace tiempo que Lee ha huido de Manchester. Ahora, este malvive en un barrio pobre de Boston en la más absoluta soledad trabajando de conserje en unos edificios. Es serio, concienzudo; se dedica a desatascar cañerías, reparar desperfectos y sacar la basura. Se desahoga en los bares locales (metiéndose en alguna que otra pelea) y su estricta rutina le permite mantener el menor contacto posible con otros seres humanos.

Kenneth Lonergan ha sabido incluir con habilidad toda una serie de flashbacks que sirven para revelar gradualmente los secretos del pasado de Lee hasta llegar al terrible momento que le obliga a dejar el pueblo. A medida que se desvela la verdad, entendemos a qué se debe el autoexilio del protagonista.

La agenda de Matt Damon le obligó a abandonar la idea de dirigir y protagonizar la película, y la realización pasó a manos de Kenneth Lonergan. Sin embargo, el productor Chris Moore dice que el apoyo de Matt Damon como productor resultó crucial para levantar el proyecto: "Es una auténtica película de autor. Todos apoyamos la visión de Kenny y estuvimos de acuerdo en dejar que un gran narrador contara la historia a su manera".


La productora Kimberly Steward, de K Period Media, escogió la película para lanzar su nueva empresa gracias a la fuerza del guion. "El lenguaje de Kenny es asombroso. Tiene la capacidad de retratar lo más oscuro sin perder el humor ni el ingenio, algo con lo que no me había encontrado antes", dice. "Todos queremos y respetamos a Kenny. Es un hombre decidido, seguro de sí mismo, y sabe cómo hacer llegar sus ideas de forma clara y elocuente".

El guion conmovió profundamente al productor Kevin J. Walsh. "Lloré en varias ocasiones mientras lo leía", reconoce. "Me gustó la honradez y la autenticidad de la historia. No todo es blanco y negro. Tener la oportunidad de colaborar en una película así una vez en mi vida me ha hecho muy feliz".

Todos los que participaron en la película están de acuerdo en que Kenneth Lonergan está entre los mejores guionistas del momento. MANCHESTER FRENTE AL MAR muestra mucha empatía, pero también es mordaz e ingeniosa al describir las vidas y el lenguaje de la clase obrera de Nueva Inglaterra con absoluta precisión. "Es una película que no se olvida fácilmente", dice Matt Damon. "Los personajes están muy bien construidos a diferentes niveles, son totalmente creíbles. En muchas películas, los personajes son simples esbozos, pero los de Kenny dejan huella porque pertenecen a la vida real. Con un guion y actores de este calibre dirigidos por Kenny, la película es inolvidable".

Chris Moore cree que el estilo único que Kenneth Lonergan imprime a los guiones quizá llegue a ser reconocido como la voz de toda una generación. "No solo es un gran guionista, también un director genial. No creo que nadie hubiese dirigido este guion como lo ha hecho él. Es demasiado sutil y cuidadoso como para que otra persona le hubiera hecho justicia. Kenny ha sido maravilloso aportando humor y vida a una situación muy difícil. Me quedé atónito ante el abanico de emociones de la película, su autenticidad, su calidez y, a la vez, su crudeza".

El productor sigue diciendo que Kenneth Lonergan consigue que el espectador se preocupe por personajes de ficción como si fueran personas a las que conoce de toda la vida: "Nadie plasma tan bien el drama en los diálogos. Como director, sabe intuitivamente quién debe ser el actor y cómo debe interpretar. Es una película compleja, esquiva, magnífica y, por lo tanto, difícil de etiquetar. Tal como escribe Kenny, nunca se sabe lo que va a pasar a continuación. Dos personajes chocan y el choque hará que ambos cambien. Al espectador le parecerá haber vivido la historia de personas reales y simpatizará con los personajes".

Basándose en el éxito de las dos películas anteriores del realizador, el productor está seguro de que el público irá a ver MANCHESTER FRENTE AL MAR. "Hace tiempo que Kenny no ha dirigido una película", dice. "Creo que muchos espectadores esperan ver lo que ha hecho ahora. Es un artista que retrata la vida real en la pantalla y que estudia las relaciones con enorme honradez".

Las películas de Kenneth Lonergan no dan respuestas fáciles ni conclusiones cómodas, pero la vida tampoco lo hace, añade Kevin K. Walsh: "No todo acaba siempre bien. Hay golpes duros. Puede ocurrir cualquier cosa en cualquier momento. Solo somos peones en el juego de la vida".

Manchester frente al mar -  Casey Affleck y Lucas Hedges

El reparto

Kenneth Lonergan ha sido muy elogiado como director por conseguir interpretaciones detalladas y conmovedoras de los actores tanto en cine como en teatro. Gracias a un reparto encabezado por Casey Affleck, Michelle Williams, Kyle Chandler y el joven Lucas Hedges, MANCHESTER FRENTE AL MAR cuenta con interpretaciones por encima de la media.

Después de que la vida de Lee Chandler, al que interpreta Casey Affleck, dé un vuelco tremendo en una sola noche, acaba trabajando de conserje en un barrio pobre de Boston. "Lee ya no tiene fe en las personas", dice Matt Damon. "Se ha sumergido en una vida monótona como empleado de mantenimiento. Bebe demasiado y nada le importa. Solo siente un inmenso cariño por su hermano Joe y su sobrino Patrick".

Matt Damon y Casey Affleck hablaron mucho sobre la conexión que sigue habiendo entre los dos hermanos a pesar de que Lee se haya aislado del resto del mundo. "Lee prefiere no pisar su pueblo natal, pero regresa siempre que Joe le llama", explica el productor. "Al morir su hermano, Lee tarda diez minutos en emprender el viaje para asegurarse de que Patrick se enterará de la muerte de su padre por él y nadie más. Lo hace mejor y con más delicadeza que cien parientes llorosos. A pesar de querer apartarse de la vida, está atado a la familia por Joe".

"Llevaba tiempo sin ver un papel así", sigue diciendo. "Sinceramente, no se me ocurre nadie que pudiera hacerlo tan bien como Casey. Se metió de lleno en el papel y consiguió algo incomparable".

Casey Affleck también trabajó en la producción londinense de la obra de Kenneth Lonergan "This Is Our Youth", en la que actuaba Matt Damon. "Somos amigos desde entonces", dice el director. "Creo que es uno de los mejores actores de la actualidad. Sabía que el papel era perfecto para él, pero no esperaba que lo interpretara de forma tan matizada, tan emotiva. Casey me exigió mucho, a mí y a todos, pero lo hizo de una manera estimulante y productiva. A menudo, cuando se habla de forma exhaustiva - y agotadora - de un personaje, se pierden cosas. Pero Casey se sumerge en la situación y va descubriendo detalles a medida que avanza el rodaje. Construye el personaje a partir de estos detalles hasta que se hace absolutamente real para él y para mí. Es un ejercicio genial. Fue muy generoso y me prestó toda su experiencia delante y detrás de la cámara. Siempre estaba dispuesto a echarme una mano para que yo lograra lo que quería".

Según Casey Affleck, al revelar la historia de Lee muy poco a poco a medida que avanza la película, Kenneth Lonergan crea un misterio que atrapa al público. "Se conoce y se quiere a los personajes antes de descubrir su pasado", explica el actor. "Todos han pasado por malos momentos, algunos peores que otros. Cuando conocemos a Lee, busca una razón para seguir adelante y la encuentra en la relación con su sobrino. Hay momentos divertidos, otros muy tristes, pero sobre todo es real, muy real".

Cuidar de su sobrino Patrick tiene un elevado coste añadido para Lee, que intenta evitar como sea ir a Manchester-by-the-Sea. "Hay demasiados recuerdos del pasado", explica el realizador. "Es un pueblo muy pequeño. No puede dar un paso sin cruzarse con alguien que le conoce y que sabe lo que ocurrió. Es una auténtica tortura ver a toda esa gente. Pero tiene que ayudar a su sobrino. Puede elegir entre arrastrar a Patrick lejos del pueblo o vivir en un lugar que no soporta".

Manchester frente al mar - Michelle Williams y Casey Affleck

Lee ha pasado por cosas que habrían destruido a muchos, dice Casey Affleck: "El pasado le persigue como un fantasma, por eso ha huido, porque es demasiado doloroso".

Vaya donde vaya, oye los susurros de sus antiguos vecinos. "Lee quiere vivir en un sitio donde nadie sepa lo que le pasó", sigue diciendo el actor. "En Boston nadie le conoce. Pero Patrick quiere quedarse en el pueblo por la misma razón que Lee quiere alejarse, su historia personal".

"Casey es diferente de todos los actores con los que he trabajado", dice Chris Moore. "Lo entiende todo muy rápidamente y es muy profundo. Aporta una emoción tremenda a su interpretación. Hay diálogos bastante duros entre Lee y Patrick, y el sentido del humor de Casey añade algo único a estos momentos. Me interesó mucho su enfoque del papel. Siempre me ha impresionado, pero creo que en esta interpretación alcanza una cumbre".

Incluso así, Lucas Hedges, que da vida a Patrick, consigue estar a la altura de Casey Affleck. Su padre acaba de fallecer y su madre le abandonó hace tiempo, pero sigue siendo el típico adolescente quinceañero. La vida le sonríe y no está dispuesto a cambiarla.

"Está en un grupo, juega en el equipo de hockey, tiene todo lo que más le gusta en Manchester, incluso dos novias", explica Matt Damon. "Joe cuidaba de él, era un padre genial, pero ahora no está y el chico aún necesita a un padre mientras decide qué hacer en el futuro".

Debido a su juventud y a las circunstancias en las que ha crecido, Patrick quiere tener una vida plena, exactamente lo opuesto de su tío Lee. "Es un adolescente que ha sufrido una terrible pérdida y está a la defensiva", explica el productor Kevin Walsh. "No entiende ni le interesa la vida si no es la suya, y esto es el tema de discusión con su tío Lee. Ninguno de los dos está dispuesto a ceder".

Kenneth Lonergan entrevistó a muchos jóvenes actores antes de escoger a Lucas Hedges, que ya había trabajado en conocidas películas como Moonrise Kingdom y El gran hotel Budapest, ambas de Wes Anderson. "Lucas tiene muchísimo talento", comenta el director. "Es muy sensible y agradable. Aunque su papel es difícil, le ha aportado una tremenda carga emocional. Patrick ha pasado por muy malos momentos en su corta vida, pero nada ha podido con su energía. Es un optimista nato, y Lucas le interpreta con total naturalidad. También es listillo, duro, implacable y muy divertido. Fue emocionante ver a Lucas sacar todas estas cualidades de su interior a medida que construía el personaje. No solo se trata de un chico con talento delante de la cámara, también confeccionó un personaje maravilloso y detallado, algo que no ocurre habitualmente con un actor tan joven.

Hace 20 años que el escritor Peter Hedges, el padre de Lucas, y Kenneth Lonergan se conocen del mundillo teatral de Nueva York. "Parece ser que la primera vez que vi a Kenny yo tenía dos años", explica el actor, riendo. "Estaba en una sillita, pero me parece genial trabajar con él en una película 16 años después".

Sin embargo, de nada le sirvió tener enchufe. "Mi agente me mandó a las pruebas como a todos los demás", recuerda. "Patrick fue el último papel protagonista que se decidió, y tuve unas cuatro o cinco pruebas antes de que me llamaran para ir a Boston y hacer una prueba final con todo el reparto. Kenny me ofreció el papel en el tren de vuelta a Nueva York".

Patrick necesita una figura paternal, desde luego, pero puede que Lee no esté a la altura. "Patrick solo le pide cariño, nada más", dice Lucas Hedges. "Se llevaba muy bien con su padre y quiere que todo siga igual. Tampoco quiere cambiar nada de su vida. Le gusta su hogar, el pueblo, sus amigos, tiene una buena vida a pesar de todo".

Pero Lee solo quiere volver a Boston, aunque esto interrumpa la vida escolar y personal de Patrick. "Al llegar, Lee parece un robot", sigue diciendo el actor. "Carece de emociones, las ha perdido. Patrick intenta hacerle regresar al mundo de los humanos metiéndose con él. Pero cuando Lee no le da lo que quiere, se enfada y se rebela. No le parece justo que deba abandonar su hogar para ir a Boston".

El joven actor reconoce que Casey Affleck es uno de sus héroes. "Le respeto profundamente, le da igual lo que piense la gente, él quiere trabajar. Me gusta la forma en que habla con los compañeros y cómo se hace con su papel. Me mostró que una película pertenece a la visión del director, pero que el actor puede influir en esa visión".

También se entusiasma cuando habla del director. "He trabajado con realizadores que son guionistas y me he dado cuenta de que se les suele dar mejor una cosa que la otra", dice Lucas Hedges. "Pero Kenny es lo mejor de dos mundos. Es uno de los pocos guionistas y dramaturgos que escribe tal como habla la gente. Por ejemplo, nunca me había pasado antes que a veces los diálogos se solaparan, pero en la vida es así, nadie habla en monólogos. Kenny capta el desorden de la vida real".

"Además, como director, pasó mucho tiempo explicándome por qué mi personaje decía tal o cual cosa, o cómo quería que interpretara una escena", sigue diciendo. "Me llevó entre bastidores para descubrir el pasado de Patrick, sus recuerdos e inseguridades, y por qué se comporta como lo hace".
Lucas Hedges termina diciendo que quizá nunca vuelva a tener un papel tan lleno y rico como el de Patrick: "Ha sido una oportunidad única interpretar a un personaje tan bien escrito y desarrollado. No sé si volverá a pasarme; estoy muy agradecido".

Joe Chandler, el hermano mayor de Lee, ha criado a su hijo solo, consciente de que tiene un problema de corazón que probablemente no le deje vivir muchos años. Su última voluntad es unir a las dos personas que más quiere en el mundo en un intento de salvarlas. "Hace años que se esfuerza en ayudar a Lee", dice Kevin Walsh. "Al entregarle la custodia de Patrick, obliga a su hermano menor a salir del caparazón donde se ha refugiado. Es su forma de ayudar a Lee a salir de la depresión y del dolor en el que está sumido".

Manchester frente al mar - Casey Affleck y Kyle Chandler

Kyle Chandler, que da vida a Joe, llamó la atención de Kenneth Lonergan en El lobo de Wall Street, donde interpretaba a un agente del FBI. "Me agarró en esa película", recuerda el realizador. "Interpretaba el papel con mucho humor, como si le divirtiese su presa. Era una idea asombrosa. Me alegré mucho cuando supe que estaba libre para el papel".

La productora Kimberly Steward está totalmente de acuerdo y añade que Kyle Chandler interpreta al hermano mayor con total naturalidad en la película y en la vida real: "Kyle daba muy buenos consejos a todo el mundo en el plató, ayudaba a que no decayera el buen humor y nos tranquilizaba".

Joe es pescador de profesión y uno de los pilares de la pequeña villa. "Joe sigue viviendo donde Lee y él crecieron", explica Kyle Chandler. "Es consciente de que no vivirá mucho tiempo, y antes de fallecer deja todos los cabos atados. Nombra tutor legal de su hijo Patrick a su hermano Lee porque sabe que haría cualquier cosa por él. Lee no se lo esperaba y no le gusta la idea, pero puede que solo así se salve. Es una historia en torno a la familia y a un hombre que se enfrenta a una enorme e inesperada responsabilidad. Lee es buena persona, pero nada garantiza que pueda hacer frente a la herencia que le ha dejado su hermano".

Kyle Chandler también se emocionó al leer el guion: "No me suelo conmover durante una primera lectura. Cuando acabé, empecé a pasearme por la estancia preguntándome por qué estaba llorando. Volví a leerlo y me pasó lo mismo. Había quedado con Kenny al día siguiente y hablamos durante una hora. Cuando le dejé, pensé: 'Dios, ojalá me dé el papel'. Tuve mucha suerte, y espero tener aún más suerte y volver a trabajar con él".

La calidad de la escritura fue lo que más apreció el actor, y supo que no se había equivocado al querer el papel en cuanto empezó a rodar. "Kenny es un director de actores asombroso, y no es algo que diga a menudo", añade Kyle Chandler. "Después de ver la película por primera vez en Sundance, me di cuenta de que nunca había visto nada semejante. Es realmente la voz de Kenny. No solo es muy inteligente, sino también una de las personas más honradas que conozco. Sabe cómo funciona la vida y la plasma en la pantalla. Soy un fan".

Michelle Williams interpreta con gran delicadeza a Randi, que estuvo casada con Lee y cuya mayor flexibilidad y fuerza le han permitido quedarse en el pueblo. "Es espectacular", dice Kenneth Lonergan. Hace tiempo que quería trabajar con ella, desde que era una adolescente y actuaba en los escenarios off-Broadway. Está entre las actrices de más talento, además de ser realmente encantadora".

La actriz era perfecta para el papel gracias a su inteligencia y vulnerabilidad. "No puede negarse su honestidad", dice Casey Affleck. "Siempre que interpreta, el personaje parece real. El público se identifica con ella desde el primer momento".

La productora Kimberly Steward recuerda el primer día de rodaje de la actriz. "Rodamos en exteriores a una temperatura de aproximadamente cero grados. Michelle solo llevaba un camisón, pero rodó toma tras toma de una escena increíblemente emotiva, y todas eras perfectas. Su transformación fue increíble. Michelle es delicada, nunca alza la voz, mientras que Randi es mucho más agresiva e inquieta".

La actriz dice que cuando le ofrecieron el papel, la emoción la embargó y se puso a llorar: "Siempre había querido trabajar con Kenny. Nadie escribe diálogos como él. Son totalmente naturales, espontáneos. Hace mucho que quería interpretar algo así. Basta con pronunciar las palabras y dejar que se deslicen. Además, es una de las personas más graciosas que conozco. Nadie se aburre con él".
A pesar de aparecer poco tiempo en la pantalla, Michelle Williams retrata magistralmente a una mujer que intenta recuperarse de una terrible pérdida. "Fue una experiencia poco habitual", recuerda la actriz. "No salgo mucho en la película. Pasé más tiempo preparando el papel que rodándolo. Boston no está lejos de Nueva York. Cogía el tren e iba a cafeterías y centros comerciales para hacerme con el ambiente, el acento de la gente. Si se compara el tiempo que aparezco en pantalla y el tiempo que estuve en la zona preparando el papel, es una enorme exageración".

La gran belleza física de Michelle Williams no consigue hacer olvidar la intensidad de su interpretación. "Da la impresión de que la cámara capta su alma", dice el productor Chris Moore. "Randi reacciona a la inversa de Lee ante la tragedia. No lo ha superado, sigue llorando, tiene el corazón roto, pero ha decidido seguir adelante. Basta con la presencia de Michelle para que quede claro y se entienda".

Gretchen Mol da vida a Elise, la ex de Joe y madre de Patrick, en una frágil y conmovedora interpretación. "Fue muy difícil encontrar a la actriz idónea para el papel", reconoce el realizador. "Yo tenía muy claro cómo era el personaje. Elise es una mujer problemática, inteligente, tensa e inquieta. Se esfuerza en llegar a ser lo que quiere, pero no lo consigue y no entiende por qué. Es sumamente difícil interpretar a un personaje así. Gretchen aporta una maravillosa vulnerabilidad perfecta para el papel".

Matthew Broderick, ganador de un Tony, es el segundo marido de Elise, un evangelista en cuya ordenada vida no hay sitio para un adolescente rebelde. El actor ya había trabajado en dos ocasiones con Kenneth Lonergan, en Margaret y Puedes contar conmigo. Bajo una apariencia humilde y tranquila se esconde una molesta intolerancia que impide que Patrick se sienta cómodo en el hogar de su madre.

"Matthew es mi mejor amigo y uno de mis actores favoritos", dice Kenneth Lonergan. "Tiene un registro asombroso. Empecé a verle trabajar cuando estábamos en el instituto. Su sentido del humor es incomparable, pero además, no conozco a nadie que tenga una comprensión tan grande del personaje y de la historia. Además de su sutileza, lo que más me admira es su capacidad de interpretar la realidad. Es algo tan innato en él que ni una mala idea por parte del director puede apartarle del buen camino. Tranquiliza trabajar con alguien así. Sin hacer gala de ello, transmite una gran profesionalidad en el plató. Hace que todos nos sintamos trabajando en algo muy importante. Es muy relajado, pero su enorme competencia siempre está presente. Y a todos, especialmente a mí, nos da mucha seguridad".

Teniendo en cuenta la calidad de las interpretaciones en MANCHESTER FRENTE AL MAR cuesta trabajo creer que Kenneth Lonergan no hubiera trabajado antes con la gran mayoría de actores. "Tiendo a trabajar con la misma gente una y otra vez, como Matthew o Mark [Ruffalo] y J [Smith-Cameron, con la que está casado]. No soy de los que se arriesgan. Mejor dicho, cuando encuentro algo bueno, no lo cambio. Solo he hecho tres películas en mi vida. De las dos anteriores puedo contar con unamano a las personas con las que no había trabajado antes o que no conocía personalmente".

"Pero me entusiasmó ver a esos actores esforzarse y reaccionar con tanta inteligencia", sigue diciendo. "Ha sido aleccionador y sumamente gratificante trabajar con ellos para crear a los personajes que solo existían en mi imaginación y verlos convertirse en tridimensionales delante de mis ojos. Han aportado complejidad, profundidad, sentimientos, pensamientos y comportamientos muy por encima de lo que había descrito en el ordenador. Sigue siendo un milagro para mí, y les adoro por ser capaces de hacerlo".

Manchester frente al mar - Casey Affleck

La auténtica Nueva Inglaterra: Diseño y fotografía

MANCHESTER FRENTE AL MAR se rodó en la zona del cabo Ann, al norte de Massachusetts, una región conocida por su agreste belleza y su costa rocosa, calas y pequeños puertos, y por barrios de clase trabajadora, como en el que vive la familia Chandler. Desde finales de febrero hasta principios de mayo de 2015, el director, los actores y el equipo técnico rodaron en varias ciudades pequeñas, como Manchester, Gloucester, Essex, Rockport y Beverly, situadas a unos 45 kilómetros al norte de Boston.

El paso del invierno a la primavera era una metáfora importante para el director. "Dejó muy claro que quería captar ese cambio", explica Kimberly Steward. "Efectivamente, el cambio de estación está profundamente conectado a la transición de los personajes".

Kenneth Lonergan dice que el invierno en la zona fue muy frío, pero muy bello: "En el cabo Ann, el mar siempre está cerca. Me gustó mucho rodar al lado del océano y de las ensenadas, en el barco de pesca, en los muelles, en las casas, incluso cuando llevábamos muchas horas trabajando y solo quería meterme en la cama. Además, comimos de maravilla. Mi restaurante favorito era el Clam Box, en Ipswich. Nunca he comido rollitos de langosta tan deliciosos".

Matt Damon y Casey Affleck crecieron en Massachusetts y conocían la zona como la palma de su mano. "Es la región que mejor conozco", dice el actor. "Los pueblos pesqueros de Massachusetts están llenos de gente trabajadora que intenta sobrevivir y que encajan en la historia. Ojalá el hecho de estar familiarizado con el entorno dé autenticidad a la película".

La diseñadora de producción Ruth De Jong se decantó por ambientes descarnados y realistas para los barrios obreros. Casi toda la película se rodó en decorados naturales, y la diseñadora explica por qué: "La primera vez que Kenny y yo hablamos, estuvimos de acuerdo en que el diseño debía ser lo más auténtico posible, casi como un documental. Siempre intento que los decorados ayuden a los actores. Sin embargo, no queríamos lugares grises y miserables. Las casas de los protagonistas son alegres y están llenas de luz, dentro de lo posible. Kenny quería que todo comunicara naturalidad, cotidianidad".

Lo primero que hizo la diseñadora fue documentarse al máximo acerca de los habitantes de la zona. "Entender cómo son esas personas era crucial", explica. "Me documenté en profundidad y recorrí muchísimos pueblos. Conocí a pescadores, a obreros, a la gente que vive allí habitualmente, no a los que van a veranear".

Uno de los decorados que más le gustó fue la pista de hielo donde se entrena el equipo de hockey de Patrick. "Casi no la retocamos. Es una preciosa pista antigua con gradas de madera. La textura es magnífica, hay mucha luz natural. Y mejor aún, las empresas locales que se anuncian allí querían participar, por lo que todo es absolutamente real".

Nunca había vivido una experiencia tan colaborativa como MANCHESTER FRENTE AL MAR, dice la diseñadora: "El equipo era maravilloso. Estaban encantados con el proyecto y dispuestos a todo. Casey me echó una mano en la localización de decorados. Una colaboración a este nivel se nota en el producto final".

La voluntad de realismo también se percibe en la fotografía. Jody Lee Lipes, el director de fotografía, dice: "Kenny no quería que el estilo visual de la película desviara la atención de la historia, que debía contarse de forma directa, sin distracciones. La fotografía es sencilla, con un formato normal, nada de encuadres extremos ni tomas muy preparadas. El estilo de narración es natural y directo. Para él, lo más importante es la escritura y la interpretación, por eso fui lo más discreto posible".

La película se rodó con una cámara digital Arri Alexa. "La Alexa es una alternativa muy buena al 35 mm", explica el director de fotografía. "Usamos objetivos más antiguos para suavizar la imagen y para que se pareciera más al 35 mm".

La prioridad de Jody Lee Lipes era darle a Kenneth Lonergan exactamente lo que quería. "Kenny es un artista de mucho talento con una mirada exigente", dice. "Mi desafío fue asegurarme de que le entregaba lo que había imaginado. En este caso, mi trabajo consistía en proporcionarle la imagen que quería con las menos tomas posibles, sin preocuparme mucho de los aspectos técnicos. Al ser dramaturgo, narra desde el punto de vista del escenario, como si lo viera todo desde ahí".

A pesar de no conocer bien la región, Kenneth Lonergan se esforzó mucho en recrear el ambiente de la costa de Nueva Inglaterra. "Espero sinceramente que hayamos conseguido plasmar la riqueza, profundidad y energía de la vida real", dice el realizador. "Cuanto más específica es la narración, más real se hace la ficción".

Kenneth Lonergan nunca quiso ofrecer una solución fácil o un fin definitivo para la historia de Lee y Patrick. Algunas personas encuentran la forma de vivir con la tragedia, por muy terrible que sea, y otras no. "Nunca sé por qué escribo sobre los temas que escojo, y esta historia no es una excepción", dice. "Pero quizá lo que más me gusta de hacer cine es que la historia que he desarrollado en mi imaginación pasa a ser propiedad de otros. Las personas que colaboran en el proyecto alimentan la historia hasta que es entregada al público para que pase a formar parte de su vida interior, al menos eso espero".

No hay comentarios :

Publicar un comentario