La Peste - Estreno de la serie de Alberto Rodríguez para Movistar Plus


Hoy viernes de 12 de enero se estrena la primera temporada de LA PESTE, la gran apuesta de ficción de Movistar Plus. Una serie de suspense que recrea con asombroso realismo la Sevilla del Siglo XVI. Una ciudad en decadencia tras ser una de las más importantes y ricas de la época, un lugar asolado por la enfermedad, la codicia, la inquisición y un misterio por resolver. Dirigida por Alberto Rodríguez (La isla minima) sobre un guión del propio Rodríguez, Rafael Cobos y Fran Araújo, y protagonizada por Pablo Molinero, Paco León, Manolo Solo, Sergio Castellanos, Patricia López, Lupe del Junco, Tomás del Estal, Paco Tous y Cecilia Gómez entre otros, esta primera temporada consta de 6 episodios que ya están disponibles en Movistar Plus.

En la segunda mitad el Siglo XVI, Sevilla era la metrópoli del mundo occidental. Puerta de acceso de América en Europa. Ciudad donde la riqueza florecía con facilidad gracias al comercio internacional, al oro, la plata; a la convivencia de nacionales y extranjeros: cristianos, judíos conversos, moriscos, esclavos, libertos, pícaros, ladrones, prostitutas, nobles y plebeyos.

La peste - serie posterPero también era una ciudad de sombras por la desigualdad, las hambrunas, inundaciones y epidemias.

Durante una plaga de peste negra, un ex militar - Mateo - regresa, honrando su palabra, para encontrar y sacar de la ciudad al hijo de un amigo fallecido. Mateo tuvo que huir de la ciudad para salvar su vida. La Inquisición le condenó a muerte por imprimir libros prohibidos.

Antes de conseguir su objetivo, Mateo es arrestado por los alguaciles del Inquisidor, quien promete perdonarle la vida a cambio de resolver una serie de crímenes con tintes diabólicos que se están produciendo en Sevilla.

Una investigación a vida o muerte en un entorno de represión pública y hedonismo privado; de misticismo y caos; de conventos relajados y burdeles reglamentados; de cárceles como escondite, de hospitales como tumbas; de traiciones y lealtades.

Rafael Cobos, co-creador y guionista de la serie, define LA PESTE como una metáfora de la crisis. La actual, la que aún vivimos. Y la que viviremos cíclicamente, como diría Monardes, uno de los protagonistas de la serie, mientras el hombre siga siendo hombre.

El guion de LA PESTE está concebido como si fuera el de una película larga. En estructura -una estructura aristotélica, convencional, de tres actos: un capítulo para el primer acto, cuatro para el segundo y uno para el tercero-; en el desarrollo de personajes -con marcados arcos de transformación en todos los protagónicos-; y en el diseño del pensamiento oculto con un tercer acto como lugar de cristalización de lo que queríamos contar con la serie.


Desde el principio Rafael Cobos quería que la peste fuera un thriller vibrante, lúdico, lleno de giros. Es decir: una historia con una trama marcada, solvente, visible, en primera línea. Pero también tenía claro que se oponía a que la trama de la serie se comiera a los personajes o los tuviera demasiado entretenidos resolviendo enigmas, sin darles la oportunidad de desarrollarse. Así que el reto era que trama y personajes convivieran y se retroalimentaran de modo armónico, dramático, con el objetivo claro de que este matrimonio bien avenido sirviera para contar el pensamiento y la moral de la época, sin contaminar. Que permitiera mostrar el funcionamiento desconocido de una de las ciudades más importantes del mundo en el siglo XVI, Sevilla, La Gran Babilonia, buscando sus conexiones con el presente.

Para Alberto Rodríguez este ha sido, sin duda, el rodaje más complicado que ha abordado nunca. "Era una serie compleja porque ha requerido que nos organizáramos muy bien para rodar en multitud de decorados. También ha sido el rodaje más largo que nunca hemos abordado, en cuanto a días de trabajo, una auténtica maratón. Por el ritmo que demandaba la historia y por lo que tratábamos de abarcar con ella, hemos tenido que trabajar muy duro para que todas las piezas estuviesen en su sitio."

la peste - serie

A la dificultad normal de un rodaje complejo como este, ha habido que añadir la complejidad de tener que inventar una ciudad que no existía ya. Ha habido un gran trabajo de todos los departamentos para resucitar de una manera u otra esa ciudad.

Sus creadores siempre tuvieron claro que querían rodar una historia sobre personajes anónimos, su director y creador Alberto Rodríguez piensa que quizás hemos visto muchas historias de intrigas palaciegas pero pocas de cómo se organizaba y vivía el ciudadano de a pie. "Pretendíamos hacer el recorrido en esta serie de la mano de los personajes. Para eso pensamos desde el principio que debíamos abordar todo de una manera realista, buscando la mayor verosimilitud posible."


No hay comentarios :

Publicar un comentario