PREMIOS GOYA - LA REPERCUSIÓN DEL GOYA REVELACIÓN EN LA CARRERA DE UN ACTOR



Los Premios Goya fueron creados por la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España en 1986, pero el Premio Goya a la mejor actriz y al mejor actor revelación no llegó hasta 1995. Muchos años descubriendo talento en una categoría que no deja de sorprendernos. Han pasado por ella intérpretes consagrados en otras disciplinas artísticas, y otros actores, con dilatada trayectoria cinematográfica, son considerados una revelación por no haber sido nunca nominados en una categoría interpretativa en ediciones anteriores. El 6 de febrero la Academia celebra la 30 edición de sus premios y los interrogantes siguen encima de la mesa.


Los nominados a mejor actor revelación son Miguel Herrán por ‘A cambio de nada’, Fernando Colomo por ‘Isla bonita’, Álex García por ‘La novia’ y Manuel Burque por ‘Requisitos para ser una persona normal’. Antonia Guzmán por ‘A cambio de nada’, Iraia Elías por ‘Amama’, Yordanka Ariosa por ‘El rey de la Habana’ e Irene Escolar por ‘Un otoño sin Berlín’ son las actrices nominadas. No se entiende que nominen a Álex García como revelación y a Asier Etxeandía en la categoría de mejor actor protagonista cuando ninguno de ellos ha sido nominado anteriormente. Hay que pensar que estas candidaturas responden en ocasiones a estrategia. Los encargados de proponerlas a la Academia son los productores de las películas. Posteriormente los miembros de la Academia eligen mediante votación secreta quiénes estarán nominados en cada categoría. Asier y Álex no compiten por el mismo cabezón y así ‘La novia’ puede sumar dos galardones en vez de uno. El caso de Raphael es otro gran ejemplo. Álex de la Iglesia lo propuso como actor revelación y la Academia dijo no. En este caso preferían que su candidatura fuera a mejor actor y respetar así una carrera brillante dedicada al mundo del espectáculo. Esto ocasionó que no saliera nominado. Sin embargo su candidatura a mejor actor revelación estaba prácticamente asegurada.


Desde la edición del 2012 para ser candidato en cualquier categoría interpretativa la única condición es ser mayor de 16 años, sin importar la nacionalidad o el idioma en el que hable el intérprete y su personaje. Una polémica decisión que introdujo la Academia para evitar que niños que no vuelven a hacer cine quitasen el galardón a actores con proyección; sin embargo la carrera artística de algunos niños galardonados contradice la decisión de los académicos. Ivana Baquero lo ganó con 12 años y está triunfando en EEUU, Nerea Camacho (12 años) y Juan José Ballesta (13 años) siguen trabajando en el cine periódicamente y María Valverde (16 años) es actualmente una de nuestras actrices más cotizadas y de gran proyección internacional.



No todos los actores han tenido la suerte de seguir con una carrera ascendente después de ganar un premio revelación. Andoni Erburu lo ganó en 1998 por ‘Secretos del corazón’ de Montxo Armendáriz y tres años después decidió retirarse definitivamente del mundo del espectáculo. Las carreras de Tamar Novas (‘Mar adentro’ 2005), José Luis Torrijo (‘La soledad’ 2008) o Francesc Colomer (‘Pa negre’ 2011) tampoco se han visto recompensadas con mayor cantidad de propuestas cinematográficas. En el caso opuesto tenemos a Santiago Segura (‘El día de la bestia’ 1996), Fernando Tejero (‘Días de fútbol’ 2004), Quim Gutiérrez (‘AzulOscuroCasiNegro’ 2007) o Dani Rovira (‘Ocho apellidos vascos’ 2015) que pueden presumir de formar parte del exclusivo grupo de actores a los que no les faltan guiones sobre la mesa. Como curiosidad comentar que Saturnino García por ‘Justino, un asesino de la tercera edad’ (1995) y Carlos Álvarez-Nóvoa, por ‘Solas’ (2000) han sido, con 59 años, los actores premiados de mayor edad. De los 21 intérpretes ganadores del premio a mejor actor revelación solo tres han vuelto a ser nominados en una categoría interpretativa. Leonardo Sbaraglia ganó el premio revelación por ‘Intacto’ (2002) y seis años después fue nominado a mejor actor de reparto por ‘Salvador, (Puig Antich)’. No lo ganó. Lo mismo pasó con José Ángel Egido, revelación en ‘Los lunes al sol’ (2003) y nominado por ‘Los girasoles ciegos’ (2009), y con Fernando Tejero que volvió a ser nominado en 2009 por ‘Fuera de carta’.


El único intérprete que ha obtenido un premio Goya en las tres categorías, revelación, reparto y protagonista, es la actriz Laia Marull que consiguió el premio revelación en 2001 por ‘Fugitivas’, el protagonista en 2004 por ‘Te doy mis ojos’ y el de reparto en 2011 por ‘Pa negre’. Solo dos actrices más, de las 21 que han obtenido un premio revelación, han estado nominadas también a reparto y protagonista. Ana Fernández que lo ganó por ‘Solas’ (2000) y que estuvo nominada a reparto por ‘You’re the one’ (2001) y a protagonista por ‘Historia de un beso’ (2003), y María León, nominada a revelación en 2012 por ‘La voz dormida’, a reparto en 2013 por ‘Carmina o revienta’ y a protagonista en 2015 por ‘Marsella’. Los Premios Goya son un escaparate efímero y dan cierta visibilidad pero lo más importante es tener profesionales a tu lado que te puedan asesorar y tener claro el camino que quieres seguir en tu carrera para no dar pasos en falso. Actrices como Marieta Orozco (‘Barrio’ 1999) o Micaela Nevárez (‘Princesas’ 2006) no han tenido la suerte esperada después de haber sido la revelación del año. Lolita Flores (‘Rencor’ 2003), Nerea Camacho (‘Camino’ 2009), Marina Comas (‘Pa negre’ 2011) o Nerea Barros (‘La isla mínima’ 2015) están trabajando menos de lo esperado en nuestro cine. En el lado opuesto tenemos a María Valverde que después de su premio por ‘La flaqueza del bolchevique’ en 2004 ha rodado ya casi treinta películas. El empujón que le dio el premio a Belén Rueda en 2005 por su interpretación en ‘Mar Adentro’ también es muy significativo. Más de quince películas y dos nominaciones más a los Goya, en este caso las dos como protagonista por el ‘Orfanato’ (2008) y por ‘Los ojos de Julia’(2011). Natalia de Molina después de su revelación en 2014 por ‘Vivir es fácil con los ojos cerrados’ opta este año al premio a mejor protagonista por ‘Techo y comida’. Sin embargo actrices como Ingrid Rubio, Manuela Velasco, Ruth Gabriel o Isabel Ordaz nunca han vuelto a estar nominadas. Tampoco Paz Vega, que en 2002 obtuvo el premio a mejor actriz revelación por ‘Lucía y el sexo’ y estuvo nominada como protagonista por ‘Solo mía’.

El seis de febrero descubriremos quienes son los ganadores de este año. Espero que se lo lleve Miguel Herrán por ‘A cambio de nada’ y Yordanka Ariosa por ‘El rey de la Habana’ dos interpretaciones rotundas, arriesgadas y luminosas. Suerte a todos los nominados y tranquilidad, porque ganar un Goya es emocionante pero no tiene nada de decisivo en la carrera de un actor, ¿o sí?. Vayan al cine y disfruten de nuestros actores.


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada